No hay nada nuevo bajo el sol en el periodismo espectáculo

Carlos Tena

En 1951, el director Billy Wilder denunció en su formidable película «El Gran Carnaval», cómo el periodismo estadounidense de entonces (y hoy sigue siendo el mismo, desgraciadamente, en Europa y toda América Latina) aprovecha las desgracias humanas para, bajo el paraguas y la disculpa del «deber informativo» hacerse con cotas de audiencia que aumentan la PUBLICIDAD.

En aquel filme, Wilder fustiga a los medios cuando un minero indio se queda atrapado en un túnel y el reportero Tatum (Kirk Douglas) ve la oportunidad de volver a triunfar en el mundo del periodismo.

Entonces, en connivencia con el sheriff del pueblo, no sólo convierte el caso en un espectáculo, sino que, además, retrasa cuanto puede el rescate.

En España hay decenas de niños que enferman por desnutrición y MUEREN de hambre. De eso, el periodismo catalán, vasco, gallego o español, no informan con el mismo «aparato».

Un Gran Carnaval repugnante como el despiste de unos padres dejando a su hijo de dos años derca del pozo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

1 Comentario

  1. Carlos, justo es lo que llevo pensando desde el segundo día de la tragedia de Julen. En el gran carnaval periodístico que ha ido aumentando día a día y ya la tarde-noche del viernes se hizo insoportable. Ya ocurrió con las niñas de Alcásser y otros. Inmediatamente me vino a la memoria la película de Wilder. No hemos aprendido nada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.