El regalo

1
16

La esperanza de un cambio digno.

Un obsequio participativo, solidario y ecuánime
Un obsequio participativo, solidario y ecuánime

El regalo más grande que Podemos hacernos en España es que continuemos con lo que se empezó en mayo del año pasado tras las elecciones al Parlamento Europeo, seguir por el camino que rompió el hechizo bipartidista con Felisinda, la rana encantada.

Mucus, inteligencia natural de un moco explica el populismo y las creencias del Gobierno del PP, o sea del Partido Popular, pues ama a la patria y a la ciudadanía española tanto que… su esfuerzo se centra en rezar por ella a distintas vírgenes, a las que condecora por su heroísmo e implicación en la “dedocracia” del mercado de los votos.

Mientras trabaja a tiempo completo por las fortunas de los llamados “mercados” y de paso por las suyas, aunque algo huela a podrido… Le trae al pairo la sociedad del bienestar, puesto que el sentido común de los que viven por encima de las posibilidades de la humanidad y sostenibilidad del planeta, dicen que no queda más remedio que seguir por la senda de lo que ellos quieran y de los recortes democráticos, que es la ruta rotunda para las prebendas de los plutócratas.

Así el panorama, también hay esperanza para un discurso nuevo, participativo, de cambio que comenzó el 15M que consiste en: menos delegar el quehacer político en partidos “quemados y/o podridos por la costumbre”, y más empoderamiento de la ciudadanía participando de la política. Algo nuevo y conmovedor por la implicación, responsabilidad… aunque lleva más tiempo que delegar en gente que a fuerza de confiar en el sentido común plutocrático se convierte en indecente.

Felisinda nació del desengaño, pues en una sociedad de mercado no somos iguales ante la ley, depende del dinero que se tenga. Dicha sociedad promueve una cultura discriminatoria, condenando a las personas a la incomprensión entre ellas basada en el prejuicio.

Mucus advierte, son necesarias las gafas de la igualdad frente al sexismo, no se puede trabajar por el empoderamiento de la ciudadanía, si flotan los prejuicios sobre las mujeres en una cultura machista que instrumentaliza a la mujer para servir al hombre y que a cambio éste la recompense con paternalismo.

Tenemos claro que no queremos un Estado paternalista y maltratador, lo mismo que no queremos una pareja paternalista y maltratadora.

El amor no es cuestión de suerte, ni se da por ciencia infusa, ni mucho menos por roles y estereotipos impuestos. Según E. Fromm en “El arte de amar”, el amor hay que currárselo como todo arte, y si por democracia entendiéramos el arte de vivir en sociedad también.

Mucus esputa: vivir de verdad es optar por el camino del arte en el que aprender a amar, mientras que vivir de apariencias impuestas, en el fondo, es consumirse detestando.

“…La envidia, los celos, la ambición, todo tipo de avidez, son pasiones; el amor es una acción, la práctica de un poder humano, que solo puede realizarse en la libertad y jamás como resultado de una compulsión… El carácter activo del amor implica ciertos elementos básicos, comunes a todas las formas del amor…Son: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento” Erich Fromm “El arte de amar”.

“Una cultura que divide, polariza y enfrenta a los hombres y mujeres sobre la desconfianza dispone de elementos como la tradición o la costumbre para que la socialización transcurra sin problemas sobre los raíles de la cultura, para que todo transcurra como debe ser, incluso antes de que suceda”  Miguel Lorente “Tú haz la comida, que yo cuelgo los cuadros”

“Al fin libre

Al fin libre,

¡al fin soy una mujer libre!

No más ataduras a la cocina,

sucia entre los sucios cacharros.

No más vínculo con un marido

que cree que soy menos

que la sombra que teje con sus manos.

No más cólera, no más hambre.

Me siento ahora a la sombra de mi propio árbol.

Meditando así, estoy feliz y serena.”

“¡Qué actual nos suena este poema de libertad! Podría estar escrito por una barcelonesa o una neoyorkina del siglo XXI, y sin embargo lo escribió una mujer del siglo VI antes de Cristo, esposa de un tejedor de sombrillas y seguidora de Buda.” Consuelo Barea “Manual para mujeres maltratadas”

“…Regresa de nuevo la política…crear formas de gobierno estables que tengan la posibilidad de algún tipo de responsabilidad ante la ciudadanía. El `lo quiero todo, para mí y ahora´ que promete la privatización de la democracia o la construcción compartida y dialogada de la vida buena” Juan Carlos Monedero “Curso urgente de política para gente decente”

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Me llamo Marisa Babiano Puerto, o sea Mar de risa y aunque habitante habitual de la Babia, me gustaría mejorar y llegar a buen Puerto. Después de licenciarme en Psicología y enterarme sobre algo del comportamiento humano en general y el sexista en particular, no pude por menos que interesarme por el humor. Además de formarme en intervención con víctimas de violencia de género, he trabajado a través del humor gráfico temas de igualdad, prevención VG, conciliación y convivencia escolar, comenzando en 1999 en el Área de la Mujer en Torrejón de Ardoz. El 29 de febrero del 2000 publiqué mi primera viñeta en prensa escrita, desde entonces y hasta hoy, que lo sigo haciendo en periódicos digitales. Así he pasado por: "Sur Madrid", "Global Henares", "Diario de Alcalá" y el digital cronicadearagon.es. Con participaciones puntuales en "El Ideal" de Granada y en la revista "Ideas & Negocios". He realizado exposiciones individuales y he concurrido en exposiciones y muestras colectivas de humor gráfico tales como: Muestras de Humor Social organizadas por la Universidad de Alicante, Muestras Internacionales de las Artes del Humor organizadas por el Instituto Quevedo del Humor dependiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares y en el Salon International du Dessin de Presse et d´Humour en Saint-Just-Le-Martel (Francia).

1 Comentario

  1. Con esperanza de que algo cambie a mejor no debemos olvidar los problemas de las naciones sin estado dentro del Estado español. Si no lo hacemos y aplicamos las mismas rectas seguiremos teniendo grandes problemas al cometer los mismos errores que los actuales y anteriores gobernantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.