Violencia contra periodistas impune en Georgia

Más de cuarenta periodistas fueron atacados físicamente y heridos este 5 de julio 2021 por manifestantes de extrema derecha cuando informaban sobre los eventos del Orgullo en Tiflis, Georgia, informan la Federación Internacional y Europea de Periodistas (FIP-EFJ) y la Asociación Independiente de Periodistas de Georgia (IAGJ).

Logo Georgia Pride
Logo Georgia Pride

Las organizaciones de periodistas han hecho una condena conjunta de los ataques violentos contra la prensa y la comunidad LGBTQ+, y han instado al Ministerio del Interior de Georgia que garantice que los responsables de estos ataques serán rápidamente identificados y procesados.

Los manifestantes anti-LGBT interrumpieron la «Marcha por la Dignidad» durante el Orgullo de Tiflis y atacaron a activistas y representantes de los medios de comunicación. Los periodistas que cubrían el evento fueron acosados, golpeados y sus equipos fueron robados y dañados.

Entre los periodistas heridos se encontraban el periodista de Radio Free Europe / Radio Liberty (RFE / RL) Tornike Mandaria, el periodista de noticias de Tabula Mako Jabua y el camarógrafo de Georgian Public Broadcasting (GPB) Ilia Tvaliashvili, actualmente en el hospital recibiendo tratamiento. También fueron atacados periodistas de TV Pirveli, Formula TV, Rustavi2tv, TV Imedi, Interpressnews y otros.

El Ministerio del Interior dijo que ha iniciado investigaciones sobre casos de injerencia en las actividades profesionales de los periodistas y la violencia.

Antes de la marcha, el primer ministro Irakli Garibashvili dijo que «no era razonable» organizar un evento de este tipo que podría conducir a una confrontación pública.

La marcha del Orgullo fue cancelada más tarde por activistas LGBT antes de que comenzara el evento.

Según Zviad Pochkhua, presidente de la IAGJ, la policía no ha brindado la protección adecuada a los trabajadores de los medios de comunicación: «Había motivos para temer que la situación empeorara ya que se habían hecho llamadas públicos a la violencia, incluso desde la Iglesia Ortodoxa de Georgia y la extrema derecha. Al ignorar los ataques a los medios de comunicación y no investigarlos, la policía los está alentando»

Añade que «hay una falta de presión internacional sobre las autoridades georgianas que les permite cerrar los ojos ante el empeoramiento del entorno mediático. Las organizaciones internacionales deben tener una reacción más fuerte ante esta realidad».

La directora de la EFJ, Renate Schroeder, dijo que «condenamos enérgicamente los actos despreciables, que requieren una respuesta enérgica del gobierno georgiano. Es deber de las autoridades proteger a los periodistas, su salud y su libertad de informar. Nos solidarizamos con cualquiera que ha sufrido ayer la violencia, los periodistas y la comunidad LGBTQ+».

El secretario general de la FIP, Anthony Bellanger, dijo a su vez que «estos ataques violentos, antes del desfile principal, perpetrados contra profesionales de los medios de comunicación y la comunidad LGTBQ+ son escandalosos y los responsables deben ser procesados. Georgia debe cumplir su compromiso con los valores democráticos garantizando que la libertad de la expresión sigue siendo uno de sus principios fundamentales».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.