Bélgica: médicos deciden acabar con los vergonzosos “certificados de virginidad”

Un acto inútil, sexista, discriminatorio, carente de pertinencia… que puede ser vivido por la mujer como una agresión

Siguiendo una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Orden de Médicos de Bélgica (algo equivalente al Colegio Oficial) ha decidido acabar con los certificados de virginidad, una práctica que muchas veces se ha definido como una “agresión” a las mujeres y un “acto médico inútil” para los especialistas.

Por extraño que parezca, en pleno siglo XXI los ginecólogos belgas –y también los de otros países, en octubre de 2018 la OMS presentó un listado de una veintena de países donde seguían en vigor los certificados de virginidad, entre ellos Afganistán, Brasil, Marruecos, Sudáfrica, Holanda y  Canadá, además de Bélgica-  siguen atendiendo las peticiones de pacientes “de distintas religiones que lo solicitan por razones confesionales”, a las que extienden certificados que garantizan su virginidad, según una información del canal internacional TV5 Monde

Para la OMS, el reconocimiento que precede al certificado es un acto “doloroso, humillante y traumatizante”, por el que pasan muchas jóvenes antes de su matrimonio, para garantizar su “pureza” al candidato a esposo.

La Orden de Médicos, en una decisión adoptada el pasado 16 de febrero de 2019, asegura que pone fin a esta práctica que, en su opinión, ya “no tiene justificación”. En el comunicado añade que “no es posible afirmar con exactitud, en base a un examen clínico, que una personas no ha tenido jamás una relación sexual”. Y explica que el himen se ha podido romper por otras causas, que además algunas mujeres nacen con una membrana imperceptible, e incluso inexistente, y que la presencia o ausencia del himen no permite en modo alguna determinar la virginidad de una mujer.

Finalmente, el comunicado de la Orden de Médicos entra en el fondo de la cuestión, declara el reconocimiento previo «un acto inútil, sexista, discriminatorio, carente de pertinencia… que puede ser vivido por la mujer como una agresión», y  reconoce que normalmente «este tipo de exámenes los pide terceras personas, sin tener consideración de la intimidad y el derecho a la vida privada de la mujer».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.