Festival de Cannes 2019: Jim Jarmusch abre el telón de esta 72 edición

21 películas compiten para la palma de Oro, muchos autores  confirmados y algunos aspirantes

Con la proyección de “The Dead Dont’Die” del norteamericano Jim Jarmusch, en competición, se abre esta noche la 72 edición del Festival de Cannes.

Empieza así la carrera que conducirá hasta la Palma de Oro, que se disputan 21 películas.  Un Palmarés que revelará el próximo 25 de mayo, el jurado internacional del certamen presidido en esta ocasión por el director y productor mexicano Alejando González Iñarritu.

Jim Jarmusch, por Sara Driver

Desde su llegada a Cannes en 1984 con su ópera prima “Stranger Than Paradise” (cámara de oro ese año) Jarmusch es un asiduo participante en este festival, en donde ganó el Gran Premio del Jurado con “Broken flowers” en 2005.  Con “The Dead dont’Die” vuelve ahora Jarmusch al cine de género, en el que había hecho ya diversas incursiones: cine de vampiros con “Lovers Left Alive”, de gansters y samuráis con “Gost Dog”, o western con “Dead Man”.

“Th Dead dont’Die” nos lleva ahora al cine de zombis, en la pequeña ciudad de Centerville, en donde los muertos salen de sus tumbas y atacan a la población. Entre sus protagonistas: Bill Murray, Tilda Swinton, Adam Driver y Chloe Savigny. Un homenaje explícito de Jarmusch a la célebre película “La noche de los muertos vivientes” realizada por George A. Romero en 1968.

La clausura del festival estará a cargo en cambio de una película fuera de competición, ”Hors Normes”, de los franceses Olivier Nakache y Patrick Toledano, que por vez primera no llevará la denominación de película de clausura sino de ‘la última sesión’ (“la dernière seance”) un guiño a la célebre película de Peter Bodganovich y a la canción homónima del francés Eddy Mitchell.

Dos homenajes muy destacados en esta edición: para la recién fallecida cineasta francesa Agnes Varda, quien figura en el cartel del festival, y para el veterano actor francés Alain Delon, quien recibirá una Palma de Oro de honor por el conjunto de su carrera.

Entre los veintiún cineastas que compiten este año para obtener la Palma de Oro, encontramos como es costumbre en Cannes buen número de asiduos participantes de este festival y autores consagrados, desde Bellochio a Loach, Malick, Almodovar, los Dardenne o Desplechin. Y solamente una opera prima, la del director francés Ladj Ly.

Entre las veintiuna películas que compiten para la Palma de oro, destaquemos en primer lugar la fuerte presencia francesa con seis largometrajes, respetando la paridad entre hombres y mujeres. Ellas son Justine Triet con “Sibyl,  Celine Sciamma con “Portrait de la jeune fille en feu”, y Mati Diop cineasta franco senegalesa con “Atlantique”. Ellos son: Abdellatif Kechiche con “Mektub my love intermezzo”, Arnaud Desplechin con “Roubaix une lumiere”, y Ladj Ly con “Los miserables”.

Fuerte presencia también del cine estadounidense con cuatro directores, entre ellos el ya citado Jim Jarmusch. Quentin Tarantino presenta “Érase una vez en Hollywood”, con Brad Pitt, Leonardo Di Caprio, Al Pacino y Margot Robbie. Veinticinco años después de su Palma de Oro con “Pulp fiction”en 1994, y tras su regreso a Cannes con “Bastardos sin gloria” en 2009, Tarantino compite una vez más en este festival con “Érase una vez en Hollywood” su último y recién acabado largometraje que se anuncia como una declaración de amor al Hollywood de su infancia y al mundo del cine.

El también afamado Terence Malick (Palma de oro en Cannes con “El árbol de la vida” 2011) presenta ahora” Una vida escondida”, rodada en inglés y alemán,  la historia de un objetor de conciencia ejecutado por los nazis, que se desarrolla en Austria, durante la segunda guerra mundial.

El norteamericano Ira Sachs presenta “Frankie”, en la que Isabelle Huppert interpreta el papel de una actriz francesa gravemente enferma que se retira en la estación balnearia de Sintra en Portugal.

En competición también otros grandes nombres del cine mundial, asiduos a este festival, como el británico Ken Loach con “Sorry we missed you”, el italiano Marco Bellochio con “El traidor”, los belgas Jean Pierre y Luc Dardenne con “El joven Ahmed”, el palestino Elia Suleiman con “It must be heaven” o el canadiense Xavier Dolan con “Mathias et Maxime”.

Expectativa también en la competición con dos cineastas menos conocidos por el público: la austriaca Jessica Hausner presenta “Little Joe” en el género de la ciencia ficción, y el rumano Corneliu Porumbou “La Gomera”, rodada parcialmente en la isla canaria que da título a la película.

El cine asiático está presente con “Parásito” un thriller del coreano Bong Joon Ho. En 2017 este mismo director presentó en Cannes la controvertida producción de Netflix “Okja”, que nunca fue estrenada en Francia.  Cine policiaco también en competición con “El lago de los patos salvajes” del director chino Diao Yinan.

La Palma asignatura pendiente de Almodóvar

Pedro Almodóvar
Pedro Almodóvar

El cine español presenta en competición “Dolor y gloria” la última película de Pedro Almodóvar, con Antonio Banderas, Penélope Cruz, Leonardo Sbaraglia y Julieta Serrano, muy bien acogida ya por el público y la crítica en su reciente estreno en España.

Su 21 largometraje, y su sexta participación en Cannes, en donde Almodóvar obtuvo hace veinte años el premio de mejor director con “Todo sobre mi madre”. La Palma de oro de Cannes sigue siendo sin embargo la asignatura pendiente entre los múltiples galardones cosechados por el director manchego y a por ella va en esta 72 edición.

También en selección oficial, destaquemos la presencia de otras dos películas españolas en la sección paralela una cierta mirada (un certain regard): “Liberté” del catalán Albert Serra una exploración sobre el tema del deseo y del libertinaje en el siglo XVIII, y “O que arde” del gallego Oliver Laxé, con dos relatos sobre incendios que se sitúan en el mundo rural hispano.

En la competición oficial el cine latinoamericano está presente este año con “Bacurau”, una película brasileña, que suscita buenas expectativas, codirigida por Juliano Dornelles y Kleber Mendonca filho, gran revelación en 2016 en Cannes con su brillante “Aquarius” (Doña Clara). De nuevo con la veterana Sonia Braga y esta vez un relato en el nordeste brasileño que el propio Mendonca califica de muy político, entre la epopeya y la ciencia ficción. Una metáfora sobre un pueblo del Sertao en vías de desaparición en el Brasil actual.

En argot brasileño “Bacurau” es el término usado para denominar el último autobús que pueden tomar los que salen de madrugada de una fiesta, pero también es el nombre de un gorrión que canta por la noche. El cine brasileño está representado así mismo en “Un certain regard” con “Vida invisible” de Karim Ainouz.

Cine latinoamericano también en la selección oficial, pero fuera de competición y en sesión especial con la muy esperada “La cordillera de los sueños” del chileno Patricio Guzmán, y “Chicuarotes” segundo largometraje como director del actor mexicano Gael García Bernal.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista profesional en Francia desde 1976. Miembro del Sindicato Francés de la crítica de cine y de FIPRESCI, he cubierto desde 1979 sin interrupción los festivales de Cannes y de San Sebastián, así como otros festivales internacionales. En San Sebastián presento desde 2008, los “Desayunos horizontes” en la sección Horizontes Latinos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.