Paysafecard: de los casinos online a las trampas en la educación

Son tiempos nuevos y asombrosos los que nos tocan transcurrir. En tanto que las actividades humanas se vuelven cada vez más virtuales —y no exclusivamente a causa del confinamiento, sino debido a una tendencia de comportamiento irreversible—, los medios de pago se van ajustando a las necesidades de los usuarios y servidores.

Así pues, no es extraño encontrar todo tipo de carteras digitales y criptomonedas que proponen alternativas a los medios tradicionales. De esta manera, las transacciones por Internet se vuelven mucho más dinámicas, plurales y eficientes.

Paysafecard 100 euros

En ese marco se desarrolló Paysafecard, una opción a las tarjetas de débito y crédito clásicas. Este medio funciona de modo muy práctico: se compra la tarjeta Paysafecard en alguna de las incontables tiendas autorizadas, se le carga dinero y ya está lista para hacer pagos online.

El sistema está pensado específicamente para personas que necesitan hacer transacciones en línea pero que no tienen —o no quieren usar— cuentas bancarias. Miles de tiendas virtuales y agencias de viajes aceptan Paysafecard, incluso los casinos online, cuyos clientes encuentran en este medio de pago más ventajas que desventajas comparado a otros medios de pago. A continuación haremos un análisis del asunto.

Ventajas de Paysafecard

Con una aceptación masiva en España, Paysafecard está en pleno crecimiento, habiendo desplazado, en algunas industrias, a los medios de pago tradicionales. Esto se debe a que presenta algunas virtudes que lo hacen muy atractivo tanto para clientes como para vendedores.

En primera instancia, se debe resaltar que este medio de pago no tiene comisiones. Esto opera como regla general, aunque puede haber algunos casos específicos en los que pueden aplicarse comisiones mínimas.

La principal característica, y el motivo más relevante de su popularidad, es que Paysafecard no requiere de la utilización de las cuentas bancarias. Así, los usuarios protegen sus datos y su identidad fiscal. Para los vendedores online, este medio propone un crecimiento potencial a través de la captación de nuevos grupos de clientes, sobre todo dentro del público joven.

Las transacciones a través de esta plataforma se hacen en tiempo real, lo cual agiliza los mecanismos, contrario a lo que puede ocurrir en algunas transferencias bancarias. La tarjeta de Paysafecard está lista para operar al momento de su activación, y los pagos que se hacen no son susceptibles de devoluciones.

Finalmente, una virtud de este medio es que su interfaz y su usabilidad están optimizados para funcionar en teléfonos móviles, apps y sitios web. Así pues, Paysafecard se resume como una herramiento dinámica y fácil de usar. Ahora bien, ¿es todo color de rosa?

Desventajas de Paysafecard

Todo medio de pago tiene sus vueltas, y Paysafecard no es la excepción. En primera instancia, se debe mencionar que no hay tasas de mantenimiento en los primeros doce meses; sin embargo, si no se ha consumido ese saldo durante ese período de tiempo, en el mes trece se comenzará a cobrar una tarifa de mantenimiento de €2 al mes —nada demasiado grave—.

Más interesante es el caso de la evasión fiscal y de los negocios ilegales, que parecieran encontrar en Paysafecard una herramienta idónea. Dado que este sistema no almacena datos de cuentas bancarias y puede funcionar de modo casi anónimo, se presta para todo tipo de actividades ilícitas. El lavado de dinero es el ejemplo más burdo y claro. También es muy fácil recibir cobros sin tener que pagar impuestos por el servicio brindado o el bien vendido. Esto ha generado, por supuesto, preocupación por parte de las autoridades, sobre todo en estos tiempos de déficit fiscal.

El mercado negro de la educación

Recientemente, el modo más relevante del uso indebido de Paysafecard se vio durante las experiencias de educación virtual en el confinamiento obligatorio. En las bolsas de trabajo más conocidas, se comenzaron a ver propuestas de estudiantes o profesionales que ofrecían sus servicios para hacer exámenes escolares, hacer la tarea y hasta redactar tesis académicas. Como Paysafecard no utiliza datos de cuenta bancaria, las transacciones son más difíciles de rastrear, y los pagos pueden no estar justificados. Además, la identidad de los participantes de la transferencia se mantiene anónima.

De esta manera, el medio de pago que fue pensado para generar seguridad en plataformas como casinos online, se convirtió en una herramienta para desestabilizar al sistema educativo, sistema que ya viene bastante golpeado. Las técnicas educativas necesitan un refinamiento si se quiere formar alumnos responsables y profesionales dedicados; lo mismo podría decirse de los medios de pagos vigentes.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.