Exposición sobre Ajedrez y Música en el Museo Sergei Prokofiev de Moscú

‘El arte del juego: Ajedrez es música’ es el nombre de una exposición inaugurada el 28 de junio 2023 en el Museo de Sergei Sergeevich Prokofiev (calle Kamergersky, 6, edificio 3) en la capital rusa, Moscú.

ajedrez-sergei-prokofiev-ante-el-tablero Exposición sobre Ajedrez y Música en el Museo Sergei Prokofiev de Moscú
Ajedrez: Sergei Prokofiev ante el tablero

El centro museístico forma parte del Museo Nacional Ruso de la Música (FGBUK) y era donde vivió el músico de 1947 a 1953, existe una placa conmemorativa al respecto.

El compositor y director de orquesta soviético Sergei Prokofiev (1891-1953) era un apasionado al ajedrez, actividad que llamaba «la música del pensamiento». También decía: «el ajedrez para mí es un mundo especial, de la lucha de planes y pasiones».

Más que un simple aficionado era un gran amante del ajedrez. Fue autor de muchas óperas, ballets y sinfonías, entre otras, el Concierto para piano nº 3 escrito en 1921, el ballet Romeo y Julieta (1936) o el cuento sinfónico infantil Pedro y el lobo (1934) además de realizar la música para dos películas, una cantata en Alexander Nevski (1938), e Iván el Terrible (1943-45) –un zar muy relacionado también con el ajedrez– ambas del director Serguei Eisenstein (1898-1948).

Además fue declarado artista del Pueblo de la Rusia soviética (1947), ganador de los premios Lenin (1957) y seis Stalin (1943, 1946, tres veces, 1947 y 1952).

A la edad de dieciocho años, en 1909, hizo tablas con el campeón mundial Emanuel Lasker (1868-1941) en unas simultáneas. Además, en su juventud se reunía en el tablero de ajedrez con Alexander Alekhine (1892-1946) antes de la revolución soviética.

Más tarde, también en otras simultáneas, en 1914, y tras perder dos veces, a la tercera venció al cubano José Raúl Capablanca (1888-1942), el futuro campeón mundial cayó en una trampa y consiguió ganar en una partida iniciada: 1 d4 d5 2 Cf3 Cf6 3 c4 Af5.

En sus diarios de 1907-1914 hay setenta referencias al ajedrez, de ellas dieciséis referidas a Capablanca. Al cubano lo definió como «joven, elegante, guapo, alegre y siempre sonriente» y también «es irresistible: vivaz, guapo, ingenioso y, lo más importante, brillante». Lo llamaba Capablanchik en señal de respeto. Al obtener el título mundial en 1921 lo felicitó en un telegrama.

En 1922 jugaron de nuevo en Nueva York en una sesión de simultáneas en el Manhattan Club, aunque perdió, le aguantó veinte movimientos. El ya entonces campeón mundial comentó tras detenerse: «ahora voy a jugar con mi amigo».

En 1937, Prokofiev jugó varias partidas contra el violinista David Oistraj (1908-1974) en la Casa central de Artistas de Moscú. Con un cartel anunciador y prevista a diez partidas se disputaron al final siete, siendo favorables al violinista por cuatro-tres.

Después de cada movimiento se interpretó un fragmento de la marcha de Prokofiev de la ópera satírica ‘El amor de las tres naranjas’ (Oistraj, en el violín, Prokofiev, en el piano). Se había decidido que el perdedor ofreciera un concierto pero al final lo hicieron ambos para deleite del público. Como anécdota, Oistraj señaló, haciendo un símil ajedrecístico con las partidas disputadas, que el violín era más rápido que el piano.

Prokofiev también jugó con el estadounidense Edward Lasker (1885-1981) en 1921 y con el que fuera campeón mundial Mijail Botvínnik (1911-1995), quien asistió in situ a las citadas partidas entre el compositor y el violinista, y al que felicitó cuando ganó el título mundial en 1948.

Asimismo en 1933 disputó dos partidas en el café La Régence de París ante Savielly Tartakower (1887-1956), ganó la primera y perdió la segunda. «Tartakower es uno de los jugadores más fuertes del mundo», dijo entonces.

Como jugador el músico era impulsivo, estaba educado en el espíritu del ajedrez ruso prerrevolucionario, jugaba el gambito de rey y otras aperturas abiertas, buscaba temerariamente siempre el ataque. Se conservan siete partidas que disputó. Su última presencia fue en 1951 en unas simultáneas de ajedrez a las que acudió en Moscú.

Exposición

En la muestra ‘El arte del juego: Ajedrez es música’ de Moscú se recuerda que el juego-ciencia siempre ha entusiasmado a numerosos músicos, y, por su parte, los ajedrecistas no son indiferentes a la música. Así, se habla de músicos aficionados al ajedrez y de ajedrecistas que sabían cantar o tocar instrumentos musicales.

