El Museo de Ajedrez de Castellar del Vallés amplia instalaciones y homenajea a Tartakower

El único museo dedicado al ajedrez en España, el Museo Nacional de Ajedrez (Museu Nacional de Escacs en su original catalán) de Castellar del Valles (Barcelona), abierto desde 2010, está trabajando actualmente en ampliarlo confiando pueda estar preparado para los meses de octubre o noviembre. Esta reforma coincidirá además con el 75 aniversario del club de ajedrez de la localidad catalana.

La mayor novedad, y algo que le hará único, es que será el primero del mundo sobre la figura del ajedrecista polaco-francés Savielly Tartakower (1887-1956). Dispondrá del 97 por ciento de los libros de ajedrez y de poesía –faltan dos- del creador de la apertura catalana en 1929.

Tartakower juega con Arturo Pomar en Londres, 1946
Tartakower juega con Arturo Pomar en Londres, 1946

Tartakower creó no solo la apertura catalana (1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.g3), sino también la llamada apertura orangután (1. b4) tras ver un simio en el zoo de Nueva York cuando disputaba allí un torneo en 1924, y una variante de la defensa holandesa (1.d4 f5) lleva su nombre, conocida también como gambito de dama, variante Tartakower, defensa Tartakower o sistema Tartakower-Makogonov-Bondarevsky (1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 Ae7 5.e3 0-0 6.Cf3 h6 7.Ah4 b6).

La apertura catalana tuvo lugar en el torneo que coincidió con la Exposición Universal de Barcelona de 1929 y con ello se embolsó 150 pesetas de la época. El entonces excampeón mundial Jose Raúl Capablanca (1888-1942) ganó este torneo venciendo en todas las partidas excepto unas tablas con el propio Tartakower.

Publicó numerosos libros de ajedrez siendo el más conocido ‘El juego de ajedrez hipermoderno’, y también se le recuerda por sus muchas frases y aforismos relacionados con el más que milenario juego.

Aunque nació ruso –en Rostov del Don- y vivió en Viena, representó sobre todo a Polonia, aunque no hablaba apenas su idioma. Fue campeón de Polonia dos veces y la representó seis veces en Olimpiadas. Tras la Segunda Guerra Mundial adquiere la nacionalidad francesa, representándola en una sola Olimpiada, 1950.

El que se autodefinió como ‘campeón mundial de los periodistas’, ya que fue cronista de ajedrez en los años veinte y treinta, fue además guionista de cine, poeta siendo traductor de poesía rusa al alemán y francés y también abogado, participó activamente en las dos guerras mundiales, como oficial del ejército austrohúngaro donde fue herido en la primera y en la resistencia francesa contra los nazis bajo el seudónimo de teniente Cartier, en la segunda.

El gran maestro argentino, también de origen polaco, Miguel Najdorf (1910-1997) lo consideraba su maestro y lo definió como «un gran hombre en todos los aspectos».

Museu Escacs Castellar del Vallés, juegos
Museu Escacs Castellar del Vallés, vitrina de juegos

Además de este apartado, el museo catalán constará de otras dos partes. Una historia del ajedrez en juegos, habrá un gran mural 2,5 y medio de ancho por 4 metros de largo con el nombre del país y las características de las piezas, con un total de unos 120 juegos, de ellos unos 56 donados, dentro del apartado juegos del mundo. Se espera llegar hasta los doscientos, muchos de ellos únicos.

Entre ellos se encuentran reproducciones únicas, solo presentes en este museo. Así, estarán piezas de Nishapur, actual Irán, -los originales datan de los siglos diez y once-, Nokhur de Turkmenistán, Benarés, Índia, de Brahmanabad (histórica Mansura) y Lahore en Pakistán, Samarcanda en Uzbekistán, de África como de las tribus Ashanti de Ghana y Makonde del sureste de Tanzania, norte de Mozambique.

Muchas son piezas reproducidas que pertenecían al conocido árbitro y coleccionista alemán Lothar Schmid (1928-2013), junto a otras que se incluyen en otros museos de Europa, como la variante del ajedrez alemana Courier (Kurierspiel en alemán) o los históricos trebejos de la isla de Lewis o los diseñados por Leonardo da Vinci (1452-1519).

Unas piezas destacadas son las del ajedrez catalán de 1929, Joc català de escacs (Juego catalán de ajedrez), que algunas fuentes apuntan fueron diseñadas por colaboradores del arquitecto Antonio Gaudí (1852-1926), coincidiendo con la creación de la Apertura Catalana diseñada con motivo de la Exposición Universal de Barcelona. Actualmente no se fabrican y fue recuperado el diseño histórico.

Además, en la biblioteca habrá libros en catalán y castellano, destacan una obra editada en 1900, Libre de les costumes dels homens e dels oficis dels nobles sobre lo joc dels Escachs (Libro de las costumbres de los hombres y de los oficios de los nobles sobre el juego del ajedrez) de Jacobo de Cessolis (1250-1322).

