Armando Saldaña, otro periodista asesinado en México

Daniela Pastrana, directora ejecutiva de Periodistas de A Pie, organización galardonada recientemente con el Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado decía hace escasas fechas que “México, es un país en el que cada 26 horas se reporta una agresión a un periodista.

periodistas-asesinados-proceso

Desde el 2000, año de la transición política, han sido asesinados 82 periodistas y 17 más están desaparecidos. Es un país en el que el miedo y el silencio se han instalado en grandes regiones” y aseguraba que la mitad de las agresiones “provienen de agentes del estado y prevalece un esquema de censura, directa, o a través de la publicidad oficial, las prebendas, los acuerdos comerciales con medios de comunicación y la excesiva concentración de medios”.

A la vez, reconocía que “es también un país de periodistas valientes que en los últimos años se han rebelado contra ese “destino”, de ser los peones en un juego que no tiene reglas transparentes,  y que han salido a dar la batalla por la información, para que la gente en México y en el mundo sepa lo que pasa en el país”. El pasado lunes acabaron con otro valiente. Se llamaba Armando Saldaña Morales y tenía 52 años.

Armando era colaborador de noticias de la estación de radio “La Ke Buena” y su cuerpo fue hallado alrededor de las cuatro de la tarde por la policía municipal de San José Cosolapa, localidad de Oaxaca. Presentaba cuatro impactos de bala y señales evidentes de haber sido torturado.

Según publica «Sin Embargo», hace unos días había dado a conocer la existencia de criminales conocidos como “chupaductos” que estaban robando combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Veracruz, localidad donde vivía y trabajaba, y colindante con Oaxaca.

Veracruz se está convirtiendo en el Estado más peligroso para la profesión de informador desde que está (mal) gobernada por Javier Duarte. Desde 2011, ya son 12 los periodistas abatidos. En 2013 fueron dos, en 2014 3, y a primeros de año también fue asesinado allí Moisés Sánchez, tras ser secuestrado por un comando armado. El detenido por este hecho confesó que había sido un encargo del subdirector de la policía municipal de la localidad de Medellín de Bravo, Martín López Meneses. Sin embargo, la información proporcionada de manera anónima a Article 19, revelaba que el periodismo y activismo desarrollado por Sánchez Cerezo provocó el enojo del alcalde de Medellín de Bravo, pues “tres días antes de la privación del periodista, éste se enteró a través de una fuente confiable de que el alcalde Omar Cruz Reyes pretendía callarlo dándole una lección”.

Urge una ley nacional de protección

Como consecuencia de la muerte de Moisés, Article 19 volvió a exigir al Mecanismo de Protección de Defensores y Periodistas de la Secretaría de Gobernación garantizar la integridad del periodista y su familia, algo que ni se molestan en atender.

Por su parte, hace unos días, Casa de los Derechos de Periodistas (CDP) solicitaba a la Comisión de Derechos Humanos  de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) discutir cuanto antes un proyecto de iniciativa de ley de protección integral para personas defensoras de los derechos humanos y periodistas, y elaborar  el dictamen respectivo. Al pleno de la ALDF le pide que lo apruebe en los términos que fue propuesto por las organizaciones civiles que intervinieron en su construcción, ya que  es urgente que entre en vigor, pues el DF, aseguran, es una de las ciudades donde periodistas y personas defensoras de derechos humanos enfrentan graves riesgos para desarrollar sus actividades.

Lo que CDP está exigiendo no es algo que se esté tramitando recientemente, pues el proceso de elaboración comenzó el 28 de julio de 2014 bajo el auspicio de la misma ALDF, y tuvo como resultado una propuesta de ley sin antecedentes en México y en el mundo. Aseguran que hay pocas experiencias de un producto tan terminado mediante el diálogo abierto y que, de aprobarse en lo sustancial en la capital del país, se convertiría en referente, en ejemplo, para el gobierno federal y el Congreso de la Unión, para los gobernadores de los Estados, y para todos los congresos locales.

¿A qué esperan, a que aumenten los muertos? ¿Acaso no hay ya bastantes mártires de la comunicación? Si esperan acallar la verdad matando al mensajero, cometen un gran error: siempre habrá quien la cuente.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

1 Comentario

  1. Me encantó la invitación a aportar «valor añadido al texto». No tengo más que aportar que mis felicitaciones a tan inteligente convocatoria. Saludos desde Cuernavaca, México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.