Un judío austriaco lega tres millones de euros al pueblo francés que le escondió de los nazis

Erich Arthur Schwam, farmacéutico judío de origen austriaco, fallecido en Lyon a la edad de noventa años, ha dejado toda su fortuna, que asciende a tres millones de euros al pueblo de Chambon-sur Lignon, en la región de Auvergne, y a sus dos mil quinientos habitantes, como muestra de agradecimiento porque hace ochenta años escondieron a su familia, permitiéndoles escapar a la persecución de los nazis.

Erich Arthur Schwam
Erich Arthur Schwam

Una historia emocionante que el programa «Enviado especial» de la televisión pública France 2, emitió este 29 de abril de 2021, con el título «Herencia: la fiesta en el pueblo».

En el momento en que tuvieron noticia de la herencia nadie en el pueblo recordaba a Erich Schwam, pero Denise Vallat, una historiadora de la región adjunta al alcalde del pueblo, ha conseguido encontrar algunos documentos que han permitido reconstruir una parte de su vida.

Fugitivos de Austria, Erich y sus padres estuvieron internados en un campo de refugiados del sur de Francia. En 1942, cuando iban a ser deportados a Auschwitz, gracias a la ayuda de una enfermera austriaca consiguieron pasar a la región de Auvergne, donde se refugiaron. Finalizada la Segunda Guerra mundial, Erich Schwan permaneció en Francia, trabajando en unos laboratorios farmacéuticos lioneses: «Muy discreto, viudo y sin hijos, nunca contó su historia a nadie».

La historiadora Denise Vallat ha identificado el lugar donde estuvo escondido durante varias semanas en 1943: un matrimonio perteneciente a la Resistencia, Hippolyte Exbraya y su esposa Fanny, acogieron a la familia Schwam, escondiéndola en su granero. La siguiente pista del ahora fallecido Erich es de cuando tenía doce años y, junto con otros niños judíos, estuvo internado en un colegio.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.