Francia: Manifestaciones contra Macron y la extrema derecha

Respondiendo al llamamiento de un centenar de organizaciones políticas, sindicales y oenegés de izquierda, decenas de miles de manifestantes han participado este sábado 12 de junio 2021, en 140 ciudades francesas, en las marchas contra «las ideas de la extrema derecha», ciento cincuenta mil en todo el país según los organizadores, siendo la mas importante la manifestación en París, con cerca de cincuenta mil participantes.

París Attac 12JUN2021
París Attac 12JUN2021 © JFZ

Entre los organizadores: PCF (partido comunista francés), Francia insumisa, CGT, SUD solidarios, FSU, Attac, Sindicato de la magistratura, Cimade, Oxfam, Generation s, Gauche democratique et sociale, LDH, NPA anticapitalistas, EELV (ecologistas, etc)

A una semana de la primera vuelta de las elecciones regionales en Francia, que serán un test sobre la relación de fuerzas cara a las presidenciales del 2022, la izquierda francesa se ha mostrado hoy unificada en estas marchas para condenar la política liberticida del presidente Macron con su movimiento LRM (La república en marcha) y la connivencia de su liberalismo autoritario con las ideas neofascistas del Frente Nacional, rebautizado RN (Reunión nacional).

La bofetada a Macron por un militante monárquico de extrema derecha, detenido y rápidamente condenado a cuatro meses de cárcel, que la prensa progubernamental ha alzado al nivel de «gran información internacional», es un síntoma más de la exacerbación de la ultraderecha francesa, como también la acción de un youtubero fascista que ha difundido amenazas de muerte contra los electores de Francia Insumisa.

En la manifestación de hoy otro individuo ultra arrojó un saco de harina sobre Melenchon, sin mayores consecuencias. Síntomas todos de un clima nauseabundo liberado por los aprendices de brujos que no esconden su connivencia con las ideas de la ultraderecha.

La política represiva de Macron contra los movimientos sociales ha liberado la palabra y la acción violenta de los sectores mas reaccionarios de la policía francesa, provocando numerosas violencias policiales. Recordemos que el propio ministro del interior participó en una manifestación de la policía que ponía en tela de juicio la autoridad de la justicia.

El Consejo de Estado acaba de pronunciarse en contra de ciertas medidas liberticidas aprobadas por Macron, como la practica policial de «encercler» o cercar impidiendo la circulación de los manifestantes en el marco de manifestaciones previamente autorizadas por la prefectura. De la misma manera impugna el consejo de Estado el control abusivo de los periodistas que cubren las manifestaciones, por atentar contra la libertad de información.

París CGT 12JUN2021
París CGT 12JUN2021 © JFZ
París Darmain LPen 12 JUN2021
París 12 JUN2021 Darmanin (ministro del interior) encuentra que Le Pen es muy «blanda» ….   LERM igual a RN igual al caos ©JFZ

Desde que el ministro del interior de Macron, Gerald Darmanin, afirmó que Marine Le Pen era «muy moderada en sus posiciones anti islamistas», las convergencias entre la ultraderecha y los macronistas en materia de seguridad se han acentuado de forma ostensible.

Entre el liberalismo extremo y autoritario de Macron y la extrema derecha neofascista de Le Pen, las distancias son cada vez menores, pero no solo en el ámbito de la seguridad y de la amalgama entre terrorismo e inmigración.

La evolución en el programa electoral del Frente Nacional (RN) en los últimos años intentando pasar de un partido ‘antisistema’ a un partido ‘de gobierno’, ha puesto de manifiesto más que nunca que Marine Le Pen es como Macron «el otro candidato de los ricos» que con sus declaraciones antisociales ofrece garantías al mundo de las finanzas, para probar su capacidad a gobernar.

Mientras en plena crisis sanitaria y social el CAC 40 distribuye cincuenta y un mil millones de euros a los accionistas y la fortuna de los millonarios franceses ha crecido en 55 por ciento, Marine Le Pen se alinea con las posiciones ultra liberales de Macron y abandona su pasada demagogia «social» antisistema, aunque nunca en su historia el FN apoyó las luchas sociales y sindicales de los trabajadores. Como Macron, Le Pen afirma que hay que reembolsar la deuda y se opone al aumento del salario mínimo.

Las cadenas de desinformación continua y los grandes medios informativos han desplegado la alfombra roja al nuevo RN (Frente Nacional neofascista y racista) que busca vestirse de seda, obteniendo la bendición del gobierno y de los grandes medios informativos, integrándose en el «sistema» hasta ahora denunciado.

La liberación de la palabra neofascista en la radio, televisión y prensa no tiene precedentes recientes en esta democracia francesa, en donde las libertades democráticas se ven amenazadas hoy con el abusivo estado de urgencia sanitario pretexto de numerosas medidas arbitrarias.

La iniciativa de Francia insumisa y de un centenar de asociaciones, sindicatos y organizaciones no gubernamentales, pretende lanzar una contraofensiva contra las ideas de la extrema derecha y su demagogia cada vez mas extendidas y «normalizadas» en el espacio publico, con el consentimiento y aprobación de la actual mayoría presidencial y su paralizado movimiento «En marcha».

Macron quien ha iniciado ya, sin decirlo explícitamente, su campaña electoral sigue empeñado en volver a vender a la opinión la misma estafa que en 2017: la opción entre él y Le Pen.  En la izquierda hasta la fecha el único candidato que ha ocupado el espacio político con un programa claro de ruptura con el neoliberalismo es Jean Luc Melenchon y la Francia Insumisa, que abogan por una sexta república no presidencialista.

La derecha y Macron saben muy bien que el verdadero enemigo para ellos y sus amigos del CAC 40 es esa izquierda que puede converger en torno a Francia Insumisa. La mejor prueba es que el joven «filosofo» Rafael Enthoven, representante emérito del «sistema» e invitado asiduo de los programas de televisión, acaba de declarar que el «preferiría votar Le Pen, antes que votar Melenchon».

El gran desafío de la izquierda francesa en 2022 es el de movilizar a los abstencionistas y lograr la unión del electorado de izquierdas y ecologistas más allá de las divergencias o divisiones de los estados mayores de los partidos en liza. Cuando hablo de izquierda me refiero evidentemente a aquellos partidos y movimientos que buscan acabar con la política neoliberal y antisocial dictada por el FMI y salir en Francia de la trampa «presidencialista» de la actual quinta república.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista profesional en Francia desde 1976. Miembro del Sindicato Francés de la crítica de cine y de FIPRESCI, he cubierto desde 1979 sin interrupción los festivales de Cannes y de San Sebastián, así como otros festivales internacionales. En San Sebastián presento desde 2008, los “Desayunos horizontes” en la sección Horizontes Latinos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.