Argelia: el periodista Ihsane El-Kadi seguirá en la cárcel

En Argelia, la confirmación de la prisión provisional contra Ihsane El-Kadi, propietario y periodista responsable de la publicación digital Mahgreb Émergent, ensombrece de nuevo la libertad de prensa en aquel país.

Al tiempo, tanto el sitio citado como Radio M, también propiedad de Ihsane El-Kadi, habían expresado sus dificultades para su recepción en gran parte del territorio argelino.

De acuerdo con testigos cercanos, el periodista habría recibido una llamada dos horas antes de ser detenido diciéndole que se presentara en una comisaría de inmediato, a lo que respondió que se encontraba a decenas de kilómetros del lugar indicado.

Según el testimonio de su familia, poco después de la medianoche del día 23 al 24 de diciembre, un grupo de seis policías que llegó a su casa en dos vehículos, detuvo a Ihsane El-Kadi y lo condujo desde su domicilio a un cuartel de la gendarmería en Ben Aknoun, un barrio situado en la parte alta de la capital argelina.

El mismo día 24 por la tarde fue transportado a la sede del grupo mediático Interface (Radio M y Mahgreb Émergent), en la plaza Maurice Audin situada en el centro de Argel, donde los periodistas de la redacción pudieron verlo esposado entre funcionarios policiales de la Dirección General Argelina de la Seguridad Interior (DGSI).

Durante un registro sumario, en el que los agentes de la DGSI no llegaron a mostrar orden judicial alguna, el equipamiento técnico de Interface fue precintado.

A posteriori, la justicia argelina ha confirmado la encarcelación provisional de El-Kadi basándose en una supuesta investigación sobre ingresos ilegales procedentes del extranjero y del interior de Argelia, así como en un presunto delito contra la seguridad del Estado argelino.

Desde hace tres años, El-Kadi ha sufrido otras detenciones y condenas, que empezaron en junio de 2021, cuando fue condenado a medio año de cárcel –sin que llegara a ser enviado a prisión– por un artículo sobre los islamistas y el Hirak (movimiento de demandas democráticas).

Sus abogados no pudieron asistirle adecuadamente y han denunciado en varias ocasiones indefensión y “violación del derecho a la defensa”.

En principio, la Constitución y las leyes de Argelia protegen las libertades de expresión y prensa, pero decenas de periodistas han sufrido detenciones y condenas con pretextos diversos: las acusaciones están prefabricadas y orientadas de modo que aluden siempre a otros supuestos delitos.

En declaraciones al diario británico The Guardian, su hija, Tin Hinane El-Kadi, residente en el Reino Unido, ha informado que durante el principio del arresto su padre estuvo en una celda sobrecargada de presos, entre los que había acusados de delitos violentos y asesinatos. Posteriormente, ha sido transferido a una celda menos poblada. No obstante, la prisión de El Harrach, en el extrarradio este de Argel, mantiene su estructura insalubre de tiempos de la colonización francesa y las celdas no tienen calefacción.

Durante la presidencia actual de Abdelmajid Tebboune (Abdelmayid Tebún), las restricciones al desarrollo libre de los medios han aumentado. Las autoridades utilizan pretextos financieros, los impuestos y el precio del papel de prensa como método corriente de acoso a la libertad de información. 

Manifestación de periodistas y empleados de los medios argelinos contra la multiplicación de las restricciones a la libertad de informar. Argel, 15 de abril de 2019 (Foto AFP).

La publicidad oficial se aleja de todos los medios que contengan la más mínima crítica al presidente Tebboune (Abdelmayid Tebún), a su entorno o a los más variopintos asuntos políticos, incluso a temas empresariales y relacionados con la exportación.

Algunas voces del periodismo argelino sugieren que las medidas contra los medios y los periodistas se han endurecido desde que empezaran la invasión rusa y la guerra de Ucrania.

La Unión Europea y las cancillerías occidentales evitan sus críticas potenciales a las autoridades de Argelia en este período de guerra en Ucrania, cuando Europa parece más dependiente que nunca del suministro de gas argelino.

En https://periodistas-es.com/ nos hemos referido antes a los casos del diario Liberté, definitivamente cerrado, y al de su competidor El Watan, que sigue apareciendo de manera muy precaria. Sus cuentas están bloqueadas por impago de préstamos e impuestos, mientras persiste la huelga indefinida de la mayor parte de su personal que no ha cobrado sus salarios desde hace casi un año.

Diversas organizaciones de periodistas, así como el premio Nobel de la Paz, Dimitri Muratov, han pedido la liberación de Ihasane El-Kadi, basada –dicen– en “motivos puramente políticos”.

Se calcula que en Argelia hay unos doscientos detenidos por supuestos delitos de manifestación y opinión. Entre ellos, hay decenas de periodistas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Fue colaborador del diario Hoy (Extremadura, España) en 1975/76. Trabajó en el Departamento Extranjero del Banco Hispano Americano (1972-1980). Hasta 1984, colaboró en varias publicaciones de información general. En Televisión Española (1984-2008), siete años como corresponsal de TVE en Francia. Cubrió la actualidad en diversos países europeos, así como varios conflictos internacionales (Argelia, Albania, Kosovo, India e Irlanda del Norte, sobre todo). En la Federación Internacional de Periodistas ha sido miembro del Presidium del Congreso de la FIP/IFJ (Moscú, 2007); Secretario General Adjunto (Bruselas, 2008-2010); consejero del Comité Director de la Federación Europea de Periodistas FEP/EFJ (2013-2016); y del Comité Ejecutivo de la FIP/IFJ (2010-2013 y 2016-2022). Doce años corresponsal del diario francófono belga "La Libre Belgique".

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.