Urquía, alma pura hecha de valor

Presente histórico de Venezuela (IV)

A menudo me recuerdan como la compañera del gran guerrero Guaicaipuro pero soy mucho más que eso: soy Urquía, una cacica valerosa. Mi nombre significa “Ojos de Águila”.

Xulio Formoso Urquía
Xulio Formoso: Urquía

Soy flor de humanidad, seducción líquida que invita a vaciar la vida de tristezas hasta que no queden más que anhelos. Soy capín melao de las lomas y amanecer que avanza ocupando el sitio de los pasos no dados.

Cuando el cacique Catuche murió, el piache mandó a congregar doscientas doncellas para entregarlas al heredero Guaicaipuro pero él, siendo la imagen de la fidelidad en el amor de pareja, me prefirió a mi sola.

Cuando los españoles llegaron a mi región se rompió toda la tradición que en ella llevábamos: las herramientas de labranza se convirtieron en armas y los caballos de transporte se convirtieron en medios de guerra.

Guaicaipuro pretendía que yo me quedara al margen cuidando a nuestro hijo, Baruta. ¿Qué ejemplo hubiera sido para él si no hubiese peleado por nuestra independencia? Domé los caballos y entregué cada uno a una indígena teque. Así conformamos la primera caballería venezolana.

Al morir Guaicaipuro me tocó investir de cacique a mi hijo Baruta diciéndole: “Sean estas tres plumas rojas el símbolo de la sangre de tu padre y de su pueblo que ha sido derramada por el invasor que viene a arrebatarnos nuestra tierra. Defiéndelas con honor”.

Hoy le repito a diario: Aléjate del agua estancada de los imbéciles, del sigilo de las serpientes. Vamos a dos almas a construir una palabra muda, un trazo discente. Vamos a sellar el cariño con saliva, lágrimas y semen mientras el mundo se recrea alrededor nuestro.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Ileana Ruiz (Venezuela). Activista de derechos humanos, investigadora social y periodista. Asesora en resolución de conflictos, educación popular, participación ciudadana y derechos humanos y profesora de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad. Articulista en el semanario venezolano “Todosadentro” del Ministerio de la Cultura desde 2006. Premio Nacional de Periodismo de Opinión, 2013. Entre sus publicaciones: De la indignación a la implicación (2006); Pueblo de agua: Cuentos para la educación en derechos humanos sobre la identidad del pueblo warao (2009); Servicio de policía bajo la mirada ciudadana (2010); La clave del acuerdo. Practiguía para la resolución pacífica de conflictos (2011); Pasos dados poco a poco. Memoria y cuentos del proceso de constitución de los Comités Ciudadanos de Control Policial (2012).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.