Economía: Montoro y BBVA, aviso a navegantes ante el populismo

El ministro de Hacienda y el presidente del BBVA forman un dúo contra las opciones populistas y cargan al Gobierno de Zapatero toda la culpa de la crisis y hasta del comienzo de la corrupción

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, no llegó tan eufórico al curso de verano que la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) organiza en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde hace dos años esparció optimismo y transitó con pecho henchido por la gestión económica del Gobierno de Mariano Rajoy.

Cristóbal Motoro
Cristóbal Motoro

El retraso de apenas un cuarto de hora en el comienzo del acto de inauguración, en el que impartió una conferencia, que podría haber sido casual, fue achacado a un retraso en su avión. La cosa es que uno de los directores del seminario, Miguel Ángel Noceda, dejó encima de la mesa la posibilidad de que el retraso fuese consecuencia de la huelga de los controladores aéreos.

La bajada de tono respecto a su presencia en el mismo foro en 2013, pese a mantener su firmeza en la defensa de la gestión gubernamental durante esta leguslatura, fue contrarrestada por la total coincidencia de planteamientos con el Gobierno que mostró, sin ningún tipo de tapujos, Francisco González, el presidente del BBVA, patrocinador del evento, que no sólo asintió ante numerosas afirmaciones del ministro, sino que se unió a Montoro en sus ataques al populismo, en clara referencias a una de las opciones políticas emergentes, Podemos, a la que nadie llegó a citar, y a la alabanza a la política económica del Ejecutivo.

De postre, además, las culpas fueron para el anterior Gobierno, el de José Luis Rodríguez Zapatero, cuna también de todas las corrupciones que ahora se conocen, según dejó sobre la mesa el presidente del BBVA al afirmar que “la corrupción se ha sembrado antes de la llegada de este Gobierno”, para abundar en sus consecuencias porque, a su juicio, “la ciudadanía percibe de manera muy aguda la corrupción”, lo que impide que se perciba la mejora económica.

Zapetero, por cierto, ese mismo que era presidente del Gobierno cuando España estaba en un “modelo insostenible” que devino en un “auténtico desastre”, porque vivíamos a finales de 2011 al borde del abismo, mientras que hoy lo hacemos en un “país en el que se está mirando el mundo”.

González señaló que “España es uno de los países que mejor ha hecho los deberes” y así se percibe, según aseguró, en el exterior y “es un modelo a seguir de cómo ha salido de esta crisis”, gracias al haber desarrollado “un proceso de reformas muy importantes”, como son la laboral, la Ley de estabilidad y sostenibilidad financiera y la reestructuración del sistema bancario, fundamentalmente las cajas de ahorro.

Francisco González y Miguel Ángel Noceda

Eso sí, reconoció, como hizo más tarde el ministro de Hacienda, que “los efectos de la crisis permanecen” pese a que la recuperación había llegado, siempre conforme a sus planteamientos.

Y sobre el populismo, en todo momento sin ponerle apellido alguno que le hiciera señalar con el dedo a Podemos, no era más, también, que la antesala de lo que iba a expresar Cristóbal Montoro después, ya que, para Francisco González, si bien la alternancia política per se es positiva, “el peligro más grande es el populismo” por sus promesas irrealizables y que atentan contra el sistema y las leyes, planteamiento al que son más receptivas “las personas que más han sufrido la crisis económica”.

Si para el máximo dirigente del BBVA “los populismos son un viaje a ninguna parte”, para el ministro de Hacienda quienes proponen retroceder sobre las reformas están poniendo en peligro el crecimiento económico y la creación de empleo.

En su opinión, es preciso diferenciar las ideologías del cumplimiento de las leyes porque no se trata de “una cuestión ideológica o política, es lo que hay”, ya que “salir de esta crisis no es un planteamiento ideológico sino de racionalidad económica”.