El propio Museo ha editado tres libritos. Los juegos de las campañaspara adquirir juegosFaci la Primera jugada (Haga la primera jugada) y Patrocina un Joc pel Museu, (Patrocina un juego para el Museo). Como proyecto se quiere elaborar una historia de los juegos que se mostrará en el espacio expositivo.

Piezas de ajedrez catalán
Piezas de ajedrez catalán

Historia

La idea del Museo corre paralela al Club d’Escacs Castellar del Vallés (localidad de poco más de 24.000 habitantes), y al que fuera su presidente de 1977 a 1998, Salvador Juanpere i Aguiló. Ha sido el impulsor del Museu hasta la actualidad y quien ha mantenido las instalaciones, que se enseñan a petición de los interesados.

Entre las publicaciones ajedrecísticas de Juanpere –tiene un blog que recoge más de quinientas obras, la mayoría novelas, referidas al ajedrez- se encuentran, en 1989, escrito junto con los hermanos Xavier y Enric Mateu i Palau: ‘Obertura Catalana 1929-1989’. Es el primer libro en catalán de esta apertura ajedrecística con motivo del cincuenta aniversario de su creación.

Como curiosidad, en 2004, con motivo del 75 aniversario de esta apertura se celebra en Barcelona un torneo en el que todas las partidas se deben iniciar con este movimiento y que fue ganado por el gran maestro argentino Ruben Felgaer.

En 1992, editó el conocido poema ‘Schachs d’amor’, la primera vez que se publicaban la partida y la poesía juntos, con un breve estudio. En 1997, con reedición en 2010, publica ‘Arnau Mir de Tost i el joc d’escacs de la col·legiata de Sant Pere d’Àger’. Una novela de investigación de casi tres años que aborda las piezas árabes de cristal de roca del califato fatimí (909-1171) que alberga la colegiata del monasterio de la localidad leridana de Ager, que está declarado Bien de Interés Cultural.

En la edición de la Copa del Mundo de Ajedrez de 1989, una de cuyas fases se jugó en el Saló del Tinell, en el Palacio Real Mayor de Barcelona, el club de Castellar patrocinó el Trofeu Obertura Catalana al jugador que hiciera la mejor partida.

El que fuera aspirante al título mundial en 1978 y 1982, Víctor Korchnoi (1931-2016) fue el ganador, se llevó el trofeo que pesaba quince kilos y un premio en metálico de 25.000 pesetas (actualmente 150 euros).

La idea del Museo se inicia con motivo del cincuenta aniversario del club, en 1995, ya que se contaba con un amplio material acumulado relacionado con el juego de años precedentes donados por socios, libros, tableros y relojes, entre otros objetos. No obstante, no se culminó hasta 2010.

Juanpere, cuando se dirigió a las instituciones, donde se busca colaboración, la Federación Catalana de Ajedrez, (Federació Catalana d’Escacs, FCE) se compromete a guardar material que se quiere exponer, algunos libros, tableros y piezas antiguas.

Por su parte, el Departamento de Cultura de la Generalitat no colabora y su director general de entonces se sorprende de la idea de crear un Museu de Escacs.

Finalmente se apalabra una reunión entre Ayuntamiento de Castellar del Valles, Departamento de Cultura de la Generalitat y FCE, pero el secretario municipal solicita documentos originales de la creación del club y no se encuentran por lo que no se pudo avanzar.

Por circunstancias sobrevenidas hay que cambiar de local y la idea del Museo se congela pero al final se arregla una nueva sede, lo que alarga en el tiempo el proyecto.

Mientras, con motivo de los cincuenta años del club, en 1995, año de inicio del proyecto del Museo, se organiza un torneo abierto internacional de ajedrez, que va acompañado de una gran exposición en el vestíbulo donde se disputaban las partidas. Acudieron entonces doce grandes maestros y veinte maestros internacionales.

El torneo fin de semana se celebraba en diciembre y fue uno de los más destacados de Cataluña prolongándose durante quince años. En la citada edición de 1995 se inauguró una gran exposición de juegos de ajedrez, germen del futuro Museo, que fue visitada por unas setecientas personas, y se editó una historia del Club, 50 anys de futur (50 años de futuro).

El club, además, fue uno de los primeros en inaugurar en un paseo de la localidad un Ajedrez Gigante, iniciativa con que cuentan varios municipios posteriormente.

Finalmente y tras quince años de esfuerzos y trabajos, el proyecto se culmina con la apertura que tiene lugar en 2010. Es un museo muy modesto, que no tiene apoyo institucional, pero se convierte en el único que existe en España sobre el noble juego. Próximamente el Museo se presentará a través de internet en formato virtual.

En España existen otros dos proyectos de Museos de Ajedrez todavía y por circunstancias, no culminados, en Madrid y en la localidad valenciana de Alaquàs, dedicado a la figura del excampeón mundial Anatoli Karpov.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.