El PSOE de la Inmaculada Concepción, no el de la República

La información la publicó el diario Andaluces hace unos días. La Inmaculada Concepción, patrona del municipio de La Línea (Cádiz), será a partir del día de la fecha alcaldesa perpetua del Ayuntamiento linense, gracias a los votos del partido que gobierna la ciudad.

inmaculada-linea-concepcionComo ese partido no es el PP, sino el Partido Socialista Obrero Español, la noticia ha cobrado cierta relevancia en los medios, aunque todos sabemos que el PSOE es capaz de estas y otras anomalías.

Ahí está el exministro Juan Antonio Belloch, alcalde de Zaragoza, al que le cabe el honor de haber puesto el nombre del fundador del Opus Dei a una calle de la ciudad, pasando por alto que monseñor Escrivá de Balaguer fue confesor de Franco y recibió repetidas condecoraciones por parte del extinto dictador.

La alcaldesa de La Línea, Gema Araujo, manifestó en el pleno extraordinario del Ayuntamiento que dispuso el nombramiento a perpetuidad de la virgen santa, católica y apostólica, que tal nombramiento responde a una reclamación ciudadana y calificó de histórica la jornada, que como no podía ser menos contó con la bendición del obispo de la diócesis gaditana.

“Todos, sin distinción”, -afirmó la alcaldesa con muy torpe sintaxis-, “homenajeamos así a quien ha dado respaldo espiritual desde el nacimiento de esta población, siendo, por tanto, de las primeras señas de identidad que todos los linenses tenemos”.

Con sus palabras, tal parece que Araujo deja al margen a cuantos ciudadanos de su municipio no comulgan con la santa madre iglesia de Roma, y que por primera seña de identidad de su ciudad se remonta a julio de 1870, año en que otra corporación municipal adscrita a la religión oficial del Estado determinó añadir al nombre de La Línea el derivado del dogma de la Inmaculada Concepción, según bula papal de 1854.

pilar-salazar-republicanaLa actualidad ha querido que la decisión del Ayuntamiento socialista de la ciudad gaditana coincidiera con la que ha tomado la federación socialista de Salamanca, según la cual se le ordena a la alcaldesa de la localidad de Pastores, Pilar Salazar, que dimita y abandone su puesto al frente del Ayuntamiento. Salazar había izado el pasado domingo la bandera republicana en la fachada del edificio consistorial, en solidaridad puntual y circunstancial con la Junta Estatal Republicana que en esa fecha se celebraba en Madrid.

Tenemos, pues, al principal partido de la oposición -por llamarle algo que de momento todavía representa- nombrando a vírgenes como alcaldesas perpetuas y haciendo dimitir a alcaldesas que proclaman simbólicamente su opción por un Estado republicano. ¿Alguien puede esperar que ese partido tiene algún futuro, no ya entre un electorado de izquierda, sino entre quienes pudieron votarle como mal menor en el pasado? ¿Cabe esperar así que ese partido pueda revisar en el Gobierno, tal como promete con indicios de añagaza electoralista, los acuerdos con El Vaticano que mantienen los privilegios que la iglesia católica obtuvo durante la dictadura?

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.