Juguetes conectados: seguridad de los menores y privacidad de las familias

Guía para elegir un juguete conectado para un menor

0
125

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunciaba el 20 de diciembre de 2018 ante la Agencia Española de Consumo (AECOSAN) que los juguetes Jumping Race Jett de Parrot y Rovospy de Juguetrónica presentaban defectos de seguridad, de los que había informado a los respectivos fabricantes para que tomaran las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los consumidores.

juguetes conectados seguros

La iniciativa de la OCU se produjo después de hacer un estudio tomando como muestra cinco modelos diferentes de juguetes con posibilidades de conexión, del que se dedujo la necesidad de alertar sobre la posibilidad que presentaban de atentar con la privacidad de los consumidores, así como la susceptibilidad de poner en peligro el derecho a la intimidad y a la propia imagen.

La OCU comprobó que personas con conocimientos informáticos pueden manejar en remoto los citados juguetes, ya que tienen el wifi abierto y los contenidos se almacenan y transmiten sin cifrar, y podrían tomar el control del juguete, ordenar sus movimientos, tomar fotografías, grabar imagen y grabar sonido en tiempo real.

Recibida esta denuncia de la OCU, el Centro de Seguridad en Internet para menores de edad en España, la Internet Segura for Kids (IS4K), reconocía que “hoy en día muchos juguetes tecnológicos se conectan a nuestros móviles, tabletas, o directamente a Internet” para mejorar sus prestaciones.

Pero estos juguetes “no solo permiten ampliar las opciones de juego e interactuar de forma más inteligente con los menores”, sino que “también implican nuevos riesgos para toda la familia que debemos conocer y gestionar”.

La IS4K se hacía eco así no solo de la denuncia de la OCU, sino también de otra noticias como la petición del gobierno alemán de destruir la muñeca Cayla, la prohibición de numerosos smartwatches para niños, o la multa a VTech por recopilar información personal sin consentimiento, y pedía en consecuencia “un mayor esfuerzo por parte de las familias a la hora de elegir, configurar y acompañar a sus hijos e hijas en el uso de estos juguetes conectados”.

Para facilitar esta responsabilidad familiar la facilitamos la IS4K publicó una Guía para el uso seguro de juguetes conectados, para conocer mejor estos juguetes, saber en qué fijarse a la hora de adquirirlos, configurarlos de forma segura y aplicar pautas para disfrutarlos con los menores riesgos, con los siguientes contenidos:

¿Todos los juguetes electrónicos son juguetes conectados?

Con juguetes conectados nos referimos a aquellos que se pueden conectar con otros dispositivos domésticos, o que pueden comunicarse a través de Internet con los equipos de la empresa fabricante. Gracias a esta conexión, algunos juguetes son capaces de reconocer la voz o los movimientos del menor, reaccionar a sus órdenes, responder sus preguntas (por ejemplo un muñeco interactivo o un robot programable), ver la imagen captada por sus cámaras integradas en una aplicación en el móvil (por ejemplo un dron), acceder a juegos o aplicaciones de comunicación en Internet (por ejemplo un smartwatch o una tableta infantil), etc.

No entrarían en este grupo otros juguetes tecnológicos sin conexión como por ejemplo un coche dirigido por radio control, o un muñeco que reacciona a órdenes sin conectarse a Internet ni a otro dispositivo. Tampoco otros dispositivos digitales como videoconsolas, reproductores mp3, smartwatches, móviles o tabletas.

Elementos de riesgo en los juguetes conectados

Para interactuar con los menores pueden disponer de cámaras o micrófonos integrados, lo que podría permitir al juguete recoger imágenes y sonidos continuamente. Por ello se recomienda desactivar el juguete cuando no se esté utilizando.

Con la conexión a Internet o a otro dispositivo, móvil o tableta, el juguete podría enviar cualquier información recogida a los sistemas en la nube de la empresa fabricante. Allí se debería proteger adecuadamente la información para evitar accesos no autorizados por parte de otras personas. De la misma manera, en su política de privacidad debe quedar claro el uso y tratamiento que van a dar a estos datos.

Por otra parte, las propias conexiones del juguete (WiFi, Bluetooth, NFC, etc.) deben estar protegidas, por ejemplo cambiando las contraseñas por defecto, para evitar que cualquier otra persona pueda conectarse al juguete y acceder a los datos recogidos, o incluso entrar en contacto con el menor.

juguetes conectados diagrama

¿Cómo elegir un juguete conectado?

Quizás te sea de ayuda seguir nuestro diagrama de ayuda a la elección de juguetes conectados, donde te proponemos varias preguntas que te llevarán a determinar si ese juguete aparentemente presenta o no un gran riesgo para la seguridad de los menores.

Al igual que con cualquier otro juguete lo ideal es empezar por pensar en el niño o niña, su nivel de madurez y responsabilidad, de cara a elegir un juguete que se adecúe a sus necesidades e intereses.

Como juguetes tecnológicos es útil hacer un pequeño esfuerzo por comprender sus especificaciones técnicas para así ser conscientes de sus funcionalidades y medidas de seguridad. Por ejemplo, ¿tiene cámara integrada?, ¿se puede apagar el juguete?, ¿tiene algún tipo de control parental?

Además resulta fundamental fijarse en la política de privacidad del juguete y de su app vinculada para conocer los datos que declara recoger, y la manera en que los va a tratar y proteger.

¿Qué más necesito saber sobre juguetes conectados?

Si deseas entender mejor para qué recogen nuestros datos, cuáles son sus riesgos, cómo se pueden configurar para mejorar su protección, cómo asesorar a los menores para que los disfruten con seguridad… en nuestra Guía para el uso seguro de juguetes conectados tendrás respuesta a estas y otras cuestiones.

Como vemos, los juguetes conectados cada vez están más presentes en nuestras casas gracias a sus atractivas posibilidades, pero, para aprovecharlas y disfrutarlas sin problemas, es necesario que las familias nos impliquemos, hagamos una buena elección del juguete, dediquemos un tiempo a su configuración, y acompañemos a nuestros hijos e hijas en el uso responsable del juguete.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.