Inicio / BLOGS / Toño Malpica: el joven se identifica con personajes con los mismos problemas que él

Toño Malpica: el joven se identifica con personajes con los mismos problemas que él

La literatura infantil y juvenil tiene su historia aunque el boom se manifestó hace pocos años. Siempre se escribió para niños, desde las Fábulas de Esopo, los bestiarios o silabarios de la Edad Media y Renacimiento, pasando por el Siglo XVII con los cuentos de Charles Perrault (1628-1703), Los viajes de Gulliver de J. Swift (1667-1745), Robinson Crusoe de Daniel Defoe( 1660-1731), hasta las narraciones del siglo XIX y XX: Alicia en el país de las maravillas de Lewis Caroll, Oscar Wilde,  Julio Verne y sus relatos futurísticos, o las aventuras de Tom Saywer de Mark Twain, o los cuentos de Hans C. Anderson, o los modernos relatos de  Platero y Yo, El Principito… y la lista sigue y se extiende. 

Toño Malpica
Toño Malpica

Actualmente, según el informe de la Dirección General del libro, Archivos y Biblioteca de España se editaron 8722 libros para niños en 2004. La literatura infantil y juvenil está ampliamente catalogada por edades y temas. Ficción, Fantasía, Policial, Tradicional, o temas históricos y biográficos. Poesía, novela o teatro…No es fácil aventurarse en este mundo de la infancia, alentando la imaginación y la creatividad, activando el léxico y formando lectores futuros.

No vale la pena definir la literatura infantil y juvenil, es una literatura que ha existido siempre, y que les gusta a los niños y a los adolescentes, siguiendo las claves de la estética del receptor. Algunas veces, las obras son lúdicas, otras, más didácticas, siempre creativas para atrapar a la audiencia menuda.

Antonio Malpica, es escritor y cuenta en su haber con más de cincuenta libros para este mundo infantil y juvenil, que le valieron muchos premios, entre ellos: Primer Premio Festival de Teatro de Azcapotzalco, Premio Sizigias, Premio Nacional obra de teatro para niños. Premio de Novela breve Rosario Castellanos, Premio White Ravens 2013 otorgado por Internationale Jugendbibliothek y el último en 2015, XI Edición del Premio Ibernoamericano SM Literatura Infantil y Juvenil.

Entre sus obras más renombradas encontramos: Las mejores alas (2000), Ulises 2300 (2003), El nombre de Cuautla (2005), Mi abuelo es poeta (2006), Ver pasar los patos (2008), La lágrima de Buda (2008), Hacked by conejo (2011), La máquina (Alfaguara 2013), Principio y fin, parte de la saga El libro de los héroes 2017. Una tribu de 2018 (Alfaguara). Y me quedan muchos títulos….

Hablar con Toño, es entre divertido e insólito. Lo entrevistamos cuando llego a Miami a presentar uno de sus libros. auspiciado por la Fundación Cuatrogatos de Sergio Andricaín y Orlando Rodríguez.

Conversamos sobre su vasta producción, la literatura infantil, “los muros de la escritura” y como se derriban con la fantasía y la comunicación.

Toño Malpica: Yo hice teatro, escribí con mi hermano Javier varias obras, fundamos con él y Roberto Cravioto, In-Crescendo, una compañia teatral, hicimos mucho teatro juntos. Yo también tocaba música, y sigo tocando…bueno… a veces…

Ya tengo mas de 50 libros para niños. Mira… no sé como llegué a ser escritor. Soy ingeniero de sistemas de profesión pero el teatro era importante en mi vida y era como un juego, de pronto, descubro que me gustaba escribir para chicos y lo hice también como un juego. Un día, mi hermano me pidió que escribiera un libro para niños. Fui a una librería a ver como eran y comencé a escribir el libro. Me dieron un premio en un concurso de Literatura Infantil, entonces, empecé a considerarlo.

Adriana Bianco: ¿Cuál género prefieres: el cuento o la novela?

TM: Me gusta más la novela que el cuento pero escribo ambos. La fantasía, lo sobrenatural te despega de la tierra, luego las historias de terror…fíjate…las historias de Anderson, son cuentos terroríficos. Hay una vertiente fantástica y otra de temas cotidianos que me atrae igualmente. 

