ProMED, una red de alertas médicas, la primera en informar sobre el COVID-19

La epidemiologista Marjorie Piollack, redactora jefe adjunta de ProMED[1], una red social de científicos creada en 1994 para localizar epidemias, recibió el 30 de diciembre de 2019 un correo electrónico de un colaborador con el «aviso urgente relativo al tratamiento de una neumonía de causa desconocida» emitido poco antes por el Comité de Salud Municipàl de Wuhan y difundido por la red social china Weibo.

ProMED mapa alertas

«Mensajes así en ProMED se reciben todos los días, procedentes de las cuatro esquinas del planeta. Sus colaboradores rastrean en redes sociales, periódicos locales y servicios de salud en busca de informaciones relativas a la emergencia de eventuales epidemias», y después el equipo, medio centenar de personas empleados a tiempo parcial, se dedican a confirmar o rechazar la información recibida, según la información publicada en la revista mensual estadounidense Wired y reproducida en el digital francés Slate.

En torno a la media noche del 30 de diciembre de 2019, tras una verificación minuciosa, ProMED publicaba la aparición de esa neumonía no identificada en lo que fue la primera mención de lo que posteriormente se llamaría COVID-19.

Aunque no es totalmente seguro que se trate del primer caso, el diario suizo Le Temps se hace eco de la información del periódico de Hong Kong China Morning Post según la cual un ciudadano de Hubei, de 55 años, habría manifestado los primeros síntomas de la pandemia actual el 17 de noviembre.

  1. Los científicos estadounidenses John Payne Woodal, del Departamento de Sanidad de la ciudad de Nueva York, Stephen Morse, de la Universidad Rockefeller y Baraba Hatch Rosenberg, de la Universidad de Nueva York, crearon el Programa de detección de enfermedades emergentes, ProMED-mail, en 1994 bajo los auspicios de la Sociedad Científica Americana, como uno de los primeros proyectos de libre acceso en Internet que recurre a la información ciudadana para el rastreo de  epidemias, una especialidad que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica en la categoría de «informaciones epidemiológicas procedentes de redes abiertas de externalización».
    Pionero en el concepto de notificación electrónica de enfermedades emergentes y en la detección de epidemias en Internet, en febrero de 2003, ProMED jugó un papel esencial al publicar la primera información sobre el SRAS (Síndrome respiratorio agudo severo). También fue la primera publicación que en 2012 señaló la aparición del MERS-CoV (Coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio).
    Igualmente se ha distinguido en el rastreo de otras enfermedades de origen vírico, como Zika, Nipah y Ebola. Según su redactor jefe, Larry Madoff, ProMED es particularmente eficaz «en la identificación rápida de cadenas de acontecimientos» que muchas veces no son capaces de identificar los responsables de la Salud Pública.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.