Autenticidad

0
8

La vida es lo que es. Uno le da, a veces, demasiadas vueltas, tanto a lo bueno como a lo malo. Puede que a esto último más. La experiencia, aderezada de pasión, nos debe mover a la mejora. Por eso estoy convencido de que hasta lo pésimo tiene el suficiente valor añadido para transformarnos positivamente. Querer es todo. Hablamos de ello.

Marchemos, por favor, siempre hacia delante. Con la edad aprendemos que las cosas, de un margen y de otro de la historia, son como son. No podemos, ni debemos, evitarlas. Ante todo hemos de desarrollar nuestro relato personal sin complejos, sin miedos, mirando hacia el porvenir. No busquemos la perfección, que no se alcanza ni por casualidad, en la que no creo.

Avancemos. Lo deseable es que miremos el comienzo de cada jornada como lo que es, único, y, paralelamente, genuino, con sus cosechas abundantes o escasas, con sus resultados dispares, con lo que nos ofrezca. Cada hora es excepcional, aunque la contemplemos como una rutina.

Quizá la fortuna nos venga, o nos deba venir, de la regla de la doble motivación, de la múltiple comprobación a través de personas que, con su bondad y su generosidad, desde su amor incluso, nos demuestren que estamos vivos y con posibilidades y capacidades para la dicha.

Reflexionemos. Tener a alguien al lado que nos diga que somos, que estamos, que podemos, que nos definimos, que nos alegramos, que nos disponemos, que nos aclaramos, que aprendemos, que nos comprendemos… constata que el día es auténtico.

Decía Ferdinand de Saussure, a su modo, que somos en relación a los demás. En consecuencia, si tienes, si tenemos, a alguien que nos resalte que el día es clave gritemos bien alto con ella, o con él, que lo es. Es nuestra verdad, que nos hará más felices, sobre todo porque no hay bienestar más elevado que amar y ser amado. Seguro. El día es real, palpable. Pregunten en el entorno si lo es. Ya me dirán.

Soy Doctor en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid, donde también me licencié en esta especialidad. Tengo el Doctorado en Pedagogía por la Universidad de Murcia. Poseo seis másteres sobre comunicación, Producción, Literatura, Pedagogía, Antropología y Publicidad. He sido Decano del Colegio de Periodistas de Murcia y Presidente de la Asociación de la Prensa de Murcia. Pertenezco a la Academia de Televisión. Imparto clases en la Universidad de Murcia, y colaboro con varias universidades hispanoamericanas. Dirijo el Grupo de Investigación, de calado universitario, "La Víctima en los Medios" (Presido su Foro Internacional). He escrito o colaborado en numerosos libros y pertenezco a la Asociación de Escritores Murcianos, AERMU, donde he sido Vicepresidente. Actualmente soy el Delegado Territorial de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) en Murcia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.