Canadá: 28.000 millones de euros para las víctimas de los internados católicos

El gobierno de Canadá se ha comprometido a pagar veintiocho mil millones de euros a los ciudadanos autóctonos, que en su infancia,  fueron víctimas abusos y malos tratos en los internados católicos a los que les llevaron a la fuerza.

Según la información de la emisora pública Radio-Canadá, reproducida en el canal internacional Euronews, «la oferta de Ottawa no es el acuerdo final. Las partes tienen hasta este 31 de diciembre de 2021 para llegar a otro definitivo. Si finalmente se acepta, será el final de una batalla que ha durado catorce años, iniciada entre otras entidades por la Sociedad de apoyo a la infancia y a la familia de las Primeras Naciones».

Una parte de la indemnización está destinada a reformar el sistema de proyección de la infancia autóctona del país.

Se conocen como «Primeras Naciones» los pueblos autóctonos de Canadá, tanto los inscritos como los no inscritos en el registro de la Ley de Indios (con excepción de los Inuits, -esquimales-  y los Mestizos). La expresión se popularizó en los años de 1970 para reemplazar a la palabra «indios», que algunos consideraban ofensiva. Más de un millón de personas se definen como autóctonos en Canadá, y de ellas el 64 por ciento forma parte de las Primeras Naciones, repartidas en cincuenta naciones o grupos lingüísticos y 617 comunidades.

En junio pasado, en el lugar de uno de los mayores internados para autóctonos del país, en la localidad de Kamloops, aparecieron los cuerpos de 215 niños que se habían enterrado en secreto.

Canada Ottawa llama niños indígenas fallecidos
Canadá, Ottawa: un indígena se arrodilla frente a unos zapatos colocados en la Llama del Centenario para honrar a más de doscientos niños cuyos restos han sido encontrados enterrados en una antigua escuela residencial en Kamloops.

El internado, gestionado por la Iglesia Católica, es uno de los 139 establecimientos similares creados a finales del siglo diecinueve para encerrar en ellos a la fuerza a 150.000 niños amerindios, mestizos e inuits, a los que arrancaron de sus familias para educarles borrando cualquier rastro de su pueblo, su cultura y sus tradiciones. Muchos de ellos sufrieron malos tratos y abusos sexuales. Se supone que murieron al menos 3.200, la mayoría de tuberculosis.

Tras el macabro descubrimiento de los 215 cadáveres, doloroso recuerdo del pasado colonial de Canadá que las familias de las víctimas califican de genocidio, una galería de arte de Vancouver les rindió homenaje colocando varias filas de zapatos infantiles en su entrada.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.