“Sesión salvaje”: documental sobre un cine entrañable que veíamos en sesión continua

Partiendo de la idea de que los homenajes a las figuras y las películas que marcaron una época en el cine español no tiene por qué limitarse a las retrospectivas en festivales, lo que inevitablemente limita el número de espectadores, el documental “Sesión salvaje”, dirigido al alimón por Julio César Sánchez y Paco Limón, hace un  recorrido por la época dorada del cine de géneros.

sesion salvaje poster

“Sesión salvaje” muestra, desde los westerns rodados en Almería (que tantas alegrías nos proporcionaron en aquellas sesiones dobles de cines como el Colón o el Príncipe Alfonso) a las historias de terror (¡tantas!), pasando por el destape y el conocido como “cine quinqui” (que también trajo cola).

Sin olvidar las películas con “hombre lobo” y vampiro incorporado, y algunos títulos con zombies, cuando nadie hubiera dado un duro por ese género de historias. En resumen todo un homenaje al cine español de serie B, muy maltratado por la crítica en su momento, que ahora tiene el minuto de gloria que le correspondía y no consiguió entonces.

“Divertido, tierno y a la vez instructor”, es a la vez un homenaje a todos cuantos participaron en aquel cine popular –realizadores, actores, cámaras, extras, “dobles”, especialistas, músicos y montadores (me dejo algunos, como atrezzistas o maquilladores, etc., para no hacer la lista interminable)- y también la crónica de una realidad social, “un momento histórico, con sus luces y sus sombras”.

Si, es innegable, se trata de cine hecho durante la dictadura, que elevó a la categoría de iconos del momento a personajes como Paco Martínez Soria, Fernando Esteso, los hermanos Ozores o Esperanza Roy (recientemente homenajeada junto a su compañero, el realizador Javier  Aguirre, fallecido a los pocos días). Algunos de ellos desfilan por la pantalla del documental, junto a otros “eternos secundarios” como Simón Andreu o Alvaro de Luna, y directores que marcaron la época –Jordi Grau, Eugenio Martin– y otros actuales, más internacionales, como Alex de la Iglesia o Nacho Vigalondo.

Todos, sin excepción, defienden ese cine de segunda categoría y con el objetivo principal de entretener, aunque hay que recordar que algunas de aquellas películas se prestaban a una segunda lectura, o interpretación subliminal.

En “Sesión salvaje” nos reencontramos con aquel “cine de barrio” (que tiene poco que ver con la programación de los sábados de TVE, que parece hecha en bucle), que incluía algunos actores internacionales, como Christopher Lee o Peter Cushing, e incluso Paul Naschy (exótico nombre elegido por el hijo de un peletero de la calle Princesa de Madrid para pasar a la posteridad).

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.