Inicio / OPINION / Qué hacer por 6.200.000 parados

Qué hacer por 6.200.000 parados

Hoy se ha publicado la encuesta de población activa en España, que supera la cifra de 6.200.000 parados, una tasa de desempleo del 27,16%.

Pese a esta dramática situación, el Gobierno, con su cinismo y mentiras habituales, mantiene que la situación económica esta mejorando. Desde diciembre del 2011, fecha del inicio del Gobierno del PP, se han destruido más de un millón de puestos de trabajo, y hay 929.100 desempleados más.

Alternativa neoliberal

Como alternativa a esta situación, el Gobierno y su Ministra de Destrucción de Empleo, lo único que proponen es más precariedad laboral, aumentar la edad de jubilación, reducir las pensiones, privatizar todo lo público, y hacer un canto de sirenas al emprendimiento de los jóvenes, cuya tasa de paro por debajo de los 25 años supera el 57%. Pese a las nefastas consecuencias de sus políticas en los 15 meses de gobierno, siguen con la misma cantinela.

Además, el Gobierno y sus voceros en los medios de manipulación de masas no paran de repetir la falsedad engañosa siguiente: “Los únicos que crean empleo son los empresarios”, negando cualquier posibilidad de crear empleo público, y haciendo creer a mucha gente, a base de repetir la misma mentira, que lo único posible es el empleo privado.

La patronal española no crea empleo, lo destruye

Por mi experiencia personal de estos 15 últimos años en el sector aéreo, antes de que empezara la denominada crisis, los empresarios del sector, apoyados por los gobiernos de turno y los sindicatos, no solamente no han creado empleo, sino que lo han destruido, y han cambiado empleo fijo por precario, generalizando los contratos de 8 horas semanales con salarios de miseria. Entre estos empresarios destacan todos los grandes de la construcción que se han metido en el negocio aéreo.

Esta misma mañana, en RNE, el representante de la patronal bancaria, el Sr. Toribio, afirmaba sin sonrojarse que la situación mundial ha cambiado, y que había que olvidarse de empleos para toda la vida, que lo normal serían contratos de tres años, y a la calle. Y para los jóvenes los mini-trabajos, al estilo de los creados por Merkel en Alemania. O sea, generalización del trabajo precario y mal pagado.

Por otro lado, tenemos los voceros de la CEOE, los que aún no están en la cárcel por estafadores, como su presidente el Sr. Díaz Ferrán, que no paran de repetir que hay que acabar con los empleados de los servicios públicos, y hay que privatizar esos servicios. Será para convertirlos en negocios lucrativos para la patronal, con contratos en precario y salarios de miseria.

Con estos antecedentes, quien siga diciendo que los 6 millones de puestos de trabajo necesarios en el país los va a crear la patronal privada, nos está engañando descaradamente, y está apoyando la miseria de la mayoría de la sociedad para el enriquecimiento de unos pocos.

Con más de 6 millones de parados, o hay una fuerte inversión pública que cree empleo público estable, o la lacra del paro será insuperable, como desean la patronal y la derecha para seguir lucrándose y sometiendo a la clase trabajadora.

¿Un acuerdo nacional de empleo supone alguna alternativa hoy?

Por boca de Toxo y de Ferrer, CCOO y UGT se han pronunciado esta mañana proponiendo un acuerdo nacional de empleo, con partidos y sindicatos, para crear puestos de trabajo.

Esos sindicatos, ¿o son unos mentecatos, o han perdido el más mínimo sentido de clase, y están totalmente entregados a las políticas neoliberales?.

Las políticas del Gobierno del PP responden a las políticas neoliberales defendidas por los partidos conservadores y socialistas en estos últimos 30 años, y están amparadas por la UE, el BCE y el FMI, más conocidos por la troika.

Paralelamente a esta realidad, asistimos a una desmovilización brutal de la clase trabajadora, inducida por la “doctrina de shock” provocada por el paro, y las condiciones de precariedad laboral de las políticas neoliberales, y como desconfianza hacia los sindicatos, por sus políticas de colaboración de clase de los años atrás.

En estas circunstancias, y con la correlación de fuerzas existentes, plantearse un acuerdo para el empleo sería aceptar las políticas neoliberales, con algún maquillaje de poca monta.

Contra los 6.200.000 parados, ¿qué hacer?

Hoy se trata de frenar las políticas neoliberales reagrupando fuerzas, luchando en cada empresa, en cada sector, y con la mayoría de la sociedad contra la precariedad laboral, contra los ERE´s especulativos para abaratar el empleo, luchar contra el aumento de la edad de jubilación, y por el acortamiento de la vida laboral para crear empleo para los jóvenes, luchar por un contrato indefinido por cada empleo de actividad continuada, luchar por la reducción de la jornada laboral a 35h semanales, luchar por el desarrollo de empleo público, potenciando la creación de empresas en sectores estratégicos y de gran número de empleos, luchar por la reducción del abanico salarial en las empresas, acabando con los salarios millonarios de los ejecutivos, etc…. Es decir, luchar por todo lo que no se ha hecho en estos últimos 30 años, recuperando la confianza de la clase trabajadora.

Y paralelamente a este trabajo sindical, hay que concienciar a la clase trabajadora que la única solución es acabar con las políticas neoliberales, y para eso hay que crear una alternativa política que una todas las fuerzas antineoliberales para acabar con el modelo del bipartidismo neoliberal que nos ha llevado a esta situación, y al descrédito de la democracia.

Si te interesan nuestros contenidos,
subscribe nuestro boletín de titulares

Sobre Pedro Marin del Valle

Ver también

Max Liniger-Goumaz

Max Liniger-Goumaz, fallece el máximo investigador mundial de Guinea Ecuatorial

El 13 de abril de 2018 falleció Max Liniger-Goumaz, profesor, escritor, economista, sociológico, geógrafo, politólogo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *