Frédéric Volkringer fotografía paisajes olvidados

Desahucios Iconográficos se titula una exposición fotográfica que firma Frédéric Volkringer, y el título no puede ser más expresivo, ya que en ella vemos paisajes olvidados que sin duda reconocemos porque sus esqueletos nos golpean con irónica urgencia en la memoria.

Volkringer: Pepe Tomás, celebraciones
Volkringer: Pepe Tomás, celebraciones

Son ruinas de un paraíso prometido, restos baldíos de un naufragio que nunca conoció el mar, vacíos caparazones que un día fueron promesas ciertas de felicidad y que, bajo el implacable ojo de su cámara, se vuelven profetas anunciando tardíamente el fin de los tiempos: “¿Ves? ya te lo dije yo, ¿ves cómo tenía yo razón?”

Son estos desahucios del paraíso de la civilización los que retrata la cámara del fotógrafo Frédéric Volkringer, nacido parisino y residente en Murcia por razones que él no cuenta, pero que nos favorecen como objetivo de su fotografía.

Así, vemos la palabra OASIS escrita con mayúsculas irguiéndose sobre una palmera de plástico y hierro en medio lo que hoy es un desierto, al lado de una iglesia cristiana. Iglesia otrora ignorada como monumento en aras del progreso económico, quedó por ello mismo a salvo del naufragio y allí sigue firme, como una parábola bíblica, sobreviviendo a la ruina del invento que la suplantó.

La exposición resulta así, en toda su belleza, una gran lección sobre el paso del tiempo digna del barroco más amargo e irónico: “La comunicación publicitaria se construye en base a ideas y cálculos nada inocentes. Buscan convocar nuestra atención, avivar compulsiones y ocupar la centralidad con la táctica invasión de espacios periféricos a nuestros trasiegos cotidianos”, reza el folleto de la exposición.

Y añade: “El tiempo, medida de todas las cosas, aboca a esas arquitecturas totémicas, y sus contenidos iconográficos, a una inexorable decadencia a cuenta de los elementos y de la mutación que ponen los ritmos de las modas, el comercio, los negocios y la política.”

Volkringer: Oasis con Iglesia
Volkringer: Oasis con Iglesia

Frédéric Volkringer ha trabajado en una multinacional suiza para el mundo de la alta costura y los grandes creadores: Yves Saint Laurent, Courreges, Dior, Hermes, etc, hasta su dedicación a la fotografía. En los últimos años, su trayectoria se ha ido complementando con la fotografía comercial por encargo, y al mismo tiempo se ha ido ampliando su producción artística que se puede apreciar en numerosas exposiciones en España.

Entre otros premios y menciones ha recibido el Premio Museo del Traje. Centro Patrimonio Etnológico. Madrid. Premio Estrellas del Marketing a la Fotografía Publicitaria 04 Murcia. 1er Premio Concurso de Carteles XXVII Festival de Teatro de Molina de Segura.

  • Hasta el 23 de noviembre de 2019
    Real Sociedad Fotográfica
    Calle Tres Peces, 2. 28012 Madrid

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.