Día Mundial sin Alcohol: solo por hoy

Un día para recordar a los que han salido del infierno del alcoholismo. Ese lugar en el que sin querer uno se adentra el alcohol porque todo lo celebramos: fiestas, cumpleaños, bodas, retornos; brindamos por vivir, por la vida, por la alegría de sabernos dueños de una realidad que siempre nos desborda. El que bebe sufre, su refugio termina siendo su agonía y muchas veces, su muerte.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y, en algunos casos, terminal, que presenta “tres caminos posibles si no se frena el abuso compulsivo al llegar a la dependencia”, la enfermedad crónica, el cáncer y la muerte.

Finalizar un trabajo, terminar con un problema, ganar la batalla a una enfermedad, la felicidad no contenida hace que brindemos siempre y en ese afán, muchas personas llegan a perder el control de la ingesta, porque el alcohol, ese que tantos buenos ratos nos hace tener, lo relacionamos precisamente con lo bueno, con la alegría de vernos en contextos únicos y es el mayor depresor que existe en primera instancia. Cuando nos queremos dar cuenta, forma parte de nuestro modus vivendi; entonces, y solo entonces, ya no podremos elegir más.

Luego comienzan las medias verdades o las justificaciones para seguir bebiendo: mi abuela tiene 96 años y bebe cada día un whisky; conozco a un tipo que bebe todos los días dos copas de vino, y así otros tantos casos que nos hacen conformar una identidad irreal acerca del alcohol.

El alcohol mata, siempre.
No alarga la vida, la acorta.

Contiene resveratrol, es cierto, pero este se toma con el pellejo de las uvas, no con vino. No frena el envejecimiento, lo acelera. Las arrugas llegan antes y no existen evidencias científicas en torno a estos comentarios recientemente publicados por algún medio que justifica sus lecturas con bulos, eso que llamamos desinformación, o fake news.

El alcohol, todo tipo de alcohol, ¡ojo!, produce daños en el ADN y, por ello, no existe un consumo bueno, ni moderado, ni nada por el estilo. El consumo per se de alcoholes no rejuvenecen a nadie, solamente procura enfermedades asociadas al cáncer, a los accidentes cerebrovasculares, cardiovasculares, hepáticos, pancreáticos, etc. Tampoco ayuda a adelgazar como he leído en los últimos meses. El tequila no ayuda a perder peso, dado que esta afirmación viene de otro bulo en torno a las agavinas (azúcares del agave que es la planta para hacer tequila), que se utilizó en un estudio con ratones.

¿Y de todo esto qué sacamos en un día que nos invita a reflexionar cómo queremos vivir y cuánto? Disponemos de información suficiente, somos adultos y sabemos cómo queremos vivir. Tomemos cerveza sin alcohol para no ser distintos o elijamos decir que no bebemos porque no nos parece adecuado. Aprendamos a vivir la vida y elijamos cuándo, cómo y dónde vivir. El resto es condenarnos a morir antes y con una calidad de vida mermada.

Lo triste y lo verdaderamente complicado es que los jóvenes que asocian el alcohol con la libertad, con ser mayores, con la diversión, y aún, a pesar de Internet, desconocen los daños que están haciendo a sus cerebros todavía en crecimiento. Me refiero a los irreversibles daños que saldrán cuando lleguen a la tercera década de la vida y todos se pregunten por qué padecen esto o aquello.

Eduquemos para que podamos elegir. Solamente eso. Del alcoholismo se sale con ayuda. En el solo por hoy de alcohólicos anónimos, muchas personas, muchísimas en todo el mundo, siguen cantando a la libertad de verse libres del yugo del alcohol. Pida ayuda si no sabe cómo salir de ahí. El alcoholismo no tiene cura, algo que ellos remarcan. Solamente se busca mantener la abstinencia; un logro que muchos consiguen con ayuda de otros alcohólicos.

  1. “Solo por Hoy” trataré de pasar el día sin esperar resolver el problema de toda mi vida en un momento.
  2. “Solo por Hoy” puedo proponerme hacer algo que me espantaría si creyera tener que seguir haciéndolo durante toda la vida.
  3. “Solo por Hoy” seré feliz. Esta verdad que dijo Abraham Lincoln: “Casi todo el mundo es tan feliz como se propone”. Hoy la pondré en práctica.
  4. “Solo por Hoy” me ajustaré a lo que es, sin tratar de amoldar todo de acuerdo con mis deseos. Tomaré la “suerte” como venga y me acoplaré a ella.
  5. “Solo por Hoy” trataré de fortalecer mi mente. Estudiaré. Aprenderé algo útil. No seré un apático mental. Leeré algo que requiera esfuerzo, pensamiento, y concentración.
  6. “Solo por Hoy” ejercitaré mi alma de tres formas: le haré un bien a alguien sin esperar recompensa y sin que nadie lo sepa; si alguien se enterara, esto no contaría. Haré por lo menos dos cosas que no quiera hacer, solo como un ejercicio. No le demostraré a nadie que mis sentimientos han sido heridos, puedo estarlo, pero hoy no lo demostraré.
  7. “Solo por Hoy” tendré un programa a seguir. Quizá no lo siga con exactitud, pero lo tendré. Me salvaré de dos plagas: la Prisa y la Indecisión.
  8. “Solo por Hoy” seré agradable. Me mostraré lo mejor que pueda. Vestiré apropiadamente, hablaré en voz baja, actuaré cortésmente, no haré crítica alguna, no le encontraré faltas a nada, y trataré de no superar ni dirigir a nadie más que a mí mismo.
  9. “Solo por Hoy” me tomaré media hora de calma para mí mismo, y estaré sintensión. En algún momento durante esa media hora, trataré de tomar una mejor perspectiva de mi vida.
  10. “Solo por Hoy” no tendré miedo. Trataré especialmente de no sentir miedo a disfrutar de lo que es bello, y creer que del mundo he de recibir de acuerdo a lo que le dé.

(A.A.)

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.com Contacto Periodistas en Español: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.