Represión en el Sahara tras la desaparición de un comerciante en Dajla

Organizaciones no gubernamentales saharauis denunciaron «una nueva oleada de represión marroquí, con arrestos y abusos físicos» en la los territorios ocupados por Marruecos en la antigua colonia española del Sahara Occidental. La represión contra los saharauis se ha recrudecido severamente y en los últimos días la tensión se ha disparado en las calles de Dajla.

Sáhara protestas en las calles de Dajla
Sáhara: protestas en las calles de Dajla

Según la organización de reporteros Equipe Media, galardonada con el premio internacional de periodismo ‘Julio Anguita Parrado’, fuerzas marroquíes irrumpieron con violencia en Dajla, atacando a los participantes en manifestaciones que se habían venido produciendo en los últimos días.

El origen de estas manifestaciones está en la desaparición del comerciante saharaui Lahbib Aghrichi, el 7 de febrero 2022. Su familia lo buscaba hasta que apareció su coche en la playa. Tras la denuncia, la policía marroquí vio, revisando una cámara de la carretera, que su coche había pasado pero conducido por otra persona.

A los pocos días dieron con el sospechoso, pero lo dejaron en libertad, apareciendo luego muerto con signos de tortura.

Tras una semana de manifestaciones, la policía comunicó haber encontrado una bolsa con sus restos mortales, calcinados, de los que sólo quedaban huesos y dientes. Dijeron haber practicado una prueba de ADN asegurando que se trataba de Lahbib Aghrichi.

Por un lado la policía se comprometió a entregar los restos carbonizados a la familia Aghrichi en veinticuatro horas, promesa que no cumplió. La familia exigía una autopsia independiente en las islas Canarias. El certificado de defunción que las autoridades proporcionaron a la familia no lleva sello oficial ni firma, lo que hace dudar de su autenticidad.

Los manifestantes reclamaban justicia y conocer las circunstancias de su desaparición. Pedían el cese de la corrupción que ampara la policía. Coreaban eslóganes sobre la desaparición de Lahbib «descansa en paz, continuaremos la lucha» y también consignas políticas que pedían al pueblo saharaui más unidad y cohesión para enfrentar lo que llamaron «genocidio lento. Uno, uno, uno, el pueblo saharaui unido».

El día 21 de febrero 2022 la policía, las fuerzas auxiliares y paramilitares atacaron, asaltando brutalmente a los congregados con palizas y detenciones, rompiendo los cristales de los coches y creando el terror. Se oyeron tiros. Crearon redadas para buscar a saharauis concretos, allanando las casas con patada en la puerta, pegando a sus moradores, causando destrozos y bloqueando barrios saharauis. Necesitaron refuerzos de otras ciudades de las zonas ocupadas.

Fue detenido al activista saharaui Rachid Esghayer, antiguo preso del grupo de los siete de Salé que en una de las manifestaciones alzó la voz para denunciar la corrupción que impera en Dajla, denunciando el peligro de exterminio en que viven los saharauis, que viven en guetos, desplazados por los colonos marroquíes, denunciando igualmente las prácticas de la policía contra los saharauis, como son los abusos sexuales en detenciones a mujeres saharauis.

Además del activista saharaui, detuvieron a dos hermanos de Lahbib Aghrichi que posteriormente dejaron en libertad. También hubo otros cuatro saharauis detenidos.

El representante del Frente Polisario para Europa, Oubi Bouchraya, denunció la «brutal represión» que está ejerciendo Marruecos en las calles y plazas de Dajla, en el Sáhara, desde hace ya catorce meses. Así se expresó tras una reunión con el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, quien ha reafirmado el compromiso de la institución «por la solidaridad y apoyo al pueblo saharaui».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.