Arte: Basilea en Madrid

El Reina Sofía expone parte del patrimonio del Kunstmuseum de Basilea aprovechando su cierre por obras de rehabilitación

cartel-Fuego-blancoAunque posee una de las colecciones más importantes de arte moderno y contemporáneo, el Kunstmuseum de la ciudad suiza de Basilea tiene una larga historia cuya génesis comienza en el siglo XVI, cuando Basilius Amerbach heredó las colecciones de arte de su padre y de su abuelo, que ordenó, clasificó y documentó cuidadosamente, y con las que fundó el Gabinete Amerbach. Su objetivo era exponerlas públicamente para que fuesen conocidas por los vecinos y visitantes de Basilea.

Entre los cuadros heredados ya estaba el retrato más conocido de Erasmo de Rotterdam, pintado por el artista basiliense Hans Holbein el joven, junto al que este mismo pintor hiciera de su padre Bonifacius Amerbach. Basilius adquirió nuevos cuadros entre 1562 y 1591 y aumentó la colección comprando los útiles de trabajo de los talleres de pintura que iban cerrando, así como las bibliotecas de los artistas (por cierto, durante los primeros años, los visitantes del Gabinete acudían atraídos más por los libros que por los cuadros expuestos en el local).

Basilea-Kunstmuseum-obras
Basilea: el Kunstmuseum en obras

 

Basilea es uno de los centros europeos con una más rica tradición cultural y artística. En 1782 había en la ciudad más de 50 colecciones privadas similares a la del Gabinete Amerbach, que por entonces había pasado a llamarse Hans zur Mücke, después de que en 1661 el Consejo de la ciudad decidiera comprarlo ante el interés de coleccionistas y marchantes por adquirir los cuadros de Amerbach.

El Gabinete fue el germen de lo que pasó a llamarse Colección Pública de Arte de la ciudad de Basilea, que en 1823 se trasladó a un nuevo edificio. Poco a poco se fueron ampliando los fondos de la colección con nuevas operaciones (como la fusión con el Museum Faesch) y donaciones (como el importante legado de Samuel Birmannn, en el que había 18 cuadros de Arnold Böcklin, un artista de la ciudad).

En el siglo XX, el crecimiento de la colección con obras de arte contemporáneo hizo necesaria la construcción en 1936 de una nueva sede para albergarla, la actual que ahora está en obras de remodelación. A lo largo del siglo el Kunstmuseum se fue haciendo con obras de los principales movimientos artísticos, que ahora se exponen en el Reina Sofía: expresionismo, cubismo, Bauhaus, surrealismo, constructivismo, abstracción, pop art…

Arte degenerado

Lovis Corinth (1858–1925); Ecce HomoEn 1937 el régimen nazi organizó en Munich una exposición con las obras que el nacionalsocialismo calificaba como “arte degenerado”, y de las que quería desprenderse (muchas fueron quemadas). Los responsables del museo de Basilea solicitaron un crédito especial al ayuntamiento de la ciudad y al parlamento cantonal con el que compraron a precios irrisorios más de 20 obras de aquella exposición. Así consiguieron cuadros tan valiosos como el “Ecce Homo” de Lovis Corinth, “La novia del viento” de Kokoschka, “La captura (el rabino)” de Marc Chagall, “Paisaje de ciénaga” de Emil Nolde, “Villa R” de Paul Klee, “Chicas en la ventana” y “Chicas en el balcón” de Georg Schrimpf o “Bodegón en el Calvario” de André Derain. Este histórico error de las autoridades del régimen de Adolf Hitler propició así un importante crecimiento de los fondos del Kunstmuseum, y no sólo de éste.

Donaciones y adquisiciones

El paso más importante para la ampliación de los fondos del museo se iba a producir con la donación de una parte de la colección del magnate Raoul La Roche: decenas de cuadros que colgaban en las paredes de su mansión Villa La Roche, que su amigo Le Corbusier había construido expresamente para albergarlos.

Marc Chagall (1887–1985); Der Jude in Rot; 1914En los años cincuenta y sesenta del siglo XX La Roche hizo al Kunstmueum, en varias tandas, una serie de préstamos y donaciones de pinturas y esculturas de autores como Picasso, Juan Gris, Braque, Léger… más de cien obras que convirtieron la colección cubista de esta pinacoteca en la más importante de Europa.

A esta donación se sumaron posteriormente las de Hans Grethe y Marguerite Arp-Hagenbach, esposa de Jean Arp y heredera de su legado, entre el que había obras de éste junto a las de artistas como Kandinski, Piet Mondrian, Moholy-Nagy, Joan Miró, Giacometti, Theo van Doesburg, Max Bill… Por su parte los legados de Karl Staechelin y Im Obersteg incluyen obras de artistas como Gauguin, Van Gogh, Renoir, Cézanne, Monet, Pisarro o Modigliani. En la cuarta planta del Reina Sofía se han reunido cuadros de algunos de estos artistas.

Para convertirse en uno de los más importantes museos de arte contemporáneo, le faltaban al Kunstmuseum obras de artistas norteamericanos del siglo XX. Es verdad que los cuadros de estos pintores que ahora alberga Basilea fue el producto de una inteligente política de adquisiciones, pero avalada por el sentido cultural que Suiza y sus instituciones han demostrado a lo largo de la historia.

Braque-Gueridon

Le Corbusier (Charles Edouard Jeanneret) (1887–1965); Composition à la lanterne et à la guitare; 1920

Pierre-Huygue-Mo

En 1959 la Compañía Nacional de Seguros suiza cumplía 75 años y para celebrarlo decidió proporcionar a los responsables del Kunstmuseum 100.000 francos suizos para adquirir cuadros de pintores norteamericanos. Gracias a esta operación llegaron a Basilea obras de Mark Rothko (“No1” y “No16 rojo, blanco, marrón”), Barnet Neuman (“White fire”: el cuadro que da nombre a esta exposición del Reina Sofía), Warhol (“Optical car crash”), Jasper Johns (“Bandera sobre banco con collage”, “Construcción con piano de juguete”), Donald Judd (“Seis cajas de chapa de acero laminado”) y otras de Cy Twombly, Rauschenberg, Jeff Wall o Frank Stella.

Algunos de estos cuadros cuelgan ahora del museo Reina Sofía de Madrid, en una exposición que se recordará durante muchos años. Y a partir de julio se añade “Nafea Faa Ipoipo” (¿Cuándo te casarás?), el cuadro de Gauguin vendido recientemente por 300 millones de dólares, el precio más alto de la historia pagado por una obra de arte.

  • TÍTULO. “Fuego blanco. La colección moderna del Kunstmuseum Basel”
  • LUGAR. Museo Reina Sofía. Madrid
  • FECHAS. Hasta el 14 de septiembre

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Periodista cultural Asignaturas: Información Cultural, Comunicación e Información Audiovisual y Fotografía informativa. Autor de "Qué es la fotografía" (Lunwerg), Periodismo Cultural (Síntesis. Madrid 2006), Cultura y TV. Una relación de conflicto (Gedisa. Barcelona, 2003) La mirada en el cristal. La información en TV (Fragua. Madrid, 2003) Perversiones televisivas (IORTV. Madrid, 1997). Investigación “La presencia de la cultura en los telediarios de la televisión pública de ámbito nacional durante el año 2006” (revista Sistema, enero 2008).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.