El Gobierno alemán investiga a dos periodistas por “traición”

1
26

La Federación Europea de Periodistas (FEP) ha instado al gobierno alemán a abandonar de inmediato una investigación iniciada contra dos periodistas, Andre Meister y Markus Beckedahl, por sospecha de traición.

Beckedahl-Meister

Según la información conocida por la FEP, Meister y Beckedahl están siendo investigados por “sospecha de traición” debido a dos artículos sobre la agencia de inteligencia nacional de Alemania, y si son declarados culpables, podrían enfrentar al menos una pena de prisión de un año.

El 25 de febrero y el 15 de abril de 2015, Netzpolitik.org publicó dos artículos sobre la base de los documentos confidenciales sobre el plan de la BfV para aumentar la vigilancia en las redes sociales en Alemania.

Mogens Blicher Bjerregård, presidente de la FEP, ha señalado que “la autoridad debe respetar los derechos de los periodistas para informar a los ciudadanos y para servir al interés público” alertando sobre “el abuso de la privacidad de los ciudadanos por la autoridad”.

La FEP sostiene que la investigación “ha enfurecido” a los periodistas y medios de comunicación en Alemania. Los afiliados de la FEP en Alemania, DJV (Deutsche Journalisten-Verband) y Dju en ver.di (Deutsche Journalistinnen- und Journalisten-Unión), condenaron la investigación. Ambas organizaciones señalan la investigación como un ataque a la libertad de prensa. Los medios alemanes dijeron que es la primera vez en más de 50 años que periodistas enfrentan cargos de traición.

La FEP junto con la Federación Internacional de Periodistas (FIP), ha presentado una denuncia por violación del estatuto de los medios de comunicación a la plataforma del Consejo de Europa sobre la protección de los periodistas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

1 Comentario

  1. No tengo la más mínima duda que todo el tráfico de Internet, redes sociales y et alt constituye un área de indagación y penetración de los sistemas de inteligencia de los estados y de las policías, etc. Alemania no puede ser la excepción. Me resulta cuasi-obvio. Nosotros mismos ayudamos en eso, cuando utilizamos diversos sistemas gratuitos de casillas electrónicas y por el estilo. Diría que casi cualquier sistema actual cotidiano es espiable sin gran dificultad. Entonces, para aquellos “que nada hacen y nada temen”, lo mejor es utilizar tales sistemas con discreción y tomando en cuenta que todo aquello que se “sube” a las redes, en las redes queda para siempre. Las redes sociales son altamente vulnerables y hasta sencillamente “gogleando” nos podemos encontrar con informaciones novedosas e impresionantes hasta…hasta de nosotros mismos. Algún día existirá algo así como la “arqueología informática o arqueología de lo digital”.
    Y a todos los sistemas de inteligencia, les molesta muchísimo ser “develados” o que alguien aparezca siendo más “inteligentes” que ellos, descubriéndoles el juego. Entonces, a los “develadores” hay que amedrentarlos. Ojalá que mis colegas alemanes, puedan salir sin problemas de este embrollo para ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.