ONU denuncia abusos durante años contra Julián Assange

Assange ha sido objeto durante años de abusos concertados y deliberados de sus garantías fundamentales

El relator especial[1] sobre la Tortura de Naciones Unidas sostiene que, de ser extraditado a Estados Unidos, el fundador de Wikileaks Julian Assange estaría expuesto al riesgo de una violación grave de sus derechos humanos.

Policías británicos detienen a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, 11 de abril de 2019
Policías británicos detienen a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, 11 de abril de 2019

Tras visitar a Julian Assange en la prisión de Londres en la que se encuentra detenido, el relator especial, además de alertar sobre el riesgo de extradición a Estados Unidos, condenó los abusos que se han cometido durante años contra el informador.

“Mi preocupación más urgente es que en Estados Unidos Assange estaría expuesto a violaciones graves de sus derechos humanos, incluidos su libertad de expresión, su derecho a un juicio justo y su derecho a no sufrir tortura ni tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

El experto aseveró que Assange ha sido objeto durante años de abusos concertados y deliberados de sus garantías fundamentales y pidió que se le ponga fin a esa “persecución colectiva”.

“En 20 años de trabajo con víctimas de guerra, violencia y persecución política, nunca había visto a un grupo de Estados democráticos unirse para aislar, demonizar y abusar deliberadamente de un individuo durante tanto tiempo y sin respetar la dignidad humana ni el estado de derecho. ¡La persecución colectiva de Julian Assange debe terminar ahora!”, declaró Melzer.

Crímenes de guerra y tortura por el ejército estadounidense

Recordó que desde 2010, cuando Wikileaks empezó a publicar evidencias de crímenes de guerra y tortura cometidos por el ejército estadounidense, varios Estados pusieron en marcha una acción sostenida y concertada para extraditar al comunicador australiano a Estados Unidos, en una preocupante criminalización del periodismo de investigación que transgrede la Constitución estadounidense y las leyes internacionales de derechos humanos.

“Desde entonces, se desató una campaña implacable de acoso, intimidación y difamación contra Assange no sólo en Estados Unidos sino también en el Reino Unido, Suecia y, más tarde, en Ecuador”.

Melzer aseveró que esta campaña incluyó una serie de declaraciones humillantes, degradantes y amenazantes en la prensa y las redes sociales, así como de parte de figuras políticas importantes y de jueces involucrados en los procesos contra Assange.

Manifestó una especial alarma por el reciente anuncio del Departamento de Justicia de Estados Unidos de diecisiete nuevas imputaciones contra Assange bajo la Ley de Espionaje, que sumarían una pena de hasta 175 años en prisión.

“Esto podría dar como resultado una sentencia a cadena perpetua sin libertad condicional o incluso una condena de muerte si se añadieran más acusaciones en el futuro”, apuntó.

El relator señaló que, si bien Assange no se encuentra en confinamiento solitario, las limitaciones a la frecuencia y duración de las visitas de sus abogados y la falta de acceso al archivo y documentos del caso le impiden preparar una defensa adecuada ante a los complejos procesos legales que enfrenta.

Salud y evidencia de tortura psicológica

Melzer subrayó la vulnerabilidad de la salud de Assange y se refirió al confinamiento arbitrario, el aislamiento y el acoso y espionaje que debió afrontar en la embajada ecuatoriana en Londres.

Acompañaron al experto en su visita al editor de Wikileaks a la prisión, el pasado 9 de mayo (2019), dos médicos especializados en víctimas de tortura para evaluar al prisionero.

“Es obvio que la salud de Assange ha sido muy afectada por el entorno hostil y arbitrario al que ha sido expuesto por tantos años. Además de las dolencias físicas, mostró todos los síntomas típicos de una exposición prolongada a tortura psicológica, estrés extremo, ansiedad crónica y trauma psicológico”, explicó.

En este sentido, aseguró que el comunicador ha sido expuesto de manera deliberada a formas progresivas de castigos y tratos crueles, inhumanos o degradantes cuyos efectos acumulativos equivalen a tortura psicológica.

“Condeno en los términos más enérgicos los abusos continuos y premeditados que se han infligido a Assange y deploro que los Gobiernos involucrados no hayan tomado medidas de protección de los derechos humanos y dignidad de Assange. Al mostrar una complacencia en el mejor de los casos, y de complicidad en el peor, estos Gobiernos han creado una atmósfera de impunidad que propicia los abusos y vilezas contra el periodista.”

Cartas a Estados implicados

A principios de esta semana, el relator envió cuatro cartas a los Gobiernos implicados urgiéndolos a abstenerse de instigar, proferir o tolerar declaraciones o actividades perjudiciales para las garantías fundamentales y la dignidad de Assange y a tomar provisiones que lo rehabiliten del daño que ha sufrido.

Asimismo, Melzer llamó al Gobierno británico a no extraditar a Assange a Estados Unidos u otro Estado que no garantice que no se le transferirá después a ese país.

Subrayó también que el Reino Unido tiene la obligación de garantizar a Assange el acceso irrestricto a asesoría legal y a la preparación adecuada de su defensa con acceso a los documentos pertinentes.

  1. Los Relatores Especiales son parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos especiales, el cuerpo más grande de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y supervisión del Consejo que abordan situaciones específicas de países o problemas temáticos en todas partes del mundo.
    Los expertos en procedimientos especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven en su capacidad individual.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.