En este sentido, el campeón mundial Vasily Vasilyevich Smyslov (1921-2010) fue un excelente barítono, incluso pasó la selección competitiva del Teatro Bolshoi en 1951.

El piano de cola Steinwey & Sons, que Smyslov compró con el dinero cuando se convirtió en el séptimo campeón mundial en 1957, forma parte de la muestra. Fue cedido de su colección personal por Yuri Fominykh, sobrino de la esposa del ajedrecista Nadezhda Andreevna (1918-2010).

Por primera vez, la exposición cuenta con grabaciones de audio y video del gran maestro Mark Evgenievich Taimanov (1926-2016) tocando el piano y de Vasily Smyslov interpretando los romances rusos de Piotr Ilich Tchaikovsky (1840-1893) en un concierto de 2001. Al final de muchos torneos, los participantes escuchaban con gran placer el dúo de grandes maestros: Smyslov cantando y Taimanov acompañándolo.

ajedrez-caricaturas-de-smyslov-dirigiendo-y-taimanov-tocando-el-piano-900x600 Exposición sobre Ajedrez y Música en el Museo Sergei Prokofiev de Moscú
Ajedrez: Caricaturas de Smyslov dirigiendo y Taimanov tocando el piano

Smyslov señalaba que toda su vida había estado estudiando la ópera pero el momento de la música solo apareció a los 75 años grabando varios CD de romances rusos y arias de ópera. Curiosamente siguió jugando hasta los ochenta años, ostentando el récord de participar en un Torneo de Candidatos con la mayor edad, 62 años.

Por su parte, el que fuera candidato al título de campeón mundial, Taimanov, se graduó en el Conservatorio de Leningrado en piano. Durante treinta años actuó en dúo pianístico con su primera esposa, la pianista Lyubov Brook (1926-1996). Conoció personalmente al compositor y pianista Dimitri Shostakovich (1906-1975), al director de orquesta y violonchelista Mstilav Rostropovich (1927-2007) y al pianista Sviatoslav Richter (1915-1997).

El antiguo piano de Smyslov sonó así en la apertura de la muestra por primera vez en mucho tiempo, obra de su propia composición interpretada por el gran maestro y árbitro internacional Alexander Zlochevsky, lo que refuerza la conexión entre el ajedrez y la música existente en la actualidad.

También durante la inauguración, el profesor del Conservatorio de Moscú, compositor y pianista Ivan Sokolov interpretó la ‘Elegía’ de Sergei Rachmaninov (1873-1943) y tocó ocho piezas cortas de ‘Visions fugitives’ del propio Prokofiev.

«Una vez, Smyslov me dijo que cuando se convirtió en campeón mundial en 1957, tenía mucho dinero», explicó Sokolov, quien lo conocía bien. «Entonces comenzaron a hablar sobre la devaluación, sobre la necesidad de invertir dinero en algún lugar para que no perdiera valor. Y así compró un piano. Como se comprobó más tarde, lo hizo a tiempo».

ajedrez-vitrina-de-la-exposicion-‘el-arte-del-juego-ajedrez-es-musica Exposición sobre Ajedrez y Música en el Museo Sergei Prokofiev de Moscú
Ajedrez: Vitrina de la exposición ‘El arte del juego, Ajedrez es música’

Además, entre lo que se puede contemplar en la muestra se encuentran tableros de ajedrez pertenecientes a conocidos músicos, fotografías y retratos de músicos jugando al ajedrez y manuscritos de obras musicales sobre el tema del ajedrez.

Se exponen varias del musical ‘Chess’, obtenidas del archivo de la Compañía de Teatro Broadway de Moscú. El compositor Alexander Tchaikovsky, de 77 años, proporcionó la partitura de su ópera El Rey del Ajedrez.

Entre los asistentes se encontraba el director general del Museo Nacional Ruso de Música, Mijail Bryzgalov, el representante del Museo de Ajedrez de Moscú, Dimitri Oleinikov y el responsable del legado de Smyslov, Yuri Fominykh. Todos comentaron el papel de la música en el mundo del ajedrez.

Para finalizar, tuvo lugar una partida relámpago entre Zlochevsky y el maestro internacional Sergej Skudnov, alumno y amigo del gran maestro y escritor rusoletón Evgeny Svéshnikov (1950-2021). La partida terminó en tablas. Los espectadores, la siguieron con interés a través de una pantalla explicativa, agradeciendo con aplausos a los ajedrecistas y organizadores de la muestra.

La muestra estará abierta hasta el 20 de octubre. La entrada tiene un coste desde 150 a 300 rublos (1,55 a 3,09 euros).

Jesús Cabaleiro Larrán
Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 35 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Titulado en ajedrez por la UAH y UNED. Amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.