Estreno en Francia: «La (très) grande evasion», de Yannick Kergoat

El humor y la ironía contra la desesperación

«La (muy) grande evasión» de Yannick Kergoat, se estrena este mes de diciembre en Francia. Si su título puede hacernos pensar en aquel gran clásico del cine americano de John Sturges con Steve McQueen, se trata en cambio aquí de una película documental sobre una evasión muy diferente: la muy grande, la enorme evasión de capitales hacia los paraísos fiscales a lo largo y lo ancho del planeta, con la complicidad de gobiernos que afirman combatir la existencia de ese fraude monumental.

La trés grande evasion cartel

El tema de candente actualidad y eminentemente político es abordado con un planteamiento didáctico y buen sentido del humor, sirviéndose tanto de entrevistas de expertos, como de imágenes de archivo o de dibujos animados para mejor divulgar y hacer llegar a un amplio publico los análisis y explicaciones sobre ese fraude mundial, base fundacional del dogma político liberal del capitalismo financiero.

Dos películas de ficción francesas que hablan del tema de los paraísos fiscales son citadas también en este documental, una es de Henry Verneuil, «Mil millones de dólares» 1982, la otra es de Costa Gavras «El capital» 2012. Un cine político muy presente en Europa que reivindica Yannick Kergoat: «un cine que no es simple divertimento, sino una herramienta de emancipación».

Yannick Kergoat firma así su segunda película documental, después de «Les nouveaux chiens de garde» codirigida con Gilles Balbastre en 2011, que era una eficaz y argumentada critica de la corrupción en las «élites» de la prensa francesa. Yannick Kergoat, conocido montador en el cine francés, con directores como Costa Gavras, Dominique Moll (Cesar del mejor montaje por «Harry un amigo que os quiere»), Rachid Bouchareb, o Cedric Kaplisch, entre otros, es autor también de varios documentales para la televisión.

Con la colaboración del periodista de investigación y escritor francés Denis Robert (creador de la web tv BLAST), Kergoat dirige ahora este documental sobre el tema de la evasión fiscal, tanto en su forma ilegal como en su montaje «legal» denominado con el eufemismo de «optimización fiscal».

Mientras los apóstoles del neoliberalismo económico en Europa afirman como el presidente Emmanuel Macron en Francia en 2019 «que no hay dinero mágico» para pagar la sanidad o los servicios públicos, la magia del cine nos demuestra con mucha ironía la falsedad y la hipocresía de los que afirman luchar contra los paraísos fiscales, mientras hacen todo lo necesario para que todo siga como antes. El dinero para evitar las políticas de austeridad no es mágico, existe y está escondido en los paraísos fiscales con la complicidad de los que afirman combatirlos.

Pasa revista este documental a la historia reciente desde De Gaulle, a Pompidou, Mitterrand, Giscard, Chirac, Sarkozy, Hollande o Macron, los presidentes de la quinta república se han sucedido con falsas promesas, de la misma manera que la Unión Europea, la OCDE o el G20, anunciando siempre el fin inminente de los paraísos fiscales. Pero el colmo de la mentira fue en 2009 la cumbre del G20 y la solemne declaración de Sarkozy sobre el supuesto fin de los paraísos fiscales que nunca llegó.

Apple, Amazon, Google, Irlanda, Luxemburgo y el Luxleaks, los Panamá papers, la impunidad reina, de Jerome Cahuzac a Patrick Balkany o Dominique Strauss Kahn, los escándalos de los políticos y de las multinacionales que escapan a la imposición fiscal se han sucedido a lo largo de los años. Sin embargo, ejércitos de abogados y lobistas en Francia como en Europa han encontrado los remedios y montajes «jurídicos» para seguir estafando al fisco.

La très grande evasion, ilustración
La très grande evasion fotograma Bezos
Fotogramas de la «très grande evasion»

Si el tema es conocido y a veces evocado superficialmente en los medios informativos, el ángulo de este documental es no solo la denuncia puntual sino la explicación y divulgación didáctica de los mecanismos de esa evasión fiscal. Donde los medios informativos controlados por la censura previa de sus propietarios oligarcas nos aseguran que todo es muy complicado y difícil de comprender, un sencillo documental prueba lo contrario.

Epilogo: Fin de 2021, la pandemia del covid ha enriquecido aún más a las oligarquías financieras en todo el planeta y a sus representantes en Francia. El fraude fiscal en Francia se estima entre ochenta mil y cien mil millones de euros. Las cien personas más ricas del mundo han aumentado su riqueza en 62 por ciento. Ante la explosión de la deuda pública y los sucesivos regalos fiscales a los grandes grupos financieros, la decisión del G7 de establecer un impuesto mínimo del 15 por ciento a las empresas multinacionales a partir del 2023 es un paso positivo pero muy limitado que no compensa las inmensas ganancias que escapan a todo control.

La situación es sin duda desesperante pues la evasión fiscal está intrínsecamente ligada al propio desarrollo del capitalismo financiero y a la corrupción de los gobiernos que la toleran. Como dice el autor a guisa de conclusión: los políticos que tienen en sus manos la posibilidad de encontrar una solución contra la evasión fiscal, son en realidad el problema y no la solución.

Cuando le preguntan a Yannick Kergoat por qué haber escogido la ironía y el humor para hablar de un tema tan grave que amenaza nuestra democracia, responde con una frase que algunos atribuyen aquí a Víctor Hugo: El humor es la cortesía de la desesperación.

La película cofinanciada de forma colectiva por micro mecenazgo (crowdfunding), ha sido producida por Bertrand Faivre, quien tiene en su haber otros excelentes documentales como «Ni jueza, ni sometida» 2017 y «Poulet frites» 2021, de los belgas Jean Libon e Yves Hinant, autores de la serie televisiva «Striptease».

El montaje del proyecto no fue fácil, pues mientras las televisiones contestaban que «ese tema no interesa a nadie», más de seis mil personas contribuyeron a dar el primer impulso a la producción. En el mes de septiembre la película participó en la selección oficial del Festival de cine de San Sebastián. Una propuesta audaz de los seleccionadores que es importante saludar.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista profesional en Francia desde 1976. He trabajado durante 35 años como periodista (Responsable de edición y critico de cine) en el servicio en castellano de Radio Francia Internacional. Pero también como corresponsal en Paris de diversos diarios y semanarios españoles y critico en Cine Classics (canal plus). Jubilado desde el 2013, escribo ahora en Periodistas en español y en Aquí Madrid. Miembro del Sindicato Francés de la critica de cine y de Fipresci, he cubierto numerosos festivales de cine internacionales, muy especialmente Cannes y San Sebastián. Militante antifranquista en los años sesenta, resido en Francia desde 1974, fecha en que me acordaron el asilo político. Hoy en día tengo la doble nacionalidad hispano francesa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.