En México se responsabiliza a Peña Nieto por la investigación fallida sobre los normalistas desaparecidos

La emblemática plaza del Zócalo de la capital méxicana se copó de decenas de miles de indignados que exigían la aparición de los 43 estudiantes de la escuela de formación de maestros de Ayotzinapa, cuyo paradero se desconoce desde el 26 de septiembre pasado, y que también pedían la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto, informa Andes.

Decenas de miles de personas se congregaron en la emblemática plaza del Zócalo de México D.F. este jueves. Foto: Telesur
Decenas de miles de personas se congregaron en la emblemática plaza del Zócalo de México D.F. este jueves. Foto: Telesur

 

Los familiares y allegados de los desaparecidos lideraron un gran mitin, al que se unió la sociedad civil.

“¡Vivos se los llevaron, vivos nos los regresan!” es el canto característico de la gran concentración en el Zócalo capitalino para exigir al Gobierno de Enrique Peña Nieto que intensifique la búsqueda de los jóvenes.

Para llegar al Zócalo capitalino, los asistentes marcharon desde diversas partes del país. Contingentes de estudiantes, sindicatos y otras organizaciones se movilizaron.

A la tarima situada en el Zócalo capitalino subieron y contaron su testimonio todas las personas que querían expresar un mensaje contra la impunidad. Cada discurso mostraba la indignación de un pueblo que no se siente reivindicado por las autoridades judiciales. En cuanto al caso Ayotzinapa, destacaban que es un delito de Estado porque los jóvenes desaparecieron tras una arremetida de la Policía de Iguala, en el estado de Guerrero, sur del país.

Enfrentamiento con la Policía

Entrada la noche grupos de manifestantes se enfrentaban con las fuerzas antimotines frente al Palacio Nacional. Un contingente de cientos de policías antimotines mantenía amurallada la sede de Gobierno, en la emblemática plaza del Zócalo, donde utilizaron gases lacrimógenos, extintores de fuego y chorros de agua para dispersar a los manifestantes, quienes les lanzaban petardos.

«¡Fuera, Peña Nieto!», «¡Renuncia!», gritaban los manifestantes, algunos con palos y tubos, quienes no habían podido traspasar el muro que formó el pelotón de policías y las vallas metálicas que protegían el Palacio Nacional.

Resguardados por escudos, los policías se abalanzaron contra la multitud para dispersarla y obligarla a salir de la plaza, pero los manifestantes regresaban lanzando artefactos incendiarios.

Las protestas reclaman justicia y condenan la desaparición de 43 estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa, en el sureño estado de Guerrero, el 26 de septiembre en Iguala -misma región-, tras ser atacados por policías corruptos y narcos bajo órdenes del alcalde local vinculado al cártel Guerreros Unidos.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.