Después de la pasada campaña electoral, “es el momento –dijo- de que los nuevos gobernantes se sienten y aprendan las leyes que tienen que cumplir” sobre el control presupuestario y las medidas de transparencia, porque cualquier otro planteamiento pone en peligro perder la credibilidad ante los acreedores, porque no es posible realizar quitas de deuda, sino renegociar cómo se paga, en todo caso.

Para el ministro de Hacienda, “llega el momento del realismo y de atenerse a las leyes”, pese a reconocer que las apuestas por cambiar las leyes son legítimas, lo que, en todo caso, “es futuro”.

Para populismo, su mejor muestra, Grecia, cuya situación es para el presidente del BBVA consecuencia de una mala administración durante mucho tiempo de muchos gobiernos de todos los colores políticos, cosa que se pone de manifiesto en el hecho cierto, señaló, de que el país heleno está hoy “mucho peor que hace cinco meses” porque “el actual Gobierno no parece que esté facilitando una solución”.

Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo

A Grecia también se refirió el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, quien pasó por la sesión de tarde. Para el dirigente sindical, los griegos intentan “salir de la crisis de forma distinta”, una pretensión que se pretende “embarrancar para que otros pueblos de Europa no sigan su ejemplo”.

A su parecer, “es tan legítimo que gobiernen” los llamados populismos “que los que están ahora, aunque a mí no me gusten un pelo”, a los que culpó precisamente de la situación de crisis.

Para Fernández Toxo, el que se haya salido de la recesión no quiere decir que se haya salido de la crisis, lo que no sucederá, en su opinión, “hasta que la gente no recupere los estándares anteriores”.

En todo caso, señaló, la actualidad apunta a un modelo salarial y social asiático”, por lo que no se intenta “salir a la europea” de esta situación.

En la opinión del secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien intervino en la misma mesa que Fernández Toxo, es preciso analizar el fenómeno de los resultados electorales y rechazó que se le pueda echar la culpa de “la catástrofe” a los nuevos partido y situar su presencia sólo en los fenómenos de corrupción, cuando se trata de dejar como impolutas las políticas económicas.

En su criterio, “populismo es decir algo a sabiendas de que no se puede hacer”, por lo que “el ejemplo de populismo claro” es lo que hizo el PP en las elecciones generales de 2011, por lo que supuso que los populares aplicarán el término “con carácter retroactivo” y acusó a quien critica los partidos con este término de querer generar miedo, al tiempo que vaticinó que “puede generar el efecto contrario”.

El curso de la APIE en Santander trata sobre “El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis”, lema que no le resulta válido al presidente del BBVA, que mostró su “escepticismo” de que se pueda “dirigir, diseñar e implementar cualquier modelo de desarrollo concreto” por parte de un Gobierno, “ni siquiera por la sociedad”, por lo que prefiere hablar de “marco de crecimiento”, ya que “no podemos prever cómo será nuestro viaje pero sí prepararlo”.

Frente a ello, el dirigente de UGT se felicitó de la iniciativa de debatir sobre el modelo económico español, ante la ausencia de reflexión sobre cómo concebir la economía española de los próximos veinte o veinticinco años.

De cualquier forma, para Méndez “estamos ante una recuperación económica coyuntural”.

La siguiente jornada, la del martes, iba a ser el turno para las propuestas económicas del secretario general de PSOE, Pedro Sánchez, aunque al final será el secretario de Economía de la Ejecutiva federal socialista, Manuel de la Rocha Vázquez, el que acudirá a cerrar la sesión del día, lo que debilita la presencia de la oposición en el seminario de los periodistas económicos españoles y resta contrapeso a la presencia gubernamental en el mismo, protagonizado por los dos ministros del área económica de Mariano Rajoy.

Tras la presencia de Cristóbal Montoro, por la mañana. intervendrá otro de ellos, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, al igual que lo harán el vicepresidente de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi, y el director general de la Fundación Cotec para la innovación tecnológica, Jorge Barrero Fonticoba.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.