Inicio / OPINION / Obituario / En la muerte de Tom sharpe

En la muerte de Tom sharpe

ADIÓS, WILT

Tom Sharpe
Tom Sharpe

En una tertulia radiofónica en la que se comentaba la muerte de Tom Sharpe alguien dijo que, en los tiempos que vivimos, la muerte de este escritor es una doble pérdida porque se va alguien que, además de escribir una buena literatura, nos hacía reír, con la falta que nos hace.

Tom Sharpe creó el personaje de Wilt en 1976 para criticar con humor británico la cultura popular, la educación y las costumbres de su país. En realidad no lo creó de la nada porque en buena medida Wilt era él mismo, como confesó a su biógrafo Llàtzer Moix en 2002 (Wilt soy yo. Conversaciones con Tom Sharpe ). Antes había intentado casi lo mismo haciendo literatura seria con “Reunión tumultuosa (1971) y “Exhibición impúdica” (1973), pero como él mismo decía (¿irónicamente?), “con la literatura seria no se gana un penique”.

Wilt-Tom-SharpeEl éxito, para él inesperado, de su novela “Wilt” le animó a continuar con el personaje y a explotar una vena de humor sarcástico no del todo inédita en su obra anterior. En 1979 publicó “Las tribulaciones de Wilt” y, a continuación, “’Animo, Wilt” (1984), “Wilt no se aclara” (2004) y “La herencia de Wilt”(2010). Sin embargo nunca dejó de publicar esa “literatura seria” de la que tanto ironizaba: en “La gran pesquisa” (1977), “El bastardo recalcitrante” (1978) y “Vicios ancestrales” (1980) mantenía esa vena crítica con la que arramblaba contra todo y contra todos. Pero es verdad que antes de Wilt, Sharpe había tenido poco éxito con sus libros y vivía de sus clases de profesor en el Cambridge College of Arts and Technology, un equivalente de nuestra FP, y de su afición a la fotografía, que practicó como profesional de estudio durante un tiempo.

En Tom Sharpe concurrían además otros valores cívicos dignos de ser recordados en un autor del que apenas se conoce otra faceta que la de sus escritos. Hijo de un pastor anglicano de ideología nazi, consiguió eludir la autoridad paterna y hacer valer sus propias ideas a favor de los derechos humanos en un entorno familiar opresivo y en una sociedad conservadora victoriana. En 1951, después de estudiar en Cambridge y enrolarse durante un tiempo en la Royal Navy, regresó al Johanesburgo de su infancia y se enfrentó a las autoridades publicando artículos y montando obras de teatro contra la segregación racial, que le costaron la cárcel y la expulsión del país (“Reunión tumultuosa” recoge en gran parte estas experiencias).

Hace 18 años recaló en el pueblo marinero de Llafranc, en la costa de Cataluña, donde se quedó para siempre y donde acaba de morir a los 85 años.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Francisco R. Pastoriza

Profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Periodista cultural Asignaturas: Información Cultural, Comunicación e Información Audiovisual y Fotografía informativa. Autor de "Qué es la fotografía" (Lunwerg), Periodismo Cultural (Síntesis. Madrid 2006), Cultura y TV. Una relación de conflicto (Gedisa. Barcelona, 2003) La mirada en el cristal. La información en TV (Fragua. Madrid, 2003) Perversiones televisivas (IORTV. Madrid, 1997). Investigación “La presencia de la cultura en los telediarios de la televisión pública de ámbito nacional durante el año 2006” (revista Sistema, enero 2008).

Ver también

Relaciones personales. Michael Brown / 123RF

Compromiso con la Humanidad

La vida nos hace periódicamente regalos. No siempre los vemos, pero están ahí. A veces …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.