Camilo josé cela y el periodismo

En el centenario del nacimiento de CJC (II)

Las relaciones de Camilo José Cela con el periodismo se mantuvieron sin interrupción a lo largo de toda su vida. Cela era un lector voraz de periódicos y revistas y un colaborador infatigable de diferentes publicaciones.

Carné de periodista de Camilo José Cela
Carné de periodista de Camilo José Cela

Tenía carné de periodista, el número 1044 del Registro Oficial, aunque sus relaciones con las instituciones profesionales no fueron todo lo cordiales que hubiera deseado: a raíz de la aparición de “La colmena” en Buenos Aires en 1952 (en España la censura impidió su publicación en ese momento) fue expulsado de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Según me manifestó personalmente, una de sus mayores satisfacciones fue la creación de la carrera de Periodismo en la universidad que lleva su nombre en Villafranca del Castillo, en Madrid. Cuando este centro organizó en 2001 los actos conmemorativos de su 85 cumpleaños, la intervención de Cela estuvo dedicada al periodismo.

En ella hacía una reflexión sobre la profesión y la situación de la industria periodística en España, incluyendo su “Dodecálogo de deberes del periodista”, un texto ampliado del que publicara la Cátedra Ortega y Gasset en 1993 bajo el título “La lectura, afición y aversión”. En esta intervención señalaba que “Cuando el periodista prueba a suplantar al político, acaba falseando la realidad y cuando el político se siente periodista deviene en déspota”.

Tenía un gran respeto por la profesión y siempre defendió a los periodistas y criticó la explotación a la que estaban sometidos. A veces lo hacía con su típico humor socarrón: “los periodistas están destinados a ser como las putas: trabajando sin horario ni garantías, a menudo de noche, ofreciendo sus servicios al mayor número de clientes posible y soportando a los aprovechados que tratan de regatear los precios o intentan que el servicio les salga gratis”.

Cela escribió para los periódicos una obra ingente, comparable en extensión a la de su producción literaria. Artículos de opinión, narraciones, memorias, piezas cortas, entrevistas… Su conversación con Azorín publicada en la revista Correo Literario el 1 de diciembre de 1950 aún se utiliza en las facultades de periodismo para explicar cómo resolver una entrevista a un personaje que no quiere contestar o lo hace con monosílabos.

La obra de cela en los periódicos

Lo primero que publicó Camilo José Cela fueron dos poesías en el suplemento literario El Argentino, acompañadas de una “Autopresentación” en la que anunciaba que estaba preparando un libro de versos que iba a titular “Pisando la dudosa luz del día”. La revista argentina Fábula incluyó algunos de los poemas de este proyecto. Desde entonces Cela dedicó a las publicaciones periódicas una gran parte de su obra primeriza: “Fotografías de Pardo Bazán” en la revista Y. Revista para la Mujer, cuentos para Medina, artículos para Arriba y La Vanguardia Española, mientras oficiaba de redactor en la revista Juventud.

Salsa mahonesa, artículo de Camilo José Cela en ABC el 8 de febrero de 1998
Salsa mahonesa, artículo de Camilo José Cela en ABC el 8 de febrero de 1998

En 1945 publicó su primer artículo en ABC, un medio para el que escribió a lo largo de toda su vida. Se titulaba “El aullido de la charca”, una narración corta que iba acompañada de una ilustración de Francisco López Rubio. Ese mismo año ya publicaba su primera recopilación de artículos bajo el título “Mesa revuelta” mientras desarrollaba una actividad frenética en las revistas Fantasía, Garcilaso y Espadaña, al mismo tiempo que trabajaba en “La colmena”, la novela que iba a darle la fama y el prestigio internacionales que estaba buscando.

En 1956 decidió fundar su propia revista literaria, Los Papeles de Son Armadans, de periodicidad mensual, que hasta su desaparición en 1979 recogió la obra de los mejores escritores españoles e iberoamericanos del momento, y también de algunas firmas de la literatura universal, y acogió entre sus páginas a una buena parte del exilio literario español.

Con el título de “Cajón de sastre” publicó en 1957 una segunda recopilación de su obra periodística, una costumbre que iba a mantener hasta sus últimos años: “Al servicio de algo” (1969), “Los vasos comunicantes” (1981), “El asno de Buridán” (1986), “El huevo del juicio” (1993)… Hace unos meses vio la luz un nuevo compendio de sus primeros artículos bajo el título “La forja de un escritor”.

Fue otro medio periodístico, la revista Destino, el que recogió en 1958 sus primeros escritos de memorias, que más tarde reunirá en “La rosa”. A lo largo de 1991 y 1992 los continuará en el suplemento dominical de Diario 16, que publicará en forma de libro con el título de “Memorias, entendimientos y voluntades”.

Iniciada la transición política en España comienza sus colaboraciones para la revista Cambio 16 y más tarde, en 1995, funda una nueva publicación literaria, El Extramundi y los Papeles de Iria Flavia, continuadora de Los Papeles de Son Armadans, mientras prodigaba sus artículos en casi todas las revistas de actualidad y en diferentes publicaciones diarias de ámbito nacional como El Mundo y El País, y también para periódicos regionales, algunos de Galicia, manteniendo siempre su fidelidad al ABC, donde publicó también su último artículo, “El color de la mañana: Chiflidos espirituales”, el domingo 13 de enero de 2002.

Sólo cuatro días después moría en un hospital de Madrid.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Periodista cultural Asignaturas: Información Cultural, Comunicación e Información Audiovisual y Fotografía informativa. Autor de "Qué es la fotografía" (Lunwerg), Periodismo Cultural (Síntesis. Madrid 2006), Cultura y TV. Una relación de conflicto (Gedisa. Barcelona, 2003) La mirada en el cristal. La información en TV (Fragua. Madrid, 2003) Perversiones televisivas (IORTV. Madrid, 1997). Investigación “La presencia de la cultura en los telediarios de la televisión pública de ámbito nacional durante el año 2006” (revista Sistema, enero 2008).

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.