Canon Eos-1, 25 años (1989-2014)

“Sensación Canon”, titulábamos en portada en la revista FOTO en septiembre de 1989. Canon anunciaba el lanzamiento del nuevo modelo buque insignia de la firma, Eos-1, la cámara con la que Canon arrebató a Nikon el trono en el sector profesional y que marca el antes y el después en la historia de las réflex de la compañía, fabricante mundial número uno de máquinas fotográficas.

Canon Eos 1con el objetivo normal ultraluminoso 50 mm f/1.0
Canon Eos 1con el objetivo normal ultraluminoso 50 mm f/1.0

El primer rasgo distintivo de la Eos-1 fue el diseño. Fue la primera cámara con total ausencia de cantos, esquinas y protuberancias, lo que obedecía a la revolucionaria línea de diseño creada por Luigi Colani para Canon. “Las redondeces de la Eos 1 se ‘pegan’ a la mano»; decíamos en nuestro primer informe de avance sobre una de las primeras unidades de serie. “Se trata, obviamente», concluíamos, «de una cámara concebida para los fotógrafos profesionales.»

Dos años antes, cuando Canon presentó las primeras Eos, 620 y 650, el mensaje del titular nuestra portada en FOTO fue contundente: “La Canon para el siglo XXI”. Dicho y hecho, un año después del lanzamiento de la Eos-1 Canon protagoniza un nuevo golpe espectacular al desarrollo de las cámaras réflex, este en el segmento más popular, el bajo de gama, con el lanzamiento de la Eos 1000. Con ello se confirmaba el predominio de la marca en toda la gama réflex. Todo lo que nos ha venido después en cámaras réflex entra dentro del abanico que va de la más súper profesional (Eos-1) a la más popular (Eos 1000 y los sucesivos modelos en lo más bajo de la gama).

Con la Eos 1 Canon ponía en la mano del fotógrafo una nueva máquina de referencia que incorporaba una toda una filosofía práctica. Más que en la mesa de I+D por los más audaces diseñadores técnicos y avezados ingenieros optomecatrónicos, la nueva ‘súper’ de Canon pareciera estar diseñada en la mano del fotógrafo profesional.

Canon Eos 1. "Sensación Canon", primicia informativa en FOTO, septiembre de 1989
Canon Eos 1. «Sensación Canon», primicia informativa en FOTO, septiembre de 1989

Y así era, en efecto. Canon tomó la delantera en la asignatura clave de dejar el sitio del vendedor y ponerse al lado del comprador en el mostrador de la tienda. Fueron fotógrafos profesionales activos en los más diversos campos y divulgadores del medio fotográficolos que fueron consultados por los ingenieros de Investigación y Desarrolo de la compañía. Honor que a un servidor le cupo en reiteradas ocasiones, tanto en Madrid como en distintas factorías y centros de Canon en Japón, Taiwan y  Malasia.

Así, la Eos 1 incorporaba una innovación ingeniosa y práctica donde las hubiera: una segunda ‘rueda universal’, el hoy habitual dial en el dorso de la cámara que venía a dar trabajo a un dedo hasta entonces ocioso desde la desapaarición d ela palanca de arrastre de la película y desde entonces determinante en la nueva era del diseño de cámaras: el pulgar derecho.

Mantenía la velocidad de obturación punta de 1/8000 de segundo, con la particularidad de que el motor del nuevo buque insignia alcanzaba la velocidad, entonces récord, de 5,5 fps (fotogramas por segundo). Las sincronización del flas se había acortado a 1/250 seg y el tiempo máximo de obturación alargado a 30 segundos completos.

La innovación en el sistema autofoco señaló también el camino al desarrollo de las cámaras réflex: la Eos 1 fue el primer modelo en incorporar sensores cruzados –dos verticales y dos horizontales– que trabajan como un telémetro de imagen partida y mejoraban sensiblemente en motivos de superficies o estructuras monótonas.

La resistencia en cuanto condiciones extremas de temperatura se vio espectacularmente ampliada con el funcionamiento de la cámara hasta los -30º C y los +75ºC.

Otro detalle que no pasó inadvertido a los profesionales fue la duplicidad de circuitos electrónicos, lo que venía a significar que la cámara sigue funcionando en caso del fallo de alguna placa de conmutación electrónica merced a la ‘doble vida’ de la circuitería.

La ‘guinda’ fue el acompañamiento de la presentación de la Eos 1 con dos nuevas ópticas L –por Luxury– de la serie EF cual más espectacular: el objetivo de la distancia focal normal de 50 mm con una abertura imbatible de f/1.0 y el tele zum 80-200 mm con una abertura constante de f/2.8.

Ni un solo engorro de manejo tuvimos con el ejemplar de prueba. Las siete funciones personalizables de la Eos 1 constituyen hoy, 25 años y 70 millones de cámaras EOS después del lanamiento del sistema Eos en 1987, la espina dorsal de los programas de personalización –evítense los ‘palabros’ customizar, custom– de las cámaras réflex al uso.

 

——-

Canon Eos-1 DX
Canon Eos-1 DX

Nota de prensa de Canon España

La serie EOS-1 de Canon celebra su 25º aniversario

Madrid (España), 10 de junio de 2014.- Canon celebra hoy el 25º aniversario de la serie EOS-1, su familia de cámaras réflex de gama alta para objetivos intercambiables.

La serie de cámaras EOS nació en 1987 con el lanzamiento de la EOS 650, la primera cámara réflex del mundo con enfoque automático (AF) que empleó un sistema de montura totalmente electrónico, capaz de controlar funciones como el ajuste del AF y de la abertura mediante señales eléctricas. Dos años después, en 1989, la compañía lanzó su primer modelo EOS profesional, la EOS-1. Creada para satisfacer las necesidades de los fotógrafos profesionales, el primer modelo de la serie Canon EOS-1 incorporaba las tecnologías más avanzadas, prestaciones líderes en su categoría y nuevos niveles de ergonomía, durabilidad y fiabilidad.

Desde entonces, Canon ha seguido demostrando su compromiso con la industria fotográfica con el desarrollo de cámaras de alto nivel, para satisfacer siempre las necesidades de los fotógrafos profesionales en cada momento. En 1994, un momento en que los fotógrafos profesionales comenzaron a confiar en las prestaciones de enfoque automático (AF) que ofrecían las cámaras réflex digitales (SLR), Canon lanzó la EOS-1N. En comparación con su predecesora, la EOS-1N ofrecía un número de puntos de enfoque muy superior, así como un enfoque predictivo de mayor capacidad, para poder seguir a los sujetos en movimiento. En el año 2000, la compañía presentó la EOS-1V, que contaba con un nuevo sistema AF de Área de 45 puntos de alta densidad, que  permitía disponer de un AF predictivo de alta velocidad, de hasta 9 fotogramas por segundo.

Con la llegada de la era digital, Canon lanzó en 2001 la primera cámara réflex digital (DSLR) profesional de gama alta, la EOS-1D, seguida poco después, en 2002, por la EOS-1Ds con sensor de formato completo. La cámara réflex profesional más avanzada de la gama actual, la EOS-1D X, fue lanzada en junio de 2012, ocupando la decimotercera1 posición en la lista de los modelos de la serie EOS-1. La EOS-1D X, que ofrece una combinación incomparable de velocidad, resolución y calidad de la imagen, ha seguido ganándose el reconocimiento de los fotógrafos profesionales de todo el mundo en una gran variedad de especialidades fotográficas, desde el fotoperiodismo a la fotografía de deportes, así como la fotografía comercial y de naturaleza.

Durante los últimos 25 años, la potente serie de cámaras EOS-1 de gama alta ha incorporado la última tecnología, así como los niveles de prestaciones más avanzados de su categoría. Estos puntos fuertes se han expandido por la gama completa de cámaras EOS, desde los modelos para principiantes a los profesionales. Canon ha aspirado desde siempre a producir cámaras excepcionales, capaces de ampliar las posibilidades fotográficas creativas y de satisfacer las necesidades cambiantes de los fotógrafos de todos los niveles, y continuará haciéndolo en el futuro.

– FIN –

Acerca de Canon Europa

Canon Europa es la división regional de ventas y marketing de Canon Inc. de Japón, presente en 116 países, con 17.000 empleados en Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

Fundada en 1937, con el objetivo concreto de fabricar las mejores cámaras para los usuarios, la incansable pasión de Canon por el «Poder de la Imagen» le ha llevado a expandir su tecnología a otros muchos mercados, convirtiéndola en líder mundial tanto en soluciones para la imagen para consumidores como para empresas. Sus soluciones se plasman en una amplia gama de productos, desde cámaras compactas y réflex digitales a objetivos para cámaras de televisión y equipos de rayos X, además de impresoras multifunción y de gran volumen, productos complementados con una amplia gama de servicios de valor añadido.

Canon realiza una fuerte inversión en investigación y desarrollo (I+D) para ofrecer los productos y servicios más completos e innovadores con el fin de satisfacer las necesidades creativas de los usuarios. Desde los fotógrafos aficionados hasta las empresas de impresión profesional, Canon permite a cada uno de sus clientes convertir en realidad su pasión por la imagen.

La filosofía Corporativa de Canon es la Kyosei que significa “vivir y trabajar juntos por el bien común”. En EMEA, Canon Europa tiene por objetivo conseguir un crecimiento sostenible, centrando sus esfuerzos en reducir el impacto ambiental de sus propias actividades y ayudando a sus clientes a reducir el de las suyas usando los servicios, soluciones y productos de Canon. Canon ha obtenido el certificado ISO 14001 global, por el que se reconoce su excelente política de gestión ambiental a nivel mundial.

Más información sobre Canon Europa en: www.canon-europe.com

  1. Incluida la cámara réflex digital EOS-1D C -lanzada en diciembre de 2012 y que es capaz de grabar vídeo 4K-, la gama de cámaras de la serie EOS-1 consta de un total de 14 modelos.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Fallece en diciembre de 2014, siendo editor adjunto de Periodistas en Español. Periodista, fotógrafo, profesor y consultor de medios. En la profesión desde 1966. Perteneció a las redacciones de 'Gaceta ilustrada', 'Cuadernos para el Diálogo", 'El Periódico" y 'Tiempo'. En 1982 funda FOTO, revista que edita y dirige hasta 2009 (287 números). Fue vocal por el sector de la Fotografía en la Comisión Redactora del Anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual de 1987. Profesor de Fotografía de la Universidad Nebrija (1997-2001). Desde 2000, vinculado a la Escuela Superior de Publicidad. Autor de 'Fotografía Creativa', guía didáctica de un curso en una plataforma 2.0 (282 págs., Maren, Madrid, 2010). Su exposición fotográfica antológica 'Manuel López 1966-2006' va camino de 40 itinerancias por España y América.

2 Comentarios

  1. Nunca he sido usuario constante de Canon, pero me he dado cuenta que siempre ha sido una marca de gran precisión y magnífica óptica.
    En Chile, de los años ´70 al 1995 m/m lo que veía en los reporteros gráficos era ampliamente el uso de modelos Nikon; uno que otro utilizaban cámaras Canon; ambas manuales. (Las Canon tenían más componentes plásticos y eran más livianas; mi impresión era que en el uso periodístico daban más quehacer en reparaciones por el uso intensivo).
    En calidad y prestaciones prácticamente no habían diferencias notables. Daba lo mismo una Canon que una Nikon. Sin embargo, en el uso intensivo, la Nikon era más resistente y siempre confiable en circunstancias más extremas (fotografiar un incendio, expuesto a lo ambiental y a salpicaduras de agua por la acción de bomberos, etc.). Un cuerpo más sólido, lentes más sólidos.
    Yo incluso utilicé con buenos resultados una rústica cámara reflex Zenith, soviética, de buena óptica, pero de «relojería» anticuada, con muy buenos resultados. Aguantaba todo tipo de maltrato. No se pegaba en los días fríos. Funcionaba en todo lugar. Nikonistas y Canonistas me hacían bromas, pero mis fotografías no tenían problemas de competitividad en captar carreras de caballos en pistas de arena y césped en verano, otoño, invierno, primavera.
    La única gran limitante era que no obturaba a más de 500 de segundo. Pero casi nunca tenía necesidad de disparar a más de esa velocidad. Y era puro fierro, pesada.
    Una vez, una de esas mismas cámaras, de un amigo que me visitaba, se le cayó a un río y estuvo a 5 metros de profundidad por horas. La rescatamos, la abrimos con herramientas casi corrientes, la secamos con cuidado, la soplamos, y el resto lo dejamos secar a ambiente. Luego la aceitamos en sus partes claves con simple aceite de máquina de coser.
    Funcionó perfectamente por años y años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.