Inicio / OPINION / Columnas / Al hilo de... / Disfraz impropio

Disfraz impropio

Aunque no estamos en época de carnavales, en la Comunidad Valenciana somos amigos de los disfraces. En las distintas fiestas que recorren nuestros pueblos -Fallas, Moros y Cristianos, Fiestas patronales, etc.- nos gusta vestirnos ad hoc para la ocasión.

Pero si hay unas fiestas en la que los trajes tienen una gran importancia es en la de Moros y Cristianos. Por cierto, y aunque ya sé que me lo van a criticar, como diría Cospedal, no me resisto a decir que tenemos que revisar esta fiesta y ponerla más acorde con los tiempos. Pero bueno, esto es otro tema.

Ya han empezado los grandes desfiles y, ¿cómo no?, empiezan en el sitio clave, Alcoi. Las filaes sacan lo mejor de sus armarios para la ocasión y aunque es verdad que los cristianos llevan la peor parte, todos se esfuerzan por ser los mejores. Siempre suelen ser más vistosos los moros, con su gusto por el lujo y la sensualidad de sus bailarinas.

Este año nos sorprenden con una imagen inédita. Cien mujeres vestidas con el niqab, ya sabéis, esa cárcel con la que obligan a las mujeres a desaparecer de la vista, y además tirando con unas cuerdas como esclavas del carro donde va un triunfante y glorioso capitán. Bravo.

Si hay alguna raya roja que no se debe pasar es la que atañe a los derechos humanos. No se debe bromear con ellos.

Lamentablemente, hay miles de mujeres que hoy en día se ven abocadas a esta esclavitud, muy a su pesar. Ya sé que no es el caso de Alcoi. Allí, por imposible que parezca, desfilaban mujeres libres y de fiesta disfrazadas de esclavas.

Lo siento, sé que las fiestas son un tema tabú y que todo el mundo justifica todo en aras de la fiesta, pero no puedo ver la gracia a hacer burla de una situación penosa, aunque sea por salir en la foto.

Sé que se han justificado en la tradición y dicen que los primeros moros que llegaron a estas tierras iban así por el desierto… ¿ en Alcoi? Otros dicen que la fiesta es la fiesta y que todo está permitido. Mi humilde opinión es que no.

A nadie se le ocurriría disfrazarse de mujer maltratada, no sé, con los ojos morados, las piernas rotas o muertas, ¿verdad que no? Pues con prendas que van contra los derechos humanos, tampoco.

Comprendo la lucha de las mujeres para incorporarse a las filaes, que hasta ahora han sido sólo cosa de hombres. Pero todo tiene un límite. Si lo que nos dejan es salir vestidas de esclavas y tirando de un carro con una cuerda, yo diría que no merece las pena.

Por cierto, esta vez no voy a pedir al periódico que ilustre el artículo con la foto. Si lo han hecho por publicidad, no cuentan conmigo.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre María Rosa Medel

Maestra y licenciada en Geografía a Historia. Trabajó en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE (1974-1988). Gerente de empresa editorial (Revista FOTO, 1988-2009). Vicepresidenta de la Unión de Mujeres Evangélicas (UDME). Responsable Ecuménica del Grupo Federal Cristianos Socialistas (PSOE). Miembro del Consejo de Redacción de la revista 'Nosotras'. Columnista habitual del periódico comarcal semanal 'Canfali Marina Alta' y Periodistas en Español ('Al hilo de...').

Ver también

Relaciones personales. Michael Brown / 123RF

En marcha

Aumentemos la óptica. Podemos compartir grandes momentos. El tiempo es de lo más valioso. Debemos …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.