Periodistas en Gaza: Israel no puede eludir sus obligaciones

La exigencia de Israel a los periodistas de firmar un documento que los absuelve de toda responsabilidad en caso de ataque o muerte es ilegal y no puede suponer un impedimento para entrar a cubrir la información en la Franja de Gaza, señala el Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA).

Ayman Mohyeldin en Gaza
Ayman Mohyeldin en Gaza

Este documento, supone una clara violación del derecho internacional humanitario, que especifica que las partes en conflicto en una guerra están obligadas a proteger al personal médico, humanitario y a la prensa, además de a la población civil.

El SPA considera indignante acusar a los periodistas extranjeros de actuar “como escudos humanos» del movimiento islamista Hamás», como han señalado esta mañana desde la oficina del gobierno israelí y recuerda a los periodistas que la firma de este documento no exime a Israel de sus responsabilidades internacionales de protección de la prensa en lugares de guerra.

Además, el SPA condena enérgicamente el envío de una carta el sábado por la noche a los periodistas internacionales donde ya advertía que se inhibirían de “cualquier herida o daño que puedan sufrir” a la hora de informar sobre los avances de sus tropas, actitud que el SPA considera un ataque directo a la libertad de expresión.

Resulta ofensivo que el gobierno de España haga esas mismas presiones sobre los periodistas españoles para que salgan de Gaza, en vez de cumplir su obligación de defenderles, lo que el SPA considera una agresión sin precedentes hacia la prensa.

El ataque directo sobre objetivos civiles constituye un crimen de guerra, según la IV Convención de Ginebra, que debe ser investigado y enjuiciado. Así, el SPA se suma a las demandas de las organizaciones de derechos humanos que piden a la comunidad internacional actuar inmediatamente para detener la ofensiva israelí y proteger a los civiles palestinos.

El SPA pide a Israel que investigue las amenazas y ataques sufridos hacia los periodistas que cubren la información, también, desde suelo israelí y pide a las empresas públicas y privadas con periodistas en la zona que dejen hacer el periodismo serio y riguroso que ofrecen los acontecimientos.

Diana-Magnay-twitterLa destitución del periodista Ayman Mohyeldin de la cadena norteamericana NBC, (admitido posteriormente tras una campaña de firmas) por contar el asesinato de los cuatro niños en una playa de Gaza o la retirada de la periodista Diana Magnay, también de la cadena estadounidense de la CNN, por denunciar las amenazas de muerte de israelíes “si contaba una palabra equivocada”, suponen un acto de censura que no se debe permitir.

En el marco de los últimos ataques, varios periodistas han perdido la vida. El último es un cámara palestino víctima de los bombardeos israelíes, junto al conductor de una ambulancia, en la masacre del barrio de Shahaiya, donde cerca de medio centenar de personas han sido asesinadas. Hace unos días Hamed Abdullah Mohammed Shihab, de 33 años, era atacado mientras conducía un vehículo con un distintivo de “TV” en el techo del coche.

El SPA considera el asesinato de periodistas el mayor acto de censura a un derecho fundamental como es el de la información. La especial vulnerabilidad de los trabajadores de la información y la comunicación en Palestina, que en ocasiones son objetivo directo de las bombas israelíes, exige el cumplimiento exhaustivo de la legalidad internacional sobre la protección de civiles en situaciones de guerra.

El SPA quiere recordar a los periodistas que tratan las informaciones sobre Palestina estos días la importancia de mantener el rigor, la veracidad, el contexto y la honestidad en el relato periodístico. La característica principal de este conflicto es la asimetría y el desequilibrio de fuerzas. De la misma forma, cabe enfatizar en la narrativa de los sucesos y que éstos no pueden aislarse de la ocupación, ya que son consecuencia de la misma.

Enlaces:

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

2 Comentarios

  1. Israel no desistirá en su postura, es una decisión tomada en una acción ofensiva donde estos reclamos no le hacen mella alguna al contar con el total respaldo de los EE.UU., su gran aliado internacional. Estos problemas, para los ejércitos lanzados en una misión, en la actualidad son «efectos colaterales» menores; su gran objetivo es el logro de los objetivos de la misión y el aniquilamiento del enemigo.
    Y ¿cuántas resoluciones de las NU se ha echado al bolsillo?
    Recordemos que en la Guerra del Golfo II, un tanque de EE.UU. se acomodó tranquilamente frente a un edificio, apuntó tranquilamente hacia un piso y disparó matando a un grupo de periodistas instalados allí que venían haciendo despachos no del gusto de ellos. El asunto videograbado, fue todo un descaro, pero enseguida, las explicaciones oficiales lamentaron el hecho como un accidente. No era tal, era un simple mensaje mortal para cualquier otro equipo de prensa que enviara despachos más imparciales de lo que sucedía en Irak; les iba a ocurrir un «accidente».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.