El escritor Javier Marías y el ajedrez

El recientemente fallecido escritor Javier Marías evidentemente sabía jugar al ajedrez y además, dentro de su amplia obra literaria, rescató un trabajo relacionado con el noble juego a través de la figura del escritor Vladimir Nabokov (1899-1977).

Javier Marías, escritor, 2009
Javier Marías, escritor, 2009

En concreto, publicó una selección de dieciocho poemas, traducidos por el propio Marías, y dieciocho problemas de ajedrez con sus gráficos, traducidos por Félix de Azúa, además de otros textos sobre Nabokov junto una selección de fotografías, en un volumen de tapa dura en 1999.

 

La obra se titulaba ‘Desde que te vi morir, Vladimir Nabokov. Una superstición de Javier Marías y un ajedrez jugado por Félix de Azúa’ (Alfaguara, Madrid 1999. 143 páginas). Posteriormente se reeditó en 2009 en una edición de bolsillo aunque añadiendo también ‘Si yo amaneciera otra vez’ publicado en 1997, en homenaje a William Faulkner (1897-1962) con el título ‘Faulkner y Nabokov dos maestros’. (De Bolsillo.224 páginas).

Se da la circunstancia que Nabokov y Javier Marías coincidieron indirectamente en Estados Unidos cuando el padre del escritor español, el profesor Julián Marías, daba clases y compartían el mismo edificio con el autor de origen ruso tan vinculado al ajedrez, con su famosa obra La Defensa, de la que luego se hizo una versión cinematográfica. Entonces Javier era apenas un crío.

Pero muy posteriormente un diario estadounidense, Los Angeles Times, los unió en una crítica de una de sus obras, usando la metáfora del ajedrez: «…y las tramas de Marías, ingeniosas como jugadas de ajedrez, traen a la mente al gran estratega del siglo XX, Vladimir Nabokov».

Ahora volviendo al citado libro, en uno de esos textos, Nabokov afirma sobre la composición de problemas ajedrecísticos: «Los problemas de ajedrez exigen del compositor las mismas cualidades que caracterizan cualquier otra actividad artística: originalidad, inventiva, concisión, armonía, complejidad, y una espléndida falta de sinceridad».

Nabokov incluyó esta reflexión en el libro que rescató Marías, Poems and Problems (publicado inicialmente en 1969) donde reunió 39 poemas en ruso, con su correspondiente traducción al inglés hecha por el propio autor, catorce poemas en inglés y dieciocho problemas de ajedrez.

De hecho, uno de los poemas en ruso, Lilith, algunos lo consideran ligado a su novela, Lolita (1955) cuya versión cinematográfica de 1962 incluye una escena con una partida de ajedrez, además de haber sido dirigida por el director, también muy vinculado a los 64 escaques, Stanley Kubrick (1928-1999).

Por otra parte, hay alusiones al ajedrez en numerosas de sus columnas periodísticas, así se pueden citar ‘El muy antiguo crimen del escritor’ (31 marzo 2019) donde escribe: «…el chinchoso Doctor se burló por haber perdido Baretti una partida de ajedrez contra un tahitiano que había traído a Londres, tras una de sus expediciones, el también celebérrimo Capitán Cook»; así como en ‘No nos asfixien’ (1 de enero 2017), «….jueguen al ajedrez…»; ‘Esto no estuvo aquí para siempre’ (14 de febrero de 2016) «y brincar por el tablero con la misma facilidad que los caballos de ajedrez….».

El último artículo con alusión ajedrecística data de hace casi un año, ‘No entiendo’ (19 septiembre de 2021) donde en alusión a Afganistán menciona la prohibición del ajedrez en el país tras la nueva llegada al poder de los talibanes.

Pero además hay que recordar que Marías tenía un intensa relación con dos escritores también relacionados con el ajedrez. Por una parte, con el narrador, ensayista y dramaturgo Juan Benet (1927-1993) del que siempre se recuerda esta frase sobre peones y los 64 escaques: «En la vida, como en ajedrez, las piezas mayores pueden volverse sobre sus pasos, pero los peones sólo tienen un sentido de avance».

Por otra, con el escritor y también académico Arturo Pérez Reverte, quien ha escrito distintas obras (La tabla de Flandes, llevada al cine) y artículos vinculados con el noble juego.

Por último, y como opinión y apreciación personal, estoy seguro que Marías como miembro de la RAE, donde tomó posesión en 2008 ocupando el sillón R, hubiera secundado la iniciativa de incluir en el diccionario de la Academia Española de la Lengua, la palabra trebejista.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.