El equipo de fútbol de la revuelta del Rif

Las autoridades de Alhucemas, capital del Rif, con el beneplácito del ministerio del Interior, prohibieron la asistencia de público al partido disputado el jueves 10 entre el equipo local Chabab Rif Alhucemas (CRA, en español Juventud Rif Alhucemas) y el Raja de Casablanca por temor a disturbios, tras conocerse la ratificación de las sentencias a los condenados por la revuelta protagonizada en la región norteña marroquí.

La justificación de la decisión fue «por precaución para evitar disturbios, sabotajes y saqueos de locales comerciales, tal como sucedió en el pasado», en alusión a los enfrentamientos pasados hace dos años, en marzo de 2017 durante el encuentro entre el CRA y el Wydad de Casablanca.

Estos hechos fueron utilizados por el régimen en contra de los manifestantes del Rif e incluso la televisión ofreció imágenes de ese día, como si fueran de las protestas populares, un hecho que causó indignación entre la población del Rif y llegó al Parlamento marroquí.

En esta ocasión además los aficionados del Raja habían trasladado su «solidaridad con el Rif». No es la primera vez que los hinchas del CRA han mostrado en las gradas su solidaridad con el líder de las protestas populares, Naser Zafzafi. El pasado domingo 7 de abril tras el partido disputado con el FUS Rabat y que terminó 0-0 se produjeron a la salida del estadio Mimoun Al Arsi, tras una marcha, protestas populares.

Además, el pasado enero en el partido ante el HUSA Agadir (club con el que tiene afinidad por su componente bereber) la grada coreó el nombre de Naser Zafzafi, pidiendo su libertad, al trascender que podía estar recibiendo malos tratos en prisión. El líder de las protestas populares simpatizaba con la peña ‘Ultras Los Rifeños’, creada en 2012, de la que partieron estos apoyos y que tiene como símbolo la bandera amazigh.

Hay que recordar que las concentraciones de aficionados han servido en otros puntos también para expresar protestas políticas y contra el régimen como ya sucediera en Tetuán hace medio año. Las concentraciones de aficionados no están prohibidas lo que sirve de válvula de escape ya que el resto de concentraciones públicas se encuentran vetadas en el Rif.

Alhucemas lleva meses viviendo un gran despliegue de las fuerzas de seguridad, dotadas con diferentes tipos de vehículos que patrullan las calles, con diferentes unidades policiales. Las últimas protestas fueron en dos localidades cercanas, Nador y Al Aroui (conocida en España como Monte Arruit donde tuvo lugar la masacre de 1921).

La ratificación de la condena en apelación a los 42 dirigentes y activistas del movimiento o Hirak rifeño, dictada el viernes 5 de abril de 2019, ha motivado la dura condena de la ONG, Human Right Watch (HRW) que, tras recordar que los acusados han sufrido torturas obligándoles a confesar, no ha dudado en calificar de “venganza” contra los activistas esta ratificación de penas.

Por su parte, el Gobierno marroquí ha anunciado que trasladará cierto número de presos rifeños a centros penitenciarios del norte, lo que evitará los enormes desplazamientos de sus familiares hacia Casablanca que se encuentra a más de 600 kilómetros.

Historia deportiva

Logotipo de los ‘Ultras Los Rifeños’ con su grada de fondo
Logotipo de los ‘Ultras Los Rifeños’ con su grada de fondo

El Chabab Rif Alhucemas fue fundado en 1953, en la etapa del Protectorado español, cuando la ciudad, una de las pocas fundadas por españoles y conocida un tiempo como Villa Sanjurjo, contaba con más de la mitad de población española. Su camiseta es blanquiazul.

Actualmente se encuentra en el farolillo rojo con 22 puntos, a tres de la salvación que marca otro equipo del norte marroquí con pasado español, el Mogreb Atlético Tetuán, a falta de seis jornadas para acabar el campeonato.

Ha cambiado hace días de entrenador, Said Chiba, el tercero esta temporada tras sustituir al español Juan Pedro Benali. No ha tenido suerte en su debú al perder 1-2 ante el Raja Casablanca en un partido sin público.

Ascendió por primera vez en su historia a la Primera División marroquí o Botola Pro, en 2010.

Como curiosidad, en el equipo rifeño participa un jugador español, Martin Bengoa, de veinticinco años, quien fichó por el club el pasado mes de diciembre procedente del SD Leioa.

El estadio lleva el nombre del fundador del club, Mimoun Al Arsi, y cuenta con una capacidad para 12 500 espectadores. El club cuenta con casi 300 000 seguidores en la red social Facebook.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.