El Museo del Ajedrez de Moscú, el legado de Yuri Averbach

El Museo del Ajedrez de Moscú fue uno de los legados del recientemente fallecido Yuri Averbach (1922-2022) quien era el gran maestro de mayor edad del mundo con cien años, siendo su último reconocimiento la Orden de Honor de Rusia este mismo año.

Ajedrez Museo Yuri Averbach
Yuri Averbach

Entre sus muchos vínculos al mundo del ajedrez de Yuri Averbach, desde libros, aportaciones y publicaciones, se encuentra la creación del que fue Museo del Ajedrez de Moscú hace ya más de cuatro décadas. Tras haber presidido la Federación de Ajedrez de la Unión Soviética de 1973 a 1978, culminó el proyecto de Museo siendo su primer director.

Ajedrez mecenas Vyacheslav Dombrowsky
Vyacheslav Dombrowsky

Pero realmente hay que citar a quien, con su generosa donación, lo hizo posible. Cuenta con valiosas piezas y tableros gracias a la generosidad de Vyacheslav Dombrowsky (1904-1966), un gran amante del ajedrez. Era el jefe de los bomberos durante el sitio de Leningrado en la Segunda Guerra Mundial recibiendo la Orden de la Estrella Roja. Después de la guerra trabajó como director de una tienda especializada de ajedrez en la calle Zhelyabova.

El Museo se encuentra ubicado en el Boulevard Gogolevsky, 14, cerca de la catedral del Cristo Salvador. Fue creado en 1980 en base a la existente Casa Central del Club de Ajedrez y tras seis años de reformas fue abierto de nuevo al público con tres nuevas salas en 2014, conteniendo más de cuatro mil elementos relacionados con el juego.

El edificio que lo alberga tiene una larga y complicada historia, sus propietarios fueron aristócratas, comerciantes, coleccionistas y filántropos, y llegó a ver entre sus paredes al actor y director teatral Constantino Stanislavski (1863-1938), al cantante de ópera Fiodor Chaliapin (1873-1938) y al compositor Sergei Rachmaninov (1873-1943).

En 1956, gracias al entonces campeón mundial de ajedrez, Mijail Botvinnik (1911-1995), cuyas donaciones también figuran en sus instalaciones, el edificio fue donado al Club de Ajedrez de la Unión Soviética y desde entonces ha sido el epicentro del ajedrez en la actual capital rusa.

Ajedrez Tatiana Kolesnikovich
Tatiana Kolesnikovich

El Museo está a cargo de la Federación Rusa de Ajedrez, siendo su actual directora Tatiana Kolesnikovich. Cuenta con solo un empleado, el conservador, Dimitri Oleynikov, y además únicamente se permiten visitas en grupo y no individuales.

Tiene una importante colección de unos setecientos carteles de torneos de los años treinta, piezas elaboradas con huesos de camello y colmillos de morsa, así como un tablero, el más antiguo, de Etiopía, elaborado con oro y que cuenta con cuatrocientos años de antigüedad.

Existe un ajedrez con piezas de marfil entregado por el líder chino Mao Ze Dong (1893-1976), a un médico ruso que le ayudó a recuperarse de una dolencia gástrica. Curiosamente, Stalin (1878-1953), desconfío y mandó arrestar al médico bajo cargos de sabotaje. Hay varios tableros que fueron regalos a los líderes soviéticos.

En los pasillos hay muchas pinturas dedicadas al ajedrez, por ejemplo Café Dominique de 1930 del finlandés Hugo Karlovich Bakmamson (1860-1953), libros raros, incluidos algunos escritos a mano. Entre ellos, se encuentran el primer libro de texto de ajedrez ruso de 1821, la primera revista de ajedrez, la francesa ‘La Palamede’ (1836-1847) y la primera colección de torneos del mundo de 1851.

También hay juegos de ajedrez raros, desde Japón hasta Irlanda, así como obras destacadas. Junto a las elegantes de porcelana, marfil y ébano, hay tableros de cartón de la sitiada Leningrado durante la Segunda Guerra Mundial y otros hechos de alambres doblados realizados por presos del Gulag.

Entre los tableros expuestos, que abarcan desde el siglo diecisiete al veintiuno, se encuentran los que pertenecieron al escritor Aleksander Pushkin (1799-1837), el químico Dmitri Mendeleyev (1834-1907) y el zar Pedro el Grande (1672-1725).

Hay pertenencias personales de varios campeones mundiales de ajedrez en la colección. Además del citado Botvínnik, están Alexander Alekhine (1892-1946), Vasili Smyslov (1921-2010) y Tigrán Petrosián (1929-1984), además del que fuera también subcampeón mundial Mijaíl Chigorin (1850-1908).

Del mismo modo, se encuentra en un lugar de honor con sus banderas originales, sus piezas, planillas y relojes utilizados, la mesa donde se disputó el campeonato del mundo de ajedrez de 1984 entre Anatoli Karpov y Gari Kasparov con un reportaje gráfico sobre este evento del fotógrafo de ajedrez Boris G. Dolmatovsky, de 79 años, quien publicó el año pasado el libro en ruso, ‘Ajedrez en la lente’, y quien hizo, curiosamente, la primera foto a Kasparov con apenas diez años.

También se encuentra un juego que viajó al espacio. Un ingeniero diseñó un conjunto especial en el que las piezas eran inseparables del tablero para evitar que volaran con la gravedad cero. La partida Tierra contra Espacio se jugó el 9 de junio de 1970.

Hay muchos premios de torneos y competiciones mundiales: de la Olimpiada de Ajedrez en Salónica (1984), por ejemplo, los equipos ganadores trajeron copas en forma de antiguos jarrones griegos con figuras negras; hasta la copa de la Olimpiada Femenina de Ajedrez que ganó el equipo de Rusia en la ciudad noruega de Tromso en 2014.

Los fondos se reponen gracias a los obsequios de los amantes del más que milenario juego así como con los trofeos de campeones de la etapa soviética y ahora rusos.

Alberga también oficinas de la Federación Rusa de Ajedrez, de la revista especializada en ajedrez 64 y una escuela de ajedrez para niños.

Sus instalaciones participaron el pasado fin de semana en el tradicional evento Noche de los Museos (Ночь музеев en Rusia), evento cultural organizado en forma conjunta por más de 120 museos e instituciones culturales europeos desde 1997.

Durante ese día permaneció abierto durante la tarde y parte de la noche. Se celebraron unas simultáneas a cargo del gran maestro Mijaíl Kobalia (por cierto, uno de los que firmó el manifiesto contra la guerra de Ucrania).

En total, participaron un total de 81 personas de las que solo una ganó al ajedrecista ruso. Todos los asistentes a la sesión recibieron como obsequio libros editados por la Federación Rusa y diplomas conmemorativos.

Por otra parte, mencionar el torneo de ajedrez rápido llevado a cabo en homenaje a Averbach. Tuvo lugar en la Catedral Feodorovsky de San Petersburgo –de hecho, entre sus dieciocho jugadores había algunos sacerdotes ortodoxos- y lo ganó el joven Zakhar Frolov de trece años. Como recuerdo al gran maestro ruso se analizó la partida que ganó ante el alemán Reinhart Fuchs (1934-2017) en el torneo de Dresde en 1956, en el que acabó vicecampeón, sin perder una partida.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.