Das vidanya, adiós, camarada Lenin

Y ya pasaron 92 años de tu muerte, casi un siglo, que ya se dice muy pronto Vladimir. Joder como se pasa el tiempo chaval y tu ahí tan tranquilo en ese sarcófago blindado que ya no incita a cultos reverenciales, odios ni devociones.

Xulio Formoso: Lenin
Xulio Formoso: Lenin

Por no concitar ni siquiera concitas ya curiosidad. Apenas grupos minúsculos de nostálgicos morbosos, comparsas menguados de aquellos desfiles faraónicos que por miles te visitaron diariamente por más de medio siglo en esa meca del bolchevismo en que convirtieron aun a pesar de ti, ese mausoleo de la Plaza Roja relativamente pequeño en dimensiones físicas pero ciclópeo en agrimensuras doctrinarias y simbólicas.

Qué cosas tiene la vida Vladimir, y tú que lo único que querías era ser enterrado del modo más sencillo junto a la buena señora María la de San Petersburgo, tu madre. Pero una cosa eran tus querencias y otra muy diferente las de tu camarada Iósif Vissariónovich, Stalin para los amigos.

Y resulta que no solo te montó a tu alrededor una especie de zigurat a lo Ciro el Grande sino que le adosó un laboratorio con personal a tiempo completo, día y noche, para tu exclusivo mantenimiento, una especie de taller de sastrería y mecánica, lavado y engrase, con lo mejor y más robusto de la ciencia rusa en materia de conservación de tejidos biodegradables.

No cabe duda que te ves bien, hasta tienes buen color. Los barnices y polímeros cumplen su función y van sustituyendo las células y epitelios cuando estos ya no dan.

Los componentes de tu mezcla conservante han pasado a ser de secreto de estado a secreto comercial, algo así como la fórmula de la Coca Cola pero de la inmortalización de ultratumba. Y tampoco se puede negar que esto de los panteones y científicas momificaciones de líderes, caudillos y adalides de culto y reverencia de los que tú fuiste objeto pionero, tiene sus fans y seguidores en varios continentes, desde la lejana Catay, la Indochina y la Corea hasta los más actuales en las costas del Caribe Mar y Capitanías Generales.

Hasta el dedicado personal de tu taller de mantenimiento ha devenido en una compañía llamada Ritual, una franquicia de la taxidermia que atiende a clientes importantes a razón de 12.020 euros semanales que viéndolo bien y tomando en cuenta el precio actual del petróleo, no está nada mal en relación calidad-precio.

Como sea querido Vladimir, parece que tú o tu momia, o tu momia y tú, que para el caso es lo mismo aunque no exactamente igual, habéis sobrevivido razonablemente incorruptos a la descomposición de tu propio régimen. Y eso tiene su mérito.

Ya no hay colas a la entrada para ver al sumo bolchevique, te sacaron la guardia de honor y flota en el aire un ligerísimo olor a acetato de potasio y desinfectante que, en el fondo, entre formol y naftalina tal vez solo sean los efluvios residuales de tu comunismo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Xulio Formoso, artista plástico y músico venezolano nacido en Vigo, España, y fallecido en Madrid el 7 de noviembre de 2018. Además de compositor y músico, autor e intérprete de 16 álbumes, Formoso era ingeniero civil graduado en la Universidad Santa María e ingeniero de sistemas por la Universidad de San Antonio de Texas. Como artista plástico contó con exposiciones de pinturas y dibujos en formatos de gran tamaño en galerías de arte de Caracas. Desde el 2007 se desempeñaba como articulista e ilustrador en diversas publicaciones culturales venezolanas como el semanario Todosadentro y desde el 2013 colaboraba asiduamente en "Periodistas en Español".

4 Comentarios

  1. Gracioso y profundo, me sonreí y terminé riéndome. Retrata con muchísima guasa lo ridículo y patético de esos líderes mesiánicos a los que sus aborregados adláteres viles y descerebrados ya sea por intereses bastardos o por idiotez pura y dura quieren llevar a la inmortalidad y a la gloria y terminan convirtiéndolos en simples momias de plástico con olor a Zotal. Las veladas alusiones a Mao, Ho Chi Min, Kim Il Sung y hasta el Chávez de las costas del mar Caribe desfilan por este excelente artículo humorístico y mordaz sin desperdicio. El dibujo calza perfecto con el texto. Es tan bueno que hasta un tipo como Lenin luce incluso divertido y simpático.

  2. Los vuelos intelectuales e investigadores de este país siguen bajos. Aunque, ¿qué puede salir de facultades que ignoran en sus programas a Marx y quedaron ancladas en Aristóteles?

  3. Qué artículo más formidable, graciosísimo y al mismo tiempo profundo. El dibujo como siempre, de antología, un complemento perfecto de texto y gráfica. Aquí podemos palpar, oler y sentir el ridículo trágico de estos líderes y sus idiotas pretensiones de posteridad tanto de ellos como de sus descerebrados adláteres. Las alusiones a Mao, a Ho Chi Minh, a Kim Il Sung y hasta a Chávez en su Capitanía General a orillas del Mar Caribe, (genial) son para reirse a gusto y volverse a reir despues de haber reído. Cojonudo y ocurrente.

  4. En Alemania, dónde vivo, Lenin aún sobrevive com busto, estatua o vidriera colorida. Un proyecto artístico se ha dedicado a recoger las increíbles historias de los últimos monumentos y a documentarlos fotográficamente, ¡muy interesante! Consultar en http://www.leninisstillaround.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.