Cuando se me ocurre una historia la quiero contar enseguida. Me hace feliz escribir. Recuerdo que cuando llegaba de mi trabajo a casa me liberaba escribiendo. Planeo el libro y luego trato de contarlo de la mejor manera posible. Para mi lo más importante es que un libro te encante, que te atrape, eso es lo más importante en la literatura… especialmente cuando tienes un lector infantil…  Me han regañado por encasillarme como escritor infanto juvenil, porque uno es escritor. Pero creo que es un rasgo de honestidad ya que escribo para ese nicho aunque uno trata de encantar al público en general. También es verdad, que los escritores antaño escribían para niños pero como algo que surgía

AB: Hoy en día, hay un nicho especial para la literatura infantil y juvenil, temas y libros enfocados en este mundo…

TM: Si, la literatura infanto-juvenil ha crecido mucho. Es un mercado importante y había que atender esa necesidad, además, esta literatura construye al futuro lector. Antes, no había otra forma de entretenerse pero ahora hay muchas y por eso es necesario dedicar libros al interés de los chicos. Muchos autores nos hemos identificado con esa forma de escribir y hemos tenido la dicha de que nos lean y que disfruten nuestros libros. Entonces se crea una retroalimentación. Para mi la literatura tiene que atraer, no le perdono al libro que no me atrape.

AB: Cómo surgen los temas?

TM: Me interesa la literatura fantástica porque abre las perspectivas y el pensamiento pero también cuento historias cotidianas que pueden ser muy atractivas para los jóvenes

AB: Bueno, en tu obra estan las dos tendencias: la fantástica que ayuda al niño a imaginar y la otra, la de la realidad cotidiana que lo ayuda a comprender su entorno, donde se identifica con el personaje.

TM: Claro, el joven se identifica con el personaje que tiene los mismos problemas que él y que vive en la misma ciudad. Antes, en Latinoamérica era difícil encontrar libros que sucedieran en nuestro medio, todas eran historias lejanas, de otros culturas…europeas. Ahora los latinoamericanos, producimos libros donde se cuentan nuestros problemas y nuestra realidad y éso ayuda al niño a descubrir cosas…

En la literatura se vuelca todo tipo de valores, terapéuticos, psicológicos, de aprendizaje. En verdad, toda literatura deja algo, no hay libro que no te de algo. Todo libro deja algo, una enseñanza, un aprendizaje, un descubrimiento o un encantamiento. Hay libros que encantan a los chicos.

AB: ¿Tienes siempre presente lo pedagógico cuando escribes?

TM: Todo autor, de alguna manera, cuando escribe tiene la necesidad de construir un mundo mejor, sugerir que el mundo sea mejor en muchos aspectos. Un libro que cuenta cosas terribles trata de hacer que el lector reaccione contra esa injusticia que muestra. En general, siempre tratas de trasmitir algo además de la acción, o causar la risotada, pero sin que se contamine la historia porque la vuelve panfletaria.

AB: Tu perteneces a esos escritores científicos, Caroll Lewis matemático, eres el Caroll mexicano, ingeniero. (Nos reímos). Esa formación científica tiene algo que ver con tu literatura…

TM: Bueno yo soy ingeniero eso me ayuda a escribir de cierta manera, nunca me lo propuse adrede, pero traigo esta formación científica y aparece. Si eres ingeniero no quieres que el edificio se te caiga, ja…mejor no. Tienes que ser cuidadoso y conseguir los mejores materiales, te informas bien. Con un libro hago lo mismo. Yo planifico mucho mis libros. Trato de estar seguro del producto que quiero dejar terminado, éso me exige investigación, análisis, temas, organización, planeación. Por otra parte, todos los escritores pensamos en la historia y los personajes, y también pensamos en la palabra. Tienes que enamorarte de la narración, de lo que vas a decir.

AB: Qué autores te gustas o te interesan…

TM: Yo leo todo lo que llega a mis manos. Especificamente, me gusta Jorge Luis Borges

AB: Que bueno! Yo fui alumna de Borges en la Universidad de Buenos Aires…

TM: Eso me lo tienes que contar, qué maravilla! Bueno, Borges me sigue pareciendo un autor insuperable pero no lo tomes como una influencia, lo disfruto.  También me divierte la novela negra, ciencia ficción…Yo escribo novela policial, de misterio, trato de descubrir el misterio…es el detonador que te atrapa y tiene al lector sujeto. Al lector hay que tomarlo para que no se escape….(Nos volvemos a reir).

AB: Cómo ves la Literatura Mexicana actualmente, después del boom, llegaron los posboom,  los  McOndos, la Generación del Crack, los autores de la globalización…

TM: Yo creo que la literatura mexicana tiene toda una tradición y hay nuevos escritores que siguen esa senda. Es un buen momento. Hay autores como Fernanda Melchor, Alberto Chimal…Y en cuanto a la literatura infantil, México encontró un lugar, está posesionado, hay un gran movimiento de literatura infanto-juvenil y hay un reconocimiento. Somos un grupo compacto que tenemos ya una obra hecha, premios, y alcanzamos otros países, se difunde la obra de manera internacional…es una satifacción que te lean en muchas partes

AB: Tus libros saltan muros…. (risas nuevamente).

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Adriana Bianco

Ver también

Yves Marek, izquierda, juega ante el presidente de la FFE, Bachar Kouatly.

Túnez, ajedrez y diplomacia

Túnez tiene una larga trayectoria relacionada con el ajedrez y actualmente es de los países …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: