El País: felicidades en el 40 aniversario

0
0

El 4 de mayo de cumplirán 40 años de la aparición en España de un periódico, El País, que ha significado tanto en el devenir de nuestro país, sobre todo en el ámbito político.

Pais Imaginario, portada del 10 de octubre de 1986
Pais Imaginario, portada del 10 de octubre de 1986

Considerado para unos como “la biblia” del periodismo, puesto en entredicho por otros, lo cierto y verdad es que la opinión de este rotativo es tenida en cuenta, y mucho, en los ámbitos de poder a la hora de tomar decisiones.

Sobre aquel 4 de mayo de 1976, fecha de su aparición, se podrían decir muchas cosas, cada cual a su modo y manera. La democracia comenzaba a dar sus primeros balbuceos en un momento en que el régimen franquista entonaba su réquiem, acabando con la larga noche de 40 años de dictadura.

El que suscribe trabajaba por entonces como linotipista en la imprenta madrileña de Hauser y Menet, desde donde se marcharían varios correctores y quiero recordar que también linotipistas a los talleres del nuevo periódico, porque pagaban bien en un tiempo en que había mucho trabajo para los profesionales de artes gráficas, al ser en los talleres donde se hacía el 90 % del producto, limitándose los periodistas a entregar los folios mecanografiados, ya que no existían ni ordenadores, ni escáneres, todo se hacía en plan artesanal, en plomo. Trabajando en el turno de noche conseguía dormir por la mañana y estudiar por la tarde en la Facultad de Ciencias de la Información. Así, siete años, difíciles de olvidar.

A lo largo de estos 40 años de existencia el diario El País se ha hecho eco de todo tipo de temas desde diferentes ópticas. Para algunos es un periódico de izquierdas, para otros está perdiendo sus esencias primarias y para otros está entregado al poder de turno. Sea como fuere, porque las opiniones son libres, lo cierto y verdad es que en torno a este diario se ha creado un conglomerado de comunicación de enorme influencia, como es el Grupo PRISA, presente en el ámbito editorial, prensa, radio o televisión.

Anuncia el periódico de cara al Especial 40 años de El País que se publicará el próximo día 4 que en el mismo “encontrarás las grandes firmas del diario y otras muchas invitadas, ilustradores y humoristas, grandes coberturas y los 25 personajes de distintos ámbitos que desvelan la relación que les une al diario”.

Como desconozco si se hará también eco de unas páginas de humor que se publicaban en El País Semanal bajo el título de El País Imaginario deseo, al tiempo que felicitar al diario por estos 40 años, dedicar unas líneas a dichas páginas, de cuyo equipo formé parte durante años a las órdenes de un gran periodista al tiempo que buen amigo que fue Moncho Alpuente, fallecido en 2015.

El País Imaginario, página dedicada a Manuel Fraga y Antonio Hernández Mancha
El País Imaginario, página dedicada a Manuel Fraga y Antonio Hernández Mancha

En El País Imaginario veníamos a decir y exponer en clave de humor lo que otros no se atrevían a decir en serio, pero que también lo pensaban. Pasaba como en los antiguos reinados, que solamente a los bufones de la corte se les permitía decir en broma cosas que no gustaban a los Reyes, porque de haberlo hecho se les habría cortado la cabeza sin más. Y creo que fuimos un buen equipo, comandados por Moncho Alpuente, uno de los mejores periodistas que he conocido, que era capaz al tiempo de dirigir, escribir, componer canciones, cantar en un grupo de música, tener programas en la radio, escribir obras de teatro… Venía a ser, salvando las distancias, un “Da Vinci” de la “movida madrileña”.

Entre otros de aquellos sujetos de El País Imaginario estábamos tipos como José Luis Cabañas, “El Cabañas”; Pablo Sanjosé, “Txupatinta”; Octavio Colís, “El Colís”; Ángel Menéndez, “Kalikatres”; Luis Pérez Ortiz, “L:P:O”; Antonio Madrigal Frutos, “El Frutos”; Pablo Barona, “El Barbas”; Manuel Álvarez Junco, “Juncal”; Pablo Carbonell, “Torero”; Pablo Mármol, “Marmolillo”; Victoria Martos, “Viki”; Ricardo Cristóbal, “El Ritchie”; Escalope de la Vega, “El Carpio”, y el que suscribe, “El Konrad”, grupo al que habría que añadir algunos más.

Todos utilizábamos seudónimos, y así pasábamos desapercibidos para la gente seria, bienpensante, al considerársenos sujetos de poco fiar. Incluso Moncho utilizaba a veces el apodo de “Txupito”. A estas alturas de la vida les he perdido la pista, pero imagino que cada cual andará, con seudónimo o a cara descubierta, intentando alegrar la vida al respetable porque, con la que está cayendo, en este país de María Santísima debemos intentar hacer reír hasta a los muertos.

Estas líneas, al tiempo que una felicitación al diario El País en su 40 aniversario, periódico del que formé parte como colaborador durante varios años con mi correspondiente seudónimo, pretenden ser un recuerdo para todos aquellos que durante años intentamos hacer reír a los lectores el domingo con las páginas de El País Imaginario, al que le sucederían otros títulos como El Chafardero Indomable, The Daily Alien.

Rompiendo fronteras, creíamos, y algunos seguimos creyéndolo, que la sonrisa es la distancia más corta entre las personas. Y no tiene IVA. Todavía…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.