Víctimas de la violencia en México cuentan sus historias y ofrecen apoyo

Representantes de tres organizaciones civiles de Monterrey, Tijuana y Ciudad Juárez compartieron experiencias en el foro: “Historias de la frontera: La violencia en voz de sus protagonistas”, a través del colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos de Nuevo León (FUNDENL), Tijuana Segura para las Mujeres, y Salud y Bienestar Comunitario (SABIC).

Durante el encuentro, celebrado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García de la ciudad de Monterrey, los participantes expusieron el proceso de resiliencia que vivieron a consecuencia de los eventos violentos que ocurrieron en sus comunidades.

Mexico-violencia-muertos

Tras contar su historia, Francisco Lugo, del FUNDENL, ofreció apoyo y orientación a las personas que hubieran perdido a un integrante de su familia en situaciones de violencia. En su trabajo diario, Lugo promueve la participación ciudadana en una colonia donde los vecinos fueron víctimas de marginación, y los jóvenes se alistan en la policía, o se vuelven proveedores de drogas, para conseguir sustento económico.

“Aunque se generen programas de apoyo para las víctimas de la violencia y la delincuencia organizada en Monterrey, no van a funcionar, a menos que se promueva la participación de la gente y la unión de las organizaciones civiles”, comentó Lugo.

Por otra parte, Janeth Rosales beneficiaria del programa Tijuana Segura para las Mujeres, reflexionó sobre la importancia de fomentar la comunicación y convivencia familiar, con el objetivo de prevenir que los jóvenes se inserten en pandillas o células criminales, y que las adolescentes terminen embarazadas. También habló sobre cómo conseguir que los infantes crezcan con una formación más adecuada.

“Queremos apoyar a las mujeres, pero el principal problema para que ellas salgan adelante es el machismo que impera en Tijuana”, comentó Janeth Rosales. “Necesitamos que ellas aprendan a quererse y valorarse para que transmitan esos valores en sus parejas”.

Por último, Nohemí Corzo, coordinadora del Centro Comunitario Todos Unidos y terapeuta de salud alternativa, invitó a las personas de la tercera edad a sumarse a clases de manualidades para tener oportunidades de autoempleo. En México, muy pocas personas disponen de una jubilación que les permita, cuanto menos, comer. Se puede decir que, mientras tienen salud, pueden subsistir mediante trabajos sin remunerar en las cajas de los supermercados . Su tarea consiste en meter los productos de los clientes en bolsas, y su sueldo son las propinas que éstos les dan. Cuando enferman, sus ingresos desaparecen.

Junto con SABIC, Nohemí busca erradicar y prevenir la violencia, al impartir asesorías a otras familias. Reveló que buscan conformar una red de apoyo para las familias que trabajan en las maquiladoras y no tienen quién les cuide a sus niños; sin embargo la tramitología dificulta el proceso de apertura.

“La carencia económica en Ciudad Juárez impide que las familias salgan adelante: o comemos o reparamos los techos de nuestras casas en épocas de lluvia. La mayoría de los jóvenes, en lugar de estudiar, se apuntan a la delincuencia para ayudar a sus padres a solventar los gastos”, detalló Nohemí Corzo.

Por las peculiaridades de esta zona, se están activando diferentes programas en estas ciudades denominadas frontera, para mitigar y prevenir los altos índices de violencia y delincuencia. Las historias presentadas son tan frecuentes, que sólo cambian el nombre.; todo lo demás, se repite hasta el más mínimo detalle.

Quién es quién

Francisco Lugo. Un integrante de su familia desapareció a causa de la ola de violencia en el país, y a partir de ese momento cambió radicalmente su vida familiar, personal y laboral.

Janeth Rosales es una mujer que ha vivido en entornos violentos, tanto en su hogar de origen como en el que ella formó. Con su primera pareja reprodujo el círculo de la violencia.

Nohemí Corzo inició su vida con terribles problemas económicos. A los cuatro años se vio obligada a buscar el sustento diario para ella y su familia. Migró a Ciudad Juárez en busca de mejores oportunidades, sin embargo se enroló en la violencia de género, además de darse cuenta de las condiciones inhumanas de la maquila fronteriza.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.