Nuevos datos en el caso Slaughter

0
17

Poco a poco el puzle del caso Slaughter va cogiendo forma a medida que van saliendo a la luz nuevas piezas que conectan unas con otras. Gran parte se debe al trabajo de investigación de diarios como ‘La Vanguardia’.

Marcus Slaughter en el partido Real Madrid y CB Sevilla en marzo de 2013
Marcus Slaughter en el partido Real Madrid y CB Sevilla en marzo de 2013

El citado medio ha dado a conocer el precio que pagaron los protagonistas de esta historia por los pasaportes falsos, es decir, Marcus Slaugther y Andy Panko. Al parecer el primero desembolsó 35.000 euros y el segundo 30.000 para obtener la nacionalidad ecuatoguineana y no ocupar plaza de extracomunitarios en la Liga ACB.

Los dos jugadores, representados por Misko Raznatovic, desconocían supuestamente el carácter ilegal de los mismos, lo cual no deja de ser sorprendente, y más con la celeridad con se tramitaron ambas gestiones.

Una práctica habitual en Guinea Ecuatorial, pero que en esta ocasión resultó una auténtica chapuza para los dos implicados porque obtuvieron la misma numeración y así fue como se destapó el caso, que podría resolverse con Slaugther y Panko en prisión. Cabe recordar que la falsificación documental en España es delito y puede acarrear hasta dos años de cárcel.

El agravante para Slaugther es que usó dicho pasaporte. Jugó como nacionalizado la Copa del Rey de 2015, en la que Campazzo y Ayón actuaron como extracomunitarios, y varios partidos de la ACB, incurriendo el Real Madrid, de manera consciente o no, en una irregularidad deportiva con Barcelona y, sobre todo, Valencia como grandes perjudicados. El conjunto catalán perdió los títulos de Copa y ACB ante los blancos, mientras que al Valencia su eliminación en semifinales le privó de la posibilidad de disputar la presente edición de la Euroliga, en donde el conjunto merengue figura como unos de los principales candidatos al título para bet365 y para sus apuestas de baloncesto.

Con reglamento en la mano, el Madrid se quedaría sin ambas coronas nacionales y, por tanto, sin su famoso triplete de la temporada 2014/2015. La alineación indebida equivale a una multa de 15.000 euros por partido, la pérdida de puntos y de cada encuentro en estas circunstancias. El club en fútbol ya fue descalificado de la Copa por alineación indebida con Cheryshev y está a la espera de acontecimientos con respecto al pívot. Entre otras cosas, queda todavía por esclarecerse por qué Slaughter pasó de un día para otro a ser inscrito de nuevo como estadounidense.

Solo el Fuenlabrada tomó cartas en el asunto

El juzgado de instrucción número 27 de Madrid determinará el grado de culpabilidad de cada uno. Lo cierto es que solo el Fuenlabrada tomó cartas en el asunto. Recibió una llamada de la Real Federación, mediante la cual se le notificó que los números de los pasaportes coincidían y rápidamente reaccionó. Expedientó a Panko y no le abonó su última nómina antes de que pusiera fin a su etapa en el equipo madrileño para recalar en los Vaqueros de Bayamón de Puerto Rico. Las investigaciones internas siguieron su curso y la Federación Española también informó a la ACB y el Consejo Superior de Deportes, antes que todo pasase a manos de la Policía.

Ahora mismo, el caso está pendiente de la declaración de Richard Nguema, que según ‘La Vanguardia’ actuó de intermediario tanto con Slaughter como Panko. Nguema fue en otra época jugador de baloncesto y habría usado sus contactos en su condición de hijo de diplomático Guinea Ecuatorial.

Únase a más de 1000 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.