Cuidado con los «influencers» que recomiendan inversiones

La digitalización dejó a su paso un nuevo concepto de líder del que es imposible no haber oído hablar alguna vez: el influencer. Los hay de todo tipo: moda, belleza, turismo, gastronomía, fitness… Su misión es dar a conocer su opinión sobre lo que sea e influir en las personas para conseguir una determinada acción.

El influencer destaca, tiene muchos seguidores y se ha creado una fama digna de admiración en la mayoría de los casos. Tiene presencia, credibilidad y es capaz de mover masas con su sola presencia en redes sociales, pero cuando se trata de temas que pueden poner el riesgo la economía de las personas, deben saltar las alertas.

Expertos y no tan expertos

Al igual que a la hora de pedir un préstamo online rápido y seguro hay que valorar muchos factores, como la credibilidad de la entidad que los concede, para invertir sucede lo mismo. De hecho, la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV) dice que algunos de estas figuras dan recomendaciones que incumplen la normativa.

La comisión está llevando a cabo una valoración de todas aquellas personas «influyentes» que recomiendan inversiones y ha asegurado que contactará con ellas. El objetivo no es otro que solicitar que se identifiquen como los expertos que aseguran ser en una actividad tan delicada como esta.

Si se confirma que su experiencia no es la que pregonan, se les pedirá que se sometan a las obligaciones que estipula el reglamento de abuso de mercado, así como la normativa para su desarrollo. La CNMV es la entidad encargada de controlar que los mercados de valores de España sean transparentes y se proteja siempre al inversor.

Objetividad por encima de todo

La Unión Europea (UE) es clara en cuanto a las pautas a seguir para dar recomendaciones de inversión y tiene publicados los requisitos para hacerlo. Tras analizar la actividad en redes sociales centradas en el sector financiero, se ha detectado que muchos usuarios no cumplen con la normativa.

Por esa razón, se va a contactar con todos aquellos «expertos» que resulten no serlo tanto y se les pedirá aclaran su actividad, tal y como asegura la comisión en una nota de prensa. También se pide especial atención a los usuarios y que no crean ciegamente todo lo que se publica en las redes por muchos seguidores que se tengan.

El reglamento que regula estas actividades es el UE 596/2014 en relación con el abuso de mercado y el 2016/958 encargado de ponerlo en marcha. La normativa indica que la sugerencia de inversión debe ser concisa, clara y objetiva. Además, si existiera conflicto de intereses sobre la recomendación, hay que informar de ello.

Con esto se pretende seguir la legislación, lo que implica que el influencer debe identificarse, dar las sugerencias de inversión claramente y revelar todo aquello que pudiera nublar su objetividad si es que lo hubiera. También tiene que primar la igualdad de trato con personas o entidades que recomiendan.

En qué consiste una recomendación de inversión

Una sugerencia de inversión consiste en recomendar a alguien que siga un plan implícito o explícito sobre finanzas. Puede recomendarse vender, comprar o mantener instrumentos financieros independientemente de cómo se comunique (en persona o digital); es decir que no hace falta que sea por escrito.

Las recomendaciones, por lo general, parten de compañías inversoras y de crédito dedicadas a ello bajo la supervisión de la CNMV, quien se encarga de velar por el cumplimiento de la legislación vigente de manera frecuente.

En algunas ocasiones, la recomendación se crea y divulga por una fuente que no cumple con los requisitos mínimos para ello. Ahí es donde entra en juego el influencer, que se presentacomo gran conocedor del sector con toda la experiencia financiera que puede resultar no ser tanta.

A todos ellos, se les tendrá que someter a unos criterios adicionales de control, ya que consideran que por el simple hecho de comunicar sus recomendaciones en las redes sociales están exentos de cumplir la normativa de la UE. Esta es la misma para todos independientemente del canal que se use.

Qué dice la ESMA

La ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados) publicó en el 2021 una declaración relativa a los consejos de inversión en redes sociales. En ella se dejaba claro que la actividad está sometida a las mismas normas que los demás y que se revisarían todos aquellos canales, así como a los sujetos que recomendaran.

Ser un «experto» va más allá del número de seguidores, las interacciones, el historial profesional o personal y las dotes de liderazgo. En última instancia, será el reglamento el que decida cuando se califica a alguien como experto teniendo en cuneta también cómo se difunden las comunicaciones.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.