Inicio / OPINION / Los huevos de un presidente

Los huevos de un presidente

España aún se cuece como se cuecen los huevos de Rajoy en las redes sociales. Se cuece por el calor, no piensen mal. El gallego, en cambio está en el “candelabro” porque pregona que le siguen más que al Real Madrid con todo lo que el equipo ha ganado este año… Ahora parece que si llega a los 600.000 seguidores le dan un premio en la tómbola y se hace publicidad a sí mismo que queda más del pueblo.

Mariano Rajoy, por Marisa Babiano
Mariano Rajoy, por Marisa Babiano

Somos 47 millones de habitantes así que no le quedan huevos hasta que le sigan todos. Según dicen, yo no lo sé porque no los he contado, el número de bots (huevos) o usuarios inactivos de la cuenta del gallego son unos cuantos. Es decir que sus seguidores son como el que tiene un tio en Alcalá, que ni tiene tío, ni tiene ná.

Su “followers” vamos a seguir hablando mal, parece ser que no son humanos. Esto ya es lo último. En vez de “personas humanas”, como dicen los progres, son perfiles creados para que su cuenta engorde como engordan “as vaques”, a base de pasto, en este caso, será pasta. Ahí anda él peleándose en la red con el que al parecer “Puede” con todo, o eso dice de sí mismo también. Tiene más seguidores que la Chelito aunque nadie sabe de momento qué pretende hacer con su programa en este país que derrocha alegría, economía y trabajo. Eso, también está por ver.

El 60 % de los huevos del mister son falsos, es decir, ganados a pulso porque los ha comprado como hubiera hecho un tal Jordi; no sé si les suena de algo. A éste no le hicieron falta los huevos del pajarillo; con los suyos tuvo bastante. No lo digo yo, lo dice una consultora especializada en contar huevos ajenos. Yo no acabo de entender este postureo“; voy a utilizar el palabro que suena bien en este contexto de redes y de tuits y ya lo acepta la RAE. A este paso, resucita Cervantes y reescribe El Quijote.

Nuestro Quijote, llamado Mariano el gallego, por si se despista, se felicita a sí mismo en la cuenta del pajarillo. Luego, por si fuera poco, sus seguidores también son árabes. Esto sí que es para reventar. Éramos pocos y parió la abuela. El 37 % de los seguidores de Rajoy Brey son reales entre ellos árabes; el resto son cuentas falsas como la falsa moneda, han leído bien.

Que se diga que tiene huevos la cuenta de Rajoy es absolutamente cierto porque la imagen del perfil es un huevo al uso. No sé si para así autoproclamarse tuitero de pro o para enfrentarse a Pedro Sánchez, el nuevo en la plaza y que éste se percate quién corta el bacalao; ya sea en el congreso o en Internet. A éste último solamente le dicen que está bueno, como si fuera un croisan y eso, no es muy útil si se necesita gestionar un país de charanga y pandereta. Digo yo, pero de momento no habla de sus huevos; ¡ojo los de Twitter que enseguida damos puntadas con hilo!

En otro orden de cosas, hemos estado unos días soliviantados con noticias de bajo tono, mal gusto y como siempre, titulares del corazón que obedecen al país cateto en donde residimos. Hablar del divorcio de los monarcas Don Juan Carlos y Doña Sofía de la forma en la que se está hablando en ciertos medios, es del todo una falta de respeto, cuando no, de educación. Que en la era del todo se puede decir no se respete a una Señora, y lo digo con mayúsculas, que ha dado su vida por trabajar por España y que se sigan metiendo con lo que ha aguantado o dejado de aguantar, manda huevos, y éstos no son del pajarillo. No nos interesa saber, creo yo, si había amantes, andantes, vedetes o elefantes. No importa y ya da igual, porque tiene una edad que merece paz y descanso y sobre todas las cosas, el mayor de los reconocimientos.

Cada día se separan miles de parejas, y si no, que se lo digan a Vasile y sus programas de Jesmar, en donde se airean trapos sucios con verbos tales como, Pepita está con Fulano o se acuesta con Mengano. Ni se está con una pareja, porque no es el verbo correcto y si se acuesta, a la sazón, duerme con él, no es de nuestra incumbencia. Para eso tienen a personajillos que han florecido como las amapolas y que hacen de su vida un escenario grotesco en donde todo el mundo mete la pata y da igual. Que se lo digan a los grandes hermanos y sucursales que siguen dando los mejores datos de la parrilla.

En este país de cotillas en donde un programa del corazón es capaz de entretener, con todos mis respetos, a los hombres y mujeres que nada tienen mejor que hacer que inmiscuirse en la vida del prójimo, asistimos a lo único que nos faltaba por decir. El caso es hablar de Santa Bárbara, da igual que truene que no y que suba San Share de mi alma. No comprendo cómo aún se siguen cebando los colegas con Ella ya que con la actual reina no pueden ya. No nos interesa lo que hacen, lo que sienten, lo que comen, lo que callan. Son personas como nosotros que tienen sentimientos y no se merecen palabras ni desagravios a esta edad.

De los barros vienen los lodos y solamente le faltaba al personal estar un tanto entretenido con los affaires de Don Juan Carlos, que dicho sea de paso, no nos afectan a ninguno. Solamente le deberían afectar a una persona y Ella, no se merece eso. Conozco cientos de matrimonios que siguen juntos porque no pueden separarse, porque tienen intereses comunes, negocios e incluso un patrimonio que no se puede romper y siguen cubriendo las apariencias por el qué dirán y ninguno sale en los programas de la telebasura.

Si nos preocupásemos de nuestro árbol, tal vez podríamos alguna vez ver el bosque. Claro que para eso tendríamos que haber leído a Bacon y eso, es pedir mucho en este santo país. En España hay gente estupenda, gente importante, científicos, premios nóbeles, cineastas con óscares, actores, actrices, médicos, enfermeras, arquitectos, ingenieros, periodistas, abogados, etc, etc. Personas muy interesantes que han construido con su esfuerzo este país. Hablemos de ellos; de lo bueno y de lo que han logrado y no de los cotilleos que ya están demodé. A ver quién de esos que van de un programa a otro saben quién ha sido el último premio nobel de medicina. A lo peor, gracias a una persona como él, muchos hoy en día se salvan. Pero eso no hay que comentarlo, es mejor hablar de huevos o de sábanas llegado el caso o ser Supervivientes si no llegamos a fin de mes.

Muchas gracias Señora por aguantar estos comentarios y aunque estará curada de espanto a la vulgaridad nadie se acostumbra. Y en cuanto a los bots del mandatario, vamos a contar mentiras, tralará.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Ana De Luis Otero

PhD, Doctora C.C. Información. Periodista. Editora Adjunta de Periodistas en Español.- Divulgadora Científica. Profesora Universitaria. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Médica - Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la infancia y la tercera edad. Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor. Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios. Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland), Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya. Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.com.-

Ver también

Caso Jamal Khashoggi: jaque a MBS

Justo dos semanas después de la desaparición del periodista saudí Jamal Ahmad Khashoggi[1] en el …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.