UGT: 130 años de historia nos contemplan

En 2012 se firmaría el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2012-2014, que dos meses después el Gobierno del Partido Popular tirará por tierra con su reforma laboral

Fundada en el año 1888 por el tipógrafo Pablo Iglesias, la Unión General de Trabajadores (UGT) está celebrando en 2019 una serie de actos culturales en conmemoración de los 130 años de la existencia del sindicato, que vienen a ser, de alguna manera, la historia de España enfocada desde el ámbito sindical y laboral; es decir, el mundo del trabajo como columna vertebral del desarrollo.

UGT 130 años expo

Entre los actos organizados destaca la exposición UGT. 130 Aniversario. 1888-2018, que acoge el Centro Cultural Galileo, de Madrid. A través de sus paredes vamos conociendo, foto a foto, texto a texto, el devenir de una España que a lo largo de más de un siglo ha ido percibiendo en sus carnes lo que ha costado conseguir una serie de derechos de los que hoy, por suerte, disfrutamos los españoles en este el Siglo XXI.

Es por ello que con esta exposición, en palabras del sindicato, se quiere “rendir un emocionado homenaje a quienes nos legaron este gran sindicato, y a los trabajadores y trabajadoras que con su fuerza, constancia y firmeza social han luchado y luchan por un mundo más justo y mejor”.

Muchos han sido los acontecimientos que han tenido lugar en este país a lo largo de todos estos años, durante los que se han vivido momento históricos y contrapuestos, felices por una parte, amargos por otra. Entre el 12 y el 15 de agosto de 1888 tendría lugar en Barcelona el Congreso fundacional de la UGT, tras lo cual diría el fundador, Pablo Iglesias: “Los trabajadores tienen ya en nuestro país las dos organizaciones que le son necesarias para luchar con éxito por sus intereses: el Partido Socialista Obrero Español y la Unión General de Trabajadores”. (El Socialista, 12-10-1888).

Tiempos aquellos de duras condiciones laborales, aumento del precio de las subsistencias y represión e intransigencia por parte de la patronal y de los poderes públicos, alcanzándose tras múltiples huelgas algunas conquistas sociales, como las  primeras leyes sobre el Trabajo de Mujeres y Niños y la Ley de Accidente de Trabajo (1900) o la Ley del Descanso Dominical (1904). Hoy puede parecer extraño, pero en aquellos años se trabajaba siete días a la semana, sin descanso alguno.

Entre los años 1909-1921 van a tener lugar grandes protestas, ya que a la precaria situación económica se uniría la Guerra de Marruecos, que recaería directamente sobre los trabajadores que no tenían dinero para librarse de ella pagando un precio, y por lo tanto yendo, en muchos casos, directamente al matadero. Ante tal situación sindicato y partido convocan la huelga general, a la que sucedería la Semana Trágica de Barcelona. La Huelga General de 1917 conseguiría un logro histórico, que hemos conservado hasta nuestros días: el Gobierno decretaría la jornada laboral máxima de ocho horas.

Años más tarde, y tras la dictadura de Primo de Rivera, el 14 de abril de 1931 se proclamaría la Segunda República, naciendo el nuevo Gobierno cargado de esperanzas, pues había llegado el momento de transformar las reivindicaciones laborales en leyes que acabasen con la indefensión obrera. En 1933 las mujeres españolas conquistarían el derecho al voto por primera vez en unas elecciones. Al ganar las elecciones de 1936 el Frente Popular, el nuevo Gobierno concedería una amplia amnistía.

Tras la Guerra Civil entre 1936 y 1939, y una vez ganada dicha guerra, el Régimen franquista sometería tanto a la población como a las organizaciones obreras a una sangrienta represión, ordenando por una parte ejecuciones y por otra trabajos forzados, destierro u otros abusos. La dirección del sindicato pasaría al exilio, instalándose en la ciudad francesa de Tolouse. Van a ser años de dura lucha contra la dictadura, con numerosas huelgas y movilizaciones.

A partir de 1976, una vez muerto del dictador y el Régimen franquista en el comienzo del fin, van a empezar a recuperarse las libertades tanto políticas como sindicales en nuestro país. El 28 de abril, y después de registrar sus Estatutos en la Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales (AISS), serían legalizados los sindicatos UGT, CCOO y USO.

A partir de los años ochenta se conseguirán grandes logros, como la jornada laboral de cuarenta horas semanales y vacaciones de treinta días. Se firma el Acuerdo Económico y Social, que combina moderación salarial con políticas activas de creación de empleo y el mantenimiento de la renta de las pensiones.

Una fecha histórica va a ser el 14-D de 1988, en la que los sindicatos UGT y CCOO convocaron la huelga general más grande habida en España en rechazo a la política económica del Gobierno socialista, de tal manera que el Ejecutivo tiene que retirar las medidas más lesivas para los trabajadores, así como el Plan de Empleo Juvenil.

Por otra parte, en 1999 el sindicato lanzaría una campaña por las 35 horas semanales de trabajo, que junto al control de las horas extraordinarias y la reducción de la temporalidad y de la precariedad en el trabajo permitiría el crecimiento económico  la creación de empleo.

La llegada del nuevo 2000 va a traer nuevos avances en el mundo laboral, en los que los sindicatos van a jugar un papel importante, alcanzado acuerdos en materias de seguridad y salud laboral, formación continua, negociación colectiva de salarios y condiciones de trabajo, así como en la resolución extrajudicial de los conflictos laborales. En 2012 se firmaría el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2012-2014, que dos meses después el Gobierno del Partido Popular tirará por tierra con su reforma laboral, lo que provocará la Huelga General del 29 de marzo.

Imposible enumerar en dos folios los acontecimientos acaecidos en estos 130 años de Historia que nos muestra el sindicato UGT con su exposición en el Centro Cultural Galileo de Madrid. Un importante documento a tener en cuenta sin lugar a dudas para los estudiosos del devenir de una sociedad como la española, en la que los sindicatos han jugado y siguen jugando un papel importante, en ocasiones decisivo, en la defensa de los trabajadores, de millones de personas, hombres y mujeres que ayer, como hoy, lo único que han tenido y tienen como patrimonio es la fuerza de su trabajo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

@conradogranado. Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. He trabajado en la Secretaría de Comunicación e Imagen de UGT-Confederal. He colaborado en diversos medios, como El País Semanal, Tiempo, Unión, Interviu, Sal y Pimienta, Madriz, Hoy, Diario 16 y otros. Tengo escritos tres libros: Memorias de un internado, Todo sobre el tabaco: de Cristóbal Colón a Terenci Moix y Lenguaje y comunicación. Soy actor. Pertenezco a la Unión de Actores y Actrices de Madrid. Trabajos en series de televisión, películas y publicidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.