La Comisión Europea se distancia del Acuerdo de París

Arias Cañete dijo tras la COP21 que “lo que se ha prometido ahora debe cumplirse”

Miguel Arias-Cañete en la Eurocamara
Miguel Arias-Cañete en la Eurocamara

La Comisión Europea ha decidido mantener el objetivo de reducción de emisiones de CO2 en un 40% (en comparación con los niveles de 1990), una cifra muy poco ambiciosa y que estaba basada en un límite al aumento de las temperatura de 2 °C, anterior al objetivo de la COP21 de París de reducirla a 1,5 ºC, por lo que ese porcentaje debería ser mucho mayor, señala Greenpeace.

La Organización lamenta que la Comisión Europea, en un documento hecho público hoy, no haya recomendado la revisión de los objetivos europeos para la reducción de emisiones para el año 2030 tal y como se comprometió tras el nuevo objetivo alcanzado en París para limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 °C.

 

El acuerdo de París exige a las partes firmantes que actualicen los objetivos existentes “en 2020 […] y posteriormente cada cinco años”. A este respecto, el comisario de cambio climático de la Unión Europea, Miguel Ángel Arias Cañete afirmó al final de las negociaciones que: “Lo que se ha prometido ahora debe cumplirse” [2].

Para Greenpeace, la evaluación del acuerdo de París es decepcionante y pospone cualquier discusión para establecer nuevos objetivos climáticos (más allá de 2030) hasta el año 2023. Si bien se reconoce la necesidad de una mayor ambición, la Comisión quiere esperar hasta mucho después de la publicación del próximo informe de la ONU sobre el cambio climático en el año 2018. Sin embargo, el informe del panel de la ONU sobre el cambio climático, invariablemente, confirmará que los objetivos actuales de la UE son demasiado bajos para evitar los peores impactos del cambio climático.

“La Comisión debe dejar de fingir que París no sucedió. Tiene la responsabilidad de intensificar la acción climática para reflejar el acuerdo de París en la próxima legislación sobre energías renovables y eficiencia energética. La gente no confiará en la UE si se sigue sin abordar seriamente el problema del calentamiento global y se sigue retrasando la transformación en Europa hacia un modelo energético 100% basado en energías renovables ”, ha comentado sobre el documento de la Comisión Bram Claeys, asesor sobre cambio climático y energía de Greenpeace en la UE. Los ministros de Medio Ambiente europeos discutirán el documento de la Comisión en una reunión en Bruselas el próximo 4 de marzo.

“Es lamentable que el cambio climático no haya sido tratado con la importancia que se merece en el debate de investidura. El cumplimiento de los objetivos climáticos del Acuerdo de París, para mantenernos lo más alejados que sea posible de los 2 ºC es ineludible para el Gobierno de España, sea quien sea quien lo presida”, ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.