Teatro Real de Madrid: 66,5 millones de euros de PIB y 1428 empleos

Pocas veces un teatro ha logrado tanto éxito como fuerza generadora de cultura y motor económico regional.

El Teatro Real no es solo un teatro lírico y de conciertos, es motor de la economía de Madrid, modelo de autofinanciación, imágen cultural de España ante Europa y creador de producciones de alta calidad operística a nivel internacional.

Teatro Real de Madrid
Teatro Real de Madrid

La actividad del Teatro Real contribuyó en 2017 a generar 66,5 millones de euros de PIB y a la recaudación de 24 millones de euros via retornos fiscales a las Haciendas Públicas. Es, a su vez, modelo de autofinanciación, los ingresos por ventas y patrocinio representan 7 de cada 10 euros, poniendo de manifiesto la enorme capacidad de autofinanciación de la institución: el 75 % de su presupuesto.

Según los datos cedidos por el propio teatro, la actividad del Teatro Real, genera un mantenimiento anual de 1428 empleos directos, indirectos e inducidos. Cuando un teatro genera tal cantidad de empleos lo convierte en empresa cultural, algo que se toma muy en cuenta dentro de las políticas culturales de las grandes ciudades.

Nueva York, solventa gran parte de su economía en función de la actividad cultural: teatros o museos. Los teatros de Broadway, el Moma y el Metropolitan Museum son pilares económicos de la ciudad gótica de Batman, y las políticas culturales se relacionan con el flujo de servicios al turista y a la economía local.

En España se llevo a cabo un estudio elaborado por Deloitte sobre la contribución socioeconómica del Teatro Real a su entorno, en la ciudad de Madrid. Este estudio pone de manifiesto que la buena administración y la capacidad creativa pueden generar ingresos para la comunidad y proyectar una imágen artística internacional y positiva.

La alta calidad de las producciones de operas programadas y la suscripción de acuerdos con comunidades autónomas para llevar espectáculos del Real a centros culturales y escolares, expanden el área de influencia y difunden el mundo operístico a grandes sectores, creando nuevos auditorios.

En una entrevista a Joan Matabosch, director del Teatro Real, manifestó su preocupación por activar el rendimiento del Teatro y difundir al máximo el mundo operístico. Objetivos que gracias a su gran labor han comenzado a dar frutos.

El impacto económico del teatro sobre el área circundante, recuerda el impacto logrado por ArtBasel Miami Beach a la ciudad de Miami Beach y su entorno. Los cambios son tan notables que inciden directamente sobre personas, negocios, comuna y servicios.

Datos económicos

El Teatro Real contribuyó a generar 66,5 millones de euros de PIB en la región y al mantenimiento de 1428 puestos de trabajo anualmente.

El Ayuntamiento de Madrid registró ingresos de 0,9 millones de euros en concepto de parking, directamente abonados por el público asistente al teatro y sus eventos.

En conjunto, los agentes vinculados a la actividad del Teatro Real hicieron en 2017 un gasto total de 67,6 millones de euros, de los cuales 57,4 millones de euros se concentraron en la Comunidad de Madrid.

Finalmente, este exhaustivo informe facilitado por la Institución pone de manifiesto la importancia del Teatro Real en la oferta cultural de Madrid, evaluado por sus abonados y espectadores, que le han dado una puntuación de 8,4 sobre diez y han valorado con 7,7 puntos el esfuerzo del Teatro Real por la digitalización de contenidos (resultados obtenidos a partir de varias encuestas presenciales y telemáticas en enero del año 2018).

Influencia del Teatro Real en el arte

Cabe destacar la programación artística, con un total de 216 funciones en 2017, de las cuales el 47 % fueron títulos de ópera con una ocupación media del 92 %, acogiendo a más de 240 000 personas. Paralelamente, más de 100 000 personas participaron en otras actividades del teatro, como por ejemplo cursos, conferencias, visitas, tours educativos, y eventos varios celebrados dentro del recinto.

La imagen del Teatro Real en el exterior se ha agigantado gracias a la calidad de sus producciones, la selección del repertorio, la expansión de sus actividades a áreas educativas, de intercambios culturales y de emisiones para que estas producciones operísticas lleguen por diversos medios a otros países de Europa y Latinoamérica.

El aspecto educativo tiene un especial interés, ya que la posibilidad de escuchar opera en sitios apartados de España, a través de las nuevas tecnologías, permite  una difusión masiva y una penetración lírico musical, que ayuda a la sensibilización artística de los jóvenes, impulsando a nuevos talentos y fomentando el conocimiento del bel canto y sus modalidades musicales.

Esta tarea educativa se activa con la visita de escuelas al gran centro operístico, con audiciones especiales didácticas, entradas a bajo costo para estudiantes, cursos y actividades relacionadas con la opera a estrenarse.

A su vez, la irradiación a nivel internacional de los programas diferidos por las tecnologías en vigencia, aceleran ese encuentro entre el evento y el público de diversos países. La globalizacion en esta caso ha llegado a la opera con gran exito.

Cuando se habla de calidad se tiene en consideración los repertorios clásicos y la presencia de nuevos autores operísticos con enfoques modernos o replanteamientos escénicos contemporáneos. La alternancia de operas clásicas con temas actuales fomenta la adaptación del género a las nuevas generaciones y a las nuevas interpretaciones en el devenir musical.

El Teatro Real es modelo de excelencia artística, de desarrollo económico y de dinámica social. Un orgullo para las artes y para España.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.