Machismo, sus excusas y la violencia de género.

0
95

La mujer una coartada perfecta.

Pretextos "huevolucionados"
Pretextos “huevolucionados”

 

El machismo, sus excusas y la violencia de género forman un trío inseparable en la “culturO huevolucionada universal”.

Mucus, inteligencia natural de un moco, se quedó cual vela congelada, al leer con sus gafas igualitarias en el diccionario de la Real Academia Española las definiciones de hombre y de mujer… el intelecto de un simple moco les invita a que hagan ustedes lo mismo y les advierte que se tomen su tiempo sobre todo para la palabra hombre…

Está claro, la “culturO huevolucionada” del lenguaje moderno da el poder al hombre como cual “bienhechor potente” en el mundo frente a la mujer, a la que considera en relación al hombre, bien como casada, o conectada a los quehaceres domésticos o una ramera y no le otorga el valor de la racionalidad, mientras que al hombre sí ¡esto no deja de tener su gracia! ¿A que sí? No hay más que pensar en Israel, en quienes les venden las armas…

Es verdad, los “hombres de gobierno lingüístico” que han llevado a cabo con su “racionalidad” este diccionario, demuestran fundamentalmente imparcialidad, neutralidad, ecuanimidad y equilibrio, así nos va…

Por ejemplo, te encuentras impartiendo unos talleres de creatividad a niños y niñas, y un niño de 5 años aborrece tanto el color rosa que una estrella de papel charol rosa la pegó en su collage del revés, es decir por el blanco.

Por supuesto es el color que la “culturO” ha atribuido a las niñas, esas de ese grupo tan “desfavorecido y negativo” con el que un niño no quiere sentirse identificado ¿por qué iba a querer?

Mucus recuerda que esta “huevolución” en su dinámica machista, otorga el privilegio del protagonismo a los hombres, sometiendo a las mujeres haciéndolas depender de ellos y atribuyéndolas características negativas. Los conceptos de hombre y mujer del diccionario Real Academia Española son concluyentes, no hay más que leerlos.

“…Dentro de la entrada “mujer” el diccionario recoge once acepciones de las cuales 10 son negativas o definen un concepto con tono crítico, y la undécima es “pez mujer”. Por el contrario, el hombre no sólo es todo, sino que está en todo. Son 110 las definiciones y referencias que se recogen bajo su entrada, de las cuales sólo 6 son críticas. O sea, que los hombres lo son todo, están en todo y allí donde aparecen lo convierten en algo bueno.” Del libro “Tú haz la comida, que yo cuelgo los cuadros” Miguel Lorente.

Desgraciadamente hay muchas mujeres que se encontraron con ese que es todo un muy hombre, criatura racional del sexo masculino, varonil, enérgico con valor, firmeza y fuerza ¡tanta, tanta que su amor fue la hostia o la rehostia!

Dejemos de engañarnos y mirar para otros lados por conveniencias, mujeres y hombres somos personas con capacidad para pensar, sentir, emocionarnos, comunicarnos, cuidarnos a nosotras mismas y cuidar a las demás. Otra cosa es que se utilice a las personas, porque conviene para sacar beneficios o privilegios aunque solo sea como ejercicio de poder, lo cual no deja de ser patológico.

Para ser, no hace falta mandar ni someter a nadie, cuanto más se desea mandar y controlar a otras personas más se carece del control de un@ mism@, lo que deja al descubierto la incultura afectiva que arrastramos.

La “culturO huevolucionada” es experta en rechazar la afectividad y emocionalidad en sus facetas “negativas” para el hombre según él, como el miedo y la tristeza, “endilgándoselas” a las mujeres, mientras que la faceta agresiva la acapara él. Esta “culturO” se las apaña convenciéndole de que solo ha de tener tiempo para organizar el orbe, y que la fiereza de la fuerza varonil le ayuda a ser una criatura cada día más racional y mejor.

Así las cosas, si el hombre recibe un entrenamiento “exquisito” en el uso de la violencia tanto hacia la mujer por considerarla inferior, como en general ¿me pueden explicar por qué se sigue culpabilizando a las mujeres en el tema de los malos tratos por parte de su verdugo, cuando la mujer en el mejor de los casos lo que podrá hacer será defenderse?

¿Puede ser porque se desconoce o se quiere negar, que el agresor después de las enseñanzas recibidas de la “cultuO huevolucionada”, en las que le han inculcado que el hombre tiene privilegios frente a la mujer le están otorgando precisamente licencia sobre ella?

¿Puede ser que se siga animando con la violencia hacia la mujer porque día a día ve que mucha gente justifica que el hombre la agreda diciendo “algo habrá hecho ella” o “es que es tonta porque no se va”, sin saber que todo agresor sigue un patrón delictivo de comportamiento, sabiendo perfectamente lo que quiere que es controlarla, manipulándola, sometiéndola y dominándola?

Violencia de género de la conquista al dominio y control.
Violencia de género de la conquista al dominio y control.

 

El maltratador va encerrando a la víctima que eligió en su proceso de sometimiento, dándola una de cal y otra de arena, hasta que queda atrapada en su tela de araña dentro de una dinámica psicológica de la que es casi imposible salir sola. Y cuando quiere apartarse de él, el peligro es extremo y si ha conseguido apartarse de él sigue siendo extremo, y desde el peligro extremo ha de abordarse este problema social.

¿En qué quedamos en que esta culturO es racional o en que no?

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.