Gastritis antral no atrófica: un indicativo para cambiar hábitos de vida

Entre las enfermedades gastrointestinales más comunes se encuentra la gastritis, padecimiento de etiología multifactorial que puede originarse por diversas causas. Esta es una enfermedad inflamatoria aguda o crónica de la mucosa gástrica que está producida por factores exógenso o endógenos que produce síntomas de dispepsia asociados a la misma enfermedad que posteriormente se confirma con una endoscopia si presenta eritema o edema de la mucosa.

Su diagnóstico se realiza por medio de la gastroscopia, exámenes de sangre, cultivo de heces y el estudio histopatológico de la biopsia de mucosa gástrica previamente extraída de la exploración endoscópica. En esta revisión se aborda brevemente la gastritis, su clasificación y etiología. Además, se discuten sus factores de riesgo y se enfatiza su control como medida clave en las estrategias de prevención, así como se aborda el adecuado tratamiento farmacológico para su manejo. Se concluye que la mejor manera de reducir la gastritis radica en su prevención, control de los factores de riesgo, estilo de vida saludable y su adecuado manejo terapéutico.

Entre los diversos aspectos que afectan a las personas que padecen gastritis están los factores exógenos que incluyen los antiinflamatorios (AINES), los irritantes gástricos, el tabaco, las drogas, el alcohol, el helicobacter pylori, entre otras infecciones; así como los factores endógenos que incluyen el ácido gástrico, y la pepsina, la bilis, el jugo pancreático, la uremia, la ingesta de alimentos picantes o salados, cirugía mayor, lesiones traumáticas o quemaduras, infecciones graves, anemia perniciosa, enfermedades autoinmunológicas y el reflujo biliar crónico. El manejo y prevención de la gastritis incluye, en primer lugar, la erradicación de la infección por helicobacter pylori para lo cual se han establecido esquemas combinados de antibióticos como la amoxicillina, claritomicina, metronidazol y tetraciclina.

Por otra parte, en el caso de las gastritis inducidas por AINES (Antiinflamatorios no esteroideos) se plantea el uso de dosis bajas de aspirina para quienes requieran tratamiento a largo plazo para reducción de riesgo vascular, del uso de inhibidores selectivos de la COX-2 (en casos sin aumento del riesgo cardiovascular) ó bien de los AINE inespecíficos menos lesivos a la mucosa gastrointestinal (ibuprofeno, diclofenaco, metoxicam) combinados con el uso de un agente inhibidor de la bomba, un antagonista H o un mucoprotector del tipo omeprazol o esomeprazol.
Entre las medidas no farmacológicas para el control de la gastritis se recomienda el cese del tabaquismo y del consumo de alcohol, ya que ambos aumentan el estrés oxidativo de la mucosa, con lo que disminuye la velocidad de curación y aumentan la recurrencia, a lo que se añade que en el caso del humo del tabaco
el agravamiento de la úlcera péptica porque se atenúa la hiperhemia en el margen de la lesión.
Por otra parte, se debe reducir el consumo de cafeína y se debe procurar controlar el estrés ya que se estimula la secreción de ácido en el estómago, mientras que el abuso del alcohol y el aumento del estrés y la ansiedad puede aumentar el riesgo de favorecer la formación de úlceras y retardar su curación.
Aunque el control de estos factores constituye un primer paso en el manejo de la gastritis, debe mantenerse como parte de un estilo de vida sano para prevenir recurrencias. En la mayoría de los casos, se utiliza terapia farmacológica, la cual tiene como objetivos, aliviar los síntomas, y prevenir recurrencias y complicaciones. En cualquiera de los casos, las personas que presentan síntomas diarios relativos a episodios que cursan con gastritis, deben acudir de inmediato a un especialista en gastroenterología para que determine en primer  lugar, las causas de la misma y en segundo lugar, ponga un tratamiento acorde con la clínica que presente el paciente en las pruebas que se le hagan a tal efecto. Nunca se debe obviar la gastritis porque es la antesala de enfermedades más complicadas que debutan en el aparato digestivo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.comContacto Periodistas en Español: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.