Derechos humanos en Egipto: el activista Ramy Shaat lleva diecinueve meses en detención provisional

Desde el  5 de julio de 2019, Ramy Shaat, militante político y defensor de los derechos humanos egipcio-palestino, se encuentra detenido provisionalmente en Egipto en condiciones que Amnistía Internacional (AI) califica de lamentables y «hacen temer una propagación de la COVID-19».

Ramy Shaath
Ramy Shaath

En estos 650 días que lleva detenido «provisionalmente», solo ha tenido derecho a una visita mensual de sus familiares. AI ha puesto en marcha una nueva campaña de movilización internacional para conseguir su libertad.

Ramy Shaath fundó el movimiento no violento BDS, que lucha para conseguir que Israel rinda cuentas de las continuas violaciones de los derechos humanos en toda la región, sensibiliza sobre los derechos de los palestinos y denuncia la ocupación israelí.

Detenido en julio de 2019, las autoridades egipcias han renovado hasta diecinueve veces su detención provisional, acusado de cargos que tienen que ver con su derecho a la libertad de expresión y la participación en asuntos públicos. El pasado 18  de abril de 2021, el nombre de Ramy Shaath entró a formar parte de la lista egipcia de terroristas durante los próximos cinco años, lo que significa que no podrá viajar, le quitarán el pasaporte y congelarán sus cuentas bancarias.

En octubre de 2020, una campaña internacional exigiendo la libertad del militante egipcio se concretó en la publicación en el diario francés Le Monde de una carta abierta, firmada por diputados y eurodiputados franceses, y en los correos que 278 diputados europeos y estadounidenses enviaron al buzón del presidente egipcio Abdel Fattah al-Sissi, pidiéndole la libertad de los presos políticos, y entre ellos la de Ramy Shaat

Ramy Shaath nació en Beirut en 1971. Es hijo de la militante egipcia Safaa Zeitoun y de Nabil Shaat, exconsejero el presidente Gamal Abdel Nasser y exministro de Asuntos Exteriores palestino. En los años 1990, Ramy fue consejero del presidente palestino Yasser Arafat. Después se retiró de la escena política palestina decepcionado por los acuerdos de Oslo, firmados el 13 de septiembre de 1993 entre el presidente de Estados Unidos Bill Clinton, Yasser Arafat y el primer Ministro israelí Isaac Rabín.

En noviembre de 2010, tras las elecciones egipcias que los observadores internacionales calificaron de irregulares, Ramy entró a formar parte de la coalición que en 2011 propugnó la sublevación pacífica y prodemocrática, lo que conocimos como «primavera árabe», que acabó con los treinta años de dictadura de Hosni Mubarak, le obligó a dimitir, y fue detenido y juzgado. (Condenado a cadena perpetua en 2012, un tribunal ordenó la anulación del juicio y su repetición, absolviéndole en 2014. En un nuevo juicio de 2015, tanto él como sus hijos fueron condenados por corrupción y enriquecimiento ilícito. Absuelto de nuevo de los cargos más graves, y enfermo, en 2017 abandonó el hospital militar donde cumplía la condena).

En 2013, Ramy Shaath participó en la creación de la coalición «Frente de la Revolución», un último intento de reagrupar a las fuerzas progresistas para defender las libertades conquistadas en 2011, que no tuvo éxito. En julio de 2014, cuando el ejército israelí bombardeó intensamente Gaza durante varias semanas, Ramy organizó un convoy humanitario.

En 2015 fue cofundador del movimiento BDS (Boycot, Desinversiones, Sanciones), que pide a las instancias internacionales que ejerzan boicot y presiones económicas, académicas, culturales y políticas, sobre Israel para conseguir el fin de la ocupación y colonización de tierras palestinas, la total igualdad para los ciudadanos árabe palestinos de Israel y el respeto del derecho al regreso de los refugiados palestinos.

Cuando el 5 de julio de 2019 Ramy Shaath fue detenido en su domicilio de El Cairo, su esposa Céline Lebrun-Shaat, de nacionalidad francesa, fue expulsada de Egipto donde llevaba siete años residiendo legalmente.

A finales de agosto de ese año, a la campaña internacional organizada para pedir su libertad respondieron distintas plataformas progubernamentales egipcias con una campaña de calumnias, acusando a Ramy de conspirar con los Hermanos Musulmanes para derrocar el régimen